Ruido en el oficialismo: habría cambios en el bloque de HpC

En el Panal se habla de que Francisco Fortuna dejaría la presidencia de la bancada y González podría reemplazarlo. Las razones.

Por Yanina Soria

Las cosas no marchan del todo bien hacia adentro del populoso bloque de Hacemos por Córdoba en la Legislatura. Que el oficialismo se haya quedado con 51 de las 70 bancas le allana el camino al Ejecutivo provincial, pero no significa que el funcionamiento interno sea menos complejo y más armonioso. Todo lo contrario, la convivencia de los distintos sectores que componen la mayoría oficialista demanda de un equilibrio permanente que no se estaría logrando.

Se sabía que uno de los principales desafíos era mantener la calma en una bancada compuesta por distintas vertientes del peronismo y también por las fuerzas que son socias de la alianza provincial; y que por eso el gobernador Juan Schiaretti había puesto al frente del bloque a un dialoguista como Francisco Fortuna quien junto al ya experimentado Oscar González serían los encargados de mantener el equilibrio intramuros.

Sin embargo, justamente allí residiría hoy el principal problema. Porque más allá de la buena relación que ambos caciques del peronismo mantienen, hay quienes aseguran que, en la práctica, González oficia de ordenador del bloque. Por eso, según indicaron a Alfil altas fuentes legislativas, sería inminente un cambio en las autoridades del bloque.

En el Panal se habla de que Fortuna dejaría de la presidencia y, en principio, González, también actual presidente provisional, lo reemplazaría.

Los problemas internos existen, pero por ahora la solución se maneja en el terreno de lo posible ya que el gobernador Juan Schiaretti aún no ordenó la rotación, aunque está al tanto de la situación.

Las principales quejas apuntan a que Fortuna no estaría cumpliendo con su rol de coordinador y articulador hacia adentro ni hacia afuera, mientras que varios legisladores le apuntaron también por problemas en la comunicación.

Las diferencias con el referente peronista de Oncativo no sólo surgen con el sector del albertismo cordobés desde donde se quejaron por su desempeño e incluso hubo fuertes discusiones con algunos de parlamentarios, sino también con el propio schiarettismo.

Lo sucedido con la reforma previsional cuando los socios minoritarios de Hacemos por Córdoba no acompañaron el proyecto del Ejecutivo, fue uno de los primeros achaques que le hicieron al actual presidente de la bancada. Además de que la pandemia desdibujó de por sí la actividad legislativa, Fortuna debió ausentarse (presencialmente) un tiempo para cumplir cuarentena.

Lo cierto es que las fuentes consultadas aseguran que desde el Panal están demandando un presidente de bloque con otro perfil, más ágil y cohesionador.

En ese sentido, el nombre de González comienza a tallar por ser un conocedor del terreno político legislativo y por mantener aceitada no sólo las relaciones hacia dentro de la bancada sino también con gran parte de la oposición.

Es que más allá de las fricciones o roces domésticos que puedan surgir por el funcionamiento legislativo, en el Centro Cívico consideran necesario mantener la unión interna de cara al año electivo que se viene.

Y allí también, el presidente provisional suma un plus por su actual rol como titular interino del PJ Córdoba y por ser uno de los interlocutores del schiarettismo con el albertismo cordobés.

Vale recordar que en el bloque unos 11 legisladores responden políticamente al senador Carlos Caserio, hoy enfrentado con el gobernador Juan Schiaretti. En el peronismo quieren evitar que, cualquiera sea el desenlace de las negociaciones por la unidad con el Frente de Todos, se termine partiendo la bancada mayoritaria.

Lo cierto es que si bien por ahora esta tensión interna en el bloque de Hacemos por Córdoba se mantiene sin generar revuelo público, en el schiarettismo anticipan que los cambios serían inminentes.