Enroque corto en Río Cuarto

Por Julieta Fernández
[email protected]

 

Articulación Llamosas – Rins

El regreso a fase 1 después de un importante brote de casos en la ciudad parecía una decisión inminente en materia sanitaria. Sin embargo, algunos sectores insisten en las consecuencias económicas de la medida. Uno de los puntos del reclamo de comercios y pymes señalaba que las facturas de los servicios siguen llegando y los intereses por pago fuera de término siguen corriendo. A partir de las gestiones del defensor del pueblo, Ismael Rins, el intendente Llamosas le pidió a la empresa EPEC que no cobre los intereses correspondientes al período que comprende la fase 1. La periodista recibió un mensaje de un informante.

Informante: EPEC no cobraría los intereses de las facturas que vencen en la fase 1, ¿Qué tal?

Periodista: Una buena entre tantas malas, ¿Cómo se llegó a eso?

I: Rins le habría pedido al Municipio que haga las gestiones pertinentes. Me parece que es una medida acertada aunque por supuesto hay otros impuestos que siguen llegando y no correrán la misma suerte.

P: Había mucho malestar de parte de algunos usuarios porque no están abiertos ni los bancos ni los centros de cobro.

I: Incluso los kioscos que tenían anexos de cobro no tienen permitido hacer esas gestiones. Solo pueden vender artículos esenciales. Hay mucha gente que no está bancarizada y esto les dificulta mucho las cosas.

P: ¿Qué ocurrirá si la fase 1 se extiende? ¿Se prorrogaría el período en el que EPEC no cobre intereses?

I: Supongo que sí. Un comerciante me dijo algo que me dejó pensando: “Cuando la dirigencia política quiere, hace las gestiones pertinentes”. Pienso en las manifestaciones de los autoconvocados que hace meses que piden la rebaja de las tarifas. Los pedidos no llegaron más allá de las mesas de entrada. Imagine lo que se podría lograr si siempre se gestionaran esos reclamos ante quien corresponde.

P: Creo que eso no necesariamente garantizaría resultados…

I: Pero al menos lo intentarían.

 

 

Cuestión de formas

¿Qué ocurrirá con la fase 1 después del 22 de septiembre? ¿Se extenderá o habrá flexibilizaciones? ¿Cuándo y cómo se comunicará? La periodista dialogó con un funcionario municipal al respecto.

Periodista: ¿Y? ¿Se anima a comentar qué podría pasar después del 22?

Funcionario Municipal: Eso se tendrá que evaluar. Quedan cuatro días aún…

P: Pero más allá de eso, no debe ser simple saber cuándo comunicarlo.

F M: Creo que siempre va a haber enojos. Independientemente de la decisión que se tome.

P: Si llega a haber flexibilizaciones, ¿Temen que haya relajamiento ni bien se comunique? El día de la primavera debe ser una preocupación.

F M: No sé si el “cuándo” importa tanto. Aunque entiendo a lo que apunta. Me parece que el “cómo” va a ser más importante.

P: Se comentaba por lo bajo que podrían flexibilizarse algunos pocos rubros y que podría haber una “salida paulatina” de la fase 1.

F M: No sabría responderle pero creo que es probable que la salida de la fase 1 sea gradual. De todos modos, no soy infectólogo y solo le digo mi parecer. Tómelo con pinzas (Risas).

 

 

La cárcel de la pena

Familiares de internos del Servicio Penitenciario local se reunieron con autoridades para plantear su reclamo sobre las condiciones sanitarias de la cárcel. Con más de 50 casos positivos de covid-19, los manifestantes plantearon su preocupación a las autoridades presentes, entre las cuales se encontraba el delegado del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Gustavo Ávila y la subsecretaria de Derechos Humanos a nivel municipal, Daniela Miranda. La periodista recibió el llamado de un familiar de un interno.

Familiar: Recién termina la mesa de diálogo…

Periodista: ¿Qué les dijeron?

F: Sinceramente, no salí satisfecho. Esperaba algo concreto, una solución rápida. Es lo que les veníamos pidiendo. Que nos reciban el petitorio y que se actúe rápido. El virus se está dispersando cada vez más.

P: ¿Hay contagios en otros pabellones además del número 8?

F: El problema es que no se estaría hisopando a gente de otros pabellones. Por eso muchos no lo saben pero tienen todos los síntomas. Hasta donde supimos, habían trasladado al menos a cuatro internos al hospital y seguirían internados, aunque no se sabe aún si tienen coronavirus.

P: ¿Hubo alguna autoridad del servicio penitenciario?

F: Sí. El subdirector y un médico. Recuerde que el director renunció después de que se conocieron los primeros casos de covid-19 que justamente venían del personal que trabaja allí. Y más después de que se comentó que habrían participado de una fiesta, lo cual no estaba permitido.

P: En concreto, ¿Cómo seguirá esto?

F: Nosotros queremos respuestas rápidas porque el virus no da tregua y se dispersa. Palabras más, palabras menos, nos dieron a entender que no habría presupuesto para que se hisope al resto de los internos así que debe haber algunos cuántos con covid-19 pero lamentablemente lo van a saber.

P: ¿Ustedes se volverán a manifestar en el Centro Cívico?

F: Si esto sigue así, no tenga dudas.

 

 

El mensaje de Lousteau

Entre los varios mensajes de dirigentes políticos locales que deseaban una pronta recuperación al candidato radical Gabriel Abrile, se destacó el del senador de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau. “Fuerza Gabi, te necesitamos y te esperamos” fue la frase que encabezó un hilo de imágenes e inclusive un video del candidato jugando al fútbol. El mensaje fue replicado por militantes y dirigentes radicales de Río Cuarto. La periodista recibió un mensaje de un community manager.

Community manager: Mire esto. Lo acaba de twittear Lousteau.

Periodista: Mire usted. No lo hacía cercano al doctor Abrile…

C M: Quizás se conozcan. No se olvide que se decía que Abrile habría viajado a Buenos Aires en el verano cuando la campaña electoral apenas asomaba. Seguramente tuvo reuniones con dirigentes de Juntos por el Cambio y probablemente de ahí conozca al senador.

P: Hace pocos minutos que twitteó y ya tiene bastantes repercusiones.

C M: Creo que casi todos los radicales twitteros lo replicaron.

 

 

Renuncias en Hospital

La demanda de personal de salud aumenta cada vez más en el Hospital San Antonio de Padua. No obstante, las malas condiciones laborales y principalmente salariales harían que los nuevos profesionales renuncien a los pocos días. La cronista se encontró con una dirigente gremial que le comentó la situación del personal de salud en el ámbito público.

Periodista: ¿Cómo le va? ¿Cómo están en el Hospital?

Dirigente gremial: Desbordados, ya se imaginará. Muchos compañeros cubriendo guardias constantemente y hay días en que tenemos algunas camas liberadas pero a veces estamos casi al límite. Esto no es moco de pavo.

P: Estaban solicitando refuerzos de personal, ¿Se incorporó nueva gente?

D G: Sí pero así como entraron, se fueron.

P: ¿Cómo es eso?

D G: Lamentablemente les ofrecían ser monotributistas y a los médicos no les daban más de 35 mil pesos por 35 horas semanales y a los enfermeros, 25 mil pesos por 40 horas semanales. Es muy difícil que alguien quiera trabajar en esas condiciones y más estando tan expuestos.