UCR-PBA también suspende la interna y peligra la de Córdoba

El duelo Abad versus Posse quedó postergado sin fecha. La noticia podría acelerar la decisión en la provincia.

Por Alejandro Moreno

El radicalismo bonaerense resolvió suspender las elecciones internas que estaban previstas para el domingo 11 de octubre, como consecuencia de la continuidad de la cuarentena. La decisión se suma a la tomada en otros distritos, como CABA y Entre Ríos, y podría apurar la postergación de la interna en Córdoba.

El diputado provincial Maximiliano Abad, quien iba a competir con el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, por la presidencia de la UCR bonaerense, anunció ayer, en una carta a los militantes que difundió el diario La Nación, que “ante las dificultades originadas en la situación epidemiológica y sanitaria de la provincia de Buenos Aires, resulta evidente que estamos ante un escenario incierto para concretar las elecciones en la fecha establecida”.

Abad representa al oficialismo partidario, el sector más entusiasta por votar, mientras que el bando de Posse insistía con que debían postergarse las elecciones tal como lo había resuelto la UCR de CABA. El propio Martín Lousteau apoyaba abiertamente la suspensión de los comicios.

La decisión se tomó tres días después del cierre de listas, probablemente un paso que querían dar para que cuando se convoque nuevamente ya esté completo ese capítulo clave.
De acuerdo con lo que citó el diario porteño, dirigentes de Posse afirmaron que “se acordó la convocatoria al plenario provincial para definir una nueva fecha. En este contexto de pandemia las elecciones no se pueden hacer”.

Por la mañana, Posse había manifestado en América TV que las elecciones partidarias “no se pueden hacer en octubre, se deben realizar después de la pandemia”, lo que prácticamente significa trasladarlas para el 2021, un año que ya tiene en el calendario las PASO y las elecciones legislativas nacionales.

“No queremos quedar como tontos y decir que vamos a hacer las internas el 11 de octubre en el medio una pandemia: descartamos que eso se pueda realizar y por eso esta semana tiene que haber una reunión de apoderados de las listas para que se fije una fecha”, dijo Posse.

El intendente de San Isidro sostuvo que “la interna radical hoy es la prioridad número 400” de los bonaerenses, y señaló que “una cosa es abrir los gimnasios, las industrias y los comercios” para recuperar la actividad económica, pero otra muy distinta “es la realización de una interna en medio de todo esto que estamos viviendo”.

Horas antes, el actual presidente de la UCR bonaerense, Daniel Salvador, difundió un comunicado en el que expresó que “resulta evidente que estamos ante un escenario incierto para concretar las elecciones en la fecha establecida”.

En la carta, llamó a reuniones con los apoderados de las listas “para luego tomar una decisión institucional en el ámbito del plenario provincial del radicalismo”. Salvador recordó que varios países han “reprogramado la fecha de sus elecciones”.

“Debemos tener en cuenta que a diferencia de las etapas anteriores del cronograma, la jornada electoral es de carácter presencial, requiere de esa vitalidad extraordinaria que nos permite elegir democráticamente nuestras autoridades en cada centro de votación, como lo hemos hecho en los más de 120 años de vida de la UCR”, indicó.

¿Córdoba?

Desde el Comité Central de la UCR cordobesa ayer tomaron apuntes de la noticia pero oficialmente no confirmaron ni descartaron la interna programada para el domingo 6 de diciembre. De todos modos, parece ir cayéndose la posibilidad de votar ese día.

El presidente del Comité, Ramón Mestre, está a la espera de la respuesta del COE (Centro de Operaciones de Emergencia) a la carta que le envió preguntándole por las condiciones para realizar las elecciones internas.