Panal refuerza modo aperturista: alzan cordones en el interior

Preocupación por el impacto del hastío social en la imagen del Gobierno. En una nueva ronda de recomendaciones, el COE levanta técnicamente cordones sanitarios en distintas localidades.

Yanina Soria
[email protected]

Sin pausa y a un ritmo acelerado de contagios y muertes, la expansión del virus en Córdoba sigue preocupando a las autoridades de Salud.

La imposibilidad de dar certezas respecto a cuándo llegará lo peor del coronavirus, después de seis meses, comienza a repercutir fuerte en términos políticos sobre el gobierno de Juan Schiaretti.

El Panal tiene números que no son les son alentadores. El cansancio y hastío social frente a las restricciones aún vigentes marcan un deterioro o caída en la imagen del oficialismo. Una tendencia que, a rigor de verdad, es extensible a todos los que tienen responsabilidad de gestión.

De allí que, desde algunas hace semanas, la mayoría de los intendentes y jefes comunales de Córdoba, muchos presionados por sus propios vecinos, optaron por desoír las recomendaciones -casi siempre restrictivas- del Centro de Operaciones de Emergencias (CPE) y definir sus estrategias locales. Que, por lo general, redundan en mayores concesiones.

Los gobiernos del interior vienen reclamándole a la Provincia mayor autonomía para manejar realidades sociales y epidemiológicas muy dispares según cada región.

Lo cierto es que, con los plazos corridos, sin un horizonte claro sobre el final de la pandemia y frente a la percepción que tienen los cordobeses de que, pese al esquema de habilitaciones, aún pesa una cuarentena estricta en la provincia, en el Panal hablan de la necesidad de reforzar el discurso aperturista.

El objetivo es intentar mostrar un retorno a la (mayor) normalidad posible en Córdoba pese al cuadro sanitario complejo actual.

Claro que, la postura de los sanitaristas y, por ende, sus recomendaciones al poder Ejecutivo, transitan por un carril cada vez más distinto a la visión política. En la mesa interdisciplinaria que interviene en la estrategia frente al Covid-19 las diferencias entre un sector y el otro, se acrecientan y la mirada restrictiva vs. una postura más aperturista, genera intercambios de opiniones todo el tiempo.

En el gobierno consideran que la flexibilización de casi el 95 por ciento de las actividades no es suficiente y asumen que los cordobeses aún creen que pesan sobre ellos fuertes restricciones. Por eso, desde hoy se modificarán algunas pautas con intenciones de oxigenar un poco a la administración provincial frente al manejo del coronavirus.

Por empezar, al cumplirse nuevos plazos sobre los cordones sanitarios vigentes en distintas localidades del interior con casos activos, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) central resolvió levantar técnicamente esas medidas en muchas jurisdicciones.

Así, por ejemplo, a las intendencias de Oncativo, Marcos Juárez, Río Tercero, Vicuña Mackenna, Lavalle y Embalse, el COE envió resoluciones de “cordón sanitario restringido con vigilancia activa del centro de salud”. En la práctica, significa levantar las medidas restrictivas que pesaban sobre cada una de las localidades, más allá de que las autoridades sanitarias insistirán, en algunos casos por tercera vez consecutiva, con la idea de limitar algunas actividades y sugerir el esquema restrictivo entre las 19 y las 6 horas. Esa sugerencia, por ejemplo, volvió a pesar sobre la ciudad de Carlos Paz, Alta Gracia, Jesús María y Totoral.

En cambio, en otros distritos con focos activos y situaciones epidemiológicas más agudas, el COE prolongará los cordones estrictos, aunque con ciertas flexibilizaciones. Tal es el caso de Despeñaderos, General Cabrera, General Moldes, Bulnes, General Deheza, entre otros.

Pocas ciudades, optaron por volver a “fase 1”. La más representativa y la que más preocupa en la Provincia, es Río Cuarto. Por primera vez, este fin de semana la ciudad alterna superó en casos de contagiados a la capital cordobesa que registró 130 positivos nuevos, sobre 199 en la localidad que conduce Juan Manuel Llamosas.

Vale recordar que allí se vive una situación de más particular, ya que el 29 de noviembre deberían celebrarse las elecciones municipales. A este ritmo de contagios, hoy esa nueva fecha está puesta en dudas.