Río Cuarto, al borde de los 300

En octubre se conocería si la fase 1 surtió efecto. Sin embargo, se dio un nuevo récord de contagios diarios en la ciudad. El primer día del regreso a la “nueva normalidad” llegó a 294 casos en una jornada que registró varios operativos policiales por reuniones sociales y una importante afluencia de gente en el microcentro. Ayer hubo un leve respiro: 210 casos nuevos.

Por Julieta Fernández
[email protected]

contagios
Juan Manuel Llamosas, Marcelo Ferrario y Diego Almada.

Los casos no bajan. La denominada curva “serrucho” sigue presente. Durante la fase 1 hubo días en los que se contaban entre 70 y 80 casos  diarios y otros en los que nos acercábamos a los 200. El sábado retornaron las actividades que habían sido habilitadas al 11 de septiembre. El preocupante número de contagios diarios y la apertura de la mayoría de las actividades protagonizaron la postal más crítica desde el inicio de la pandemia.

La razón a la que el Municipio adjudicarían este aumento de casos sería el incremento de testeos a partir de los programas Identificar (que llevaría más de 20.000 tests rápidos realizados en distintos puntos de la ciudad) y el procesamiento de muestras en la Universidad Nacional de Río Cuarto. Además, la Clínica del Sud  se sumó a la tarea del análisis de muestras y “se estima que llegarían a los 200 hisopados diarios con resultados en el día”, según manifestó el presidente de dicha institución, Juan José Bossio.

El último día de fase 1, el intendente Juan Manuel Llamosas agradeció públicamente a los vecinos que habían cumplido con las disposiciones municipales y pidió que se eviten las reuniones sociales y familiares. El día de ayer, el número de contagios rozaba los 4000 y ya serían más de 60 muertes las contabilizadas en la ciudad. No obstante, en declaraciones a FM Gospel, Llamosas optó por no dejar de lado los datos positivos y resaltó que ya había más de 2000 personas recuperadas en la ciudad y recordó el promedio de casos en las semanas precedentes: “Estamos teniendo más recuperados que contagios desde hace varios días. Llegamos a tener 140 casos en promedio hace unas semanas. Después fueron 98 y después 76”, señaló el intendente. 24 horas después, se contabilizaron casi 300 casos, los cuales seguramente impacten en el promedio de la semana que ayer culminó.

 

Infracciones y reproches

“Estamos preocupados y lamentablemente hay un poco de resignación”, señaló a Alfil un funcionario municipal, horas antes de la habilitación de distintos rubros como comercios, restaurantes, bares, gimnasios, natatorios y actividades deportivas individuales.

Ayer, la Unidad Departamental informó sobre 15 actas labradas en reuniones sociales en distintos puntos de la ciudad durante el día sábado. Esta información no pasó desapercibida para algunos dirigentes. El concejal oficialista, Armando Chiappe, retomó el dato de las autoridades policiales y expresó en su cuenta de Twitter: “En el transcurso de la noche y madrugada de la fecha se realizaron 15 constataciones de incumplimientos en domicilios particulares.

Más allá de la recomendación sanitaria, el mensaje de Chiappe apuntó a los concejales de la oposición que aseguraban que el municipio habría volcado toda la responsabilidad en los ciudadanos y “no se habría preparado durante los últimos 5 meses para tener el sistema sanitario en condiciones”.

El propio intendente también se había referido a la oposición en declaraciones periodísticas y aseguró que habían sido pocos los aportes de aquellos sectores para enfrentar la pandemia: “No analizaré lo que no nace de una voluntad propia. Así como destaco la predisposición de ex intendentes, en otros casos no se han sumado y los hemos convocado en varias oportunidades a los controles en las rutas, a la logística en el centro de salud o a la asistencia directa a las familias”, indicó Llamosas. Días previos, el concejal de Cambiemos, Carlos Ordóñez, se había animado a hablar de “plagios” de sus proyectos por parte del oficialismo. Entre ellos, citó el de los microcréditos para emprendedores que se enmarca en el programa “Río Cuarto Post Pandemia”.

Más allá de los cruces entre dirigentes, el dato duro y que aún preocupa a las autoridades sanitarias no solo tiene que ver con el número de contagios registrados el fin de semana sino con las reuniones sociales que se realizaron y que son una evidencia de irresponsabilidad de parte de un sector de la comunidad en el peor momento de la crisis sanitaria. “Preocupan los casos de personas, en su mayoría jóvenes, que resuelven vulnerar la cuarentena cuando aún son positivos de coronavirus”, afirmó el director del COE Regional, Diego Almada, al programa Poster Central.

 

Las peores noticias

La ciudad registraría más de 60 fallecidos y las unidades de terapia intensiva de las clínicas privadas están en su punto límite. Los profesionales lo han advertido durante las últimas semanas. El presidente de la Clínica Regional del Sud, Juan José Bossio, informó a partir de un video en redes sociales que habría más de 50 pacientes internados en esa institución y apuntó a aquellos sectores que comparan la enfermedad con la gripe común: “Dicen que por gripe común hay 600 mil muertes al año. No es comparable. En 81 años de la clínica, hemos pasado por epidemias y ciclos de enfermedades y nunca antes la terapia intensiva estuvo llena de pacientes con el mismo diagnóstico. Esto es mucho más complicado de lo que parece”, manifestó Bossio.

Por otra parte, además de la ocupación de camas críticas y las instituciones colmadas de pacientes, se puso de manifiesto la precarización laboral de los profesionales de la salud. Sobre todo los que pertenecen al ámbito público. La dirigente de la UCR, Viviana Pomiglio, emitió un mensaje en sus redes sociales en el que solicita que se le otorgue el bono de 5000 pesos a los trabajadores de la salud municipal: “Menos aplausos y más reivindicaciones. Los esenciales a los que salimos a aplaudir a las 20 hs y nos emocionaban con su entrega sin límites, también aquí en Río Cuarto, cayeron en la batalla”. Y agregó: “Ese correlato debiera corresponderse con una actitud de verdadero reconocimiento. Es totalmente injusto que el personal de salud de la Municipalidad afectado a la pandemia no perciba el bono de 5000 pesos como lo han hecho en otras ciudades del país”.

La noticia más conmovedora del fin de semana tiene que ver con el primer fallecimiento por covid-19 de un profesional médico de la ciudad. El doctor Roberto Angelino, médico terapista del Instituto Médico, se encontraba en Terapia Intensiva hace más de un mes. El profesional de 65 años se había contagiado en su actividad laboral y sus colegas le rindieron un homenaje con globos blancos afuera de la institución en la que desempeñaba su tarea. Horas antes, la ciudad llegaba a este número récord y la curva se resistía a aplanarse. El Municipio cruza los dedos al aguardo de un descenso en los números que se den a conocer a partir de octubre