Camas críticas, la principal preocupación de los intendentes

En el interior el sistema sanitario está funcionando al límite. Los jefes comunales piden una reorganización con afectación exclusiva de Covid 19 por parte de los hospitales provinciales.

La luz amarilla ya se encendió en la Provincia. Si bien las autoridades aseguran que, por ahora, el sistema sanitario en Córdoba está dando respuestas frente al agravamiento de la pandemia, también alertan sobre un factor determinante que ya comienza a preocupar: el nivel de ocupación de las camas críticas.

Hasta ayer, se informó que unas 1.151 personas estaban internadas en unidades críticas para adultos (Covid-19/no Covid-19), lo que representa un 47,2 % del total disponible entre el sector público y privado.

Si bien según los datos del ministerio de Salud de la Nación, Córdoba es el segundo distrito del país con mayor cantidad de camas críticas, el nivel de internación se incrementó y las proyecciones anticipan una curva que va en ascenso con nuevos picos que superan los 700 casos nuevos cada 24 horas.

Frente a este diagnóstico, el ala sanitaria del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) sigue sosteniendo una medida que los funcionarios políticos consideran extrema e inaplicable a esta altura: la vuelta a la cuarentena más estricta.

Las diferencias de criterio sobre cuál receta seguir ante un cuadro epidemiológico que se agudiza con el correr de los días son discutidas con regularidad en la mesa interdisciplinaria. Se sabe que el gobernador Juan Schiaretti no contempla un retroceso como salida posible pero en el Panal tampoco descartan implementar algún medida intermedia que, sin frenar la producción, permita reducir la circulación. Las autoridades saben que, después de seis meses, una medida estricta tendría bajo nivel de acatamiento, en cambio, un alto rechazo social.

Lo cierto es que, en este momento, la poca disponibilidad de camas en el interior provincial es una de las principales preocupaciones de los intendentes que ya están planteando y evaluando algunas medidas para evitar colapsos.

Entre ellos, el radical Marcos Ferrer quien en las últimas horas advirtió que en Río Tercero “solo queda una cama disponible en terapia intensiva en la ciudad para pacientes con coronavirus”. El intendente radical que se encuentra cumpliendo un aislamiento preventivo, evalúa nuevas medidas frente a la situación local y a los problemas que ya comienza a generar un sistema de salud local que está funcionando al límite.

Frente a la imposibilidad de trasladar a pacientes al polo sanitario de la capital cordobesa, donde se concentra la mayor cantidad de camas disponibles, comienzan a surgir planteos de los jefes comunales que piden reorganizar el sistema sanitario Covid-19 en el interior.

Entre las sugerencias, está la de afectar los hospitales que dependen de la Provincia sólo a pacientes con coronavirus y derivar el resto de los pacientes sin esa afección al sector privado.

Por otro lado, tal como propusieron algunos intendentes del departamento Colón junto al COE regional, comienzan a surgir nuevos alojamientos alternativos para personas que necesiten estar aisladas.

Hace unos días, Luis Picat (Jesús María), Gustavo Brandán (Colonia Caroya) y Carlos Ciprian (Sinsacate) avanzaron con la puesta en marcha de un centro de internación intermedia para liberar camas de internación en el Hospital Regional Vicente Agüero, el único centro Covid en el norte provincial. De hecho, el director del nosocomio, Ricardo Zoldano, informó a medios locales que allí quedaban disponibles sólo dos camas de terapia intensiva.

Por su parte, el sur provincial es la zona que más preocupa en este momento a la Provincia. La ciudad de Río Cuarto que está en fase 1 desde la semana pasada, no logra controlar el nivel de contagios y allí desembarcaron las principales autoridades de Salud de Córdoba que trabajan junto a la municipalidad de Juan Manuel Llamosas para controlar el brote.

Además, desde la ciudad del sur advirtieron que frente a un colapso del sistema sanitario habrá derivación de pacientes para la ciudad d Córdoba y Villa María.