PJ Capital: con la interna congelada, Vigo delinea nueva conducción

La diputada nacional sostuvo el lunes una reunión con referentes de la ciudad para empezar a delinear la nueva conducción del PJ capitalino. Mientras, las tratativas por la interna siguen atascadas precisamente porque el oficialismo no quiere conceder un reparto 70/30 también en la capital.

Por Felipe Osman

La extenuante situación sanitaria había dejado al menos una certeza para el PJ: las circunstancias no estaban dadas para llevar adelante una interna en la que confrontaran los dos grandes polos de poder en los que hoy se divide el partido, el primero de ellos alineado detrás del gobernador Juan Schiaretti, y el segundo encolumnado detrás del senador nacional Carlos Caserio.

En ese escenario las tratativas marchaban relativamente bien, bajo el convencimiento de ambos sectores de que maximizar esfuerzos para construir una lista de unidad era indispensable. Hasta habían llegado a número para el reparto: 70/30.

Pero todo esto se atascó la semana pasada, cuando el oficialismo aclaró que sólo estaba dispuesto a dividir en esa proporción en el interior provincial, y que en la capital la cuota de poder que cedería sería significativamente menor.

Al otro lado de la mesa el “albertismo” resintió la decisión, y algunos de sus dirigentes señalaron que, de momento, las negociaciones con el Centro Cívico están “rotas”. (La importancia del reparto en la capital no es menor. Allí se definen muchos cargos, entre congresales provinciales y nacionales, amén de las autoridades de cada seccional).

Sin embargo el schiarettismo no pareció preocuparse demasiado, y en una reunión que tuvo lugar el pasado lunes entre la diputada nacional Alejandra Vigo y dirigentes de la ciudad empezó a bosquejarse la nueva conducción del PJ Capital.

Aunque no hay certezas, todas las versiones dan por sentado que el intendente Martín Llaryora será quien presida el partido en la ciudad, haciendo honor a aquella máxima no escrita del peronismo que dicta que quién tiene el poder controla el partido.

En cuanto a las seccionales, Vigo iniciará una serie de reuniones que a lo largo de la semana tendrán por objeto empezar a definir quienes se harán con la presidencia de cada una de ellas, quien será el consejero uninominal en cada caso y cómo se repartirán el resto de los cargos.

Más allá de la información que en el curso de los próximos días pudiera modificarlo, la foto de hoy muestra el siguiente escenario.

En el caso de las seccionales 1ra, 2da y 3ra, actualmente presididas por Alejandro Girón, Jorge Tusci y Marcos Vázquez, el edil llaryorista seguiría al frente de la 3ra, mientras que en las seccionales 1ra y 2da será decisiva la palabra de la diputada nacional Claudia Martínez y el legislador provincial Juan Manuel Cid, referentes de peso dentro del oficialismo provincial que encuentran en el centro de la capital su base territorial.

Al frente de la seccional 4ta su actual presidenta, Cristina Pereyra, contaría con los respaldos necesarios para continuar en el puesto, mientras que en la seccional 5ta Noemí Gallo sería reemplazada por la concejal Natalia Quiñonez, firmemente afincada en el viguismo.

En la seccional 6ta, que al día de hoy preside Raúl La Cava, sería factible que volviera Ana María Papa (su madre), quien ya la presidió en el pasado, o algún dirigente de estrecha confianza del secretario de Políticas Sociales. La razón del movimiento: las grandes probabilidades de que el funcionario, que día a día gana más peso en el equipo de gobierno de Martín Llaryora, deba asumir algún cargo partidario diferente.

En la 7ma, Sebastián Baigorri atravesaría algunos cuestionamientos, y ni su continuidad ni su hipotética salida se dan por sentadas.

En la 8va Augusto Cámara contaría con todo el respaldo necesario para seguir presidiendo, y en la 9na Mario López Amaya correría la misma suerte, pero allí tendrá peso la palabra de Marcelo Rodio y Juan Manuel Rufeíl, que podrían -llegado el caso- apoyar a Ariel Ramos, quien también está interesado en presidir la 9na.

En la 10ma, el edil Diego Casado parece estar firmemente asentado y nada señala que su continuidad pudiera correr algún riesgo.

La 11ra es una de las seccionales más disputadas. Actualmente es presidida por el legislador provincial Walter “Tom” Ramallo, también es pretendida por Mario Di Francesca (uninominal de la seccional) y Daniel Russo, actual director del CPC Ruta 20.

Al frente de la 12da seguirá el concejal Pablo Ovejeros, de estrecha relación con la primera dama provincial. Y de no hacerlo, sería el quien unja a un sucesor.

En la 13ra el edil Martín Córdoba cosecharía todos los avales necesarios para seguir al mando de la seccional, y en la 14ta Carlos Mercado estaría en una situación similar.