Enroque Corto en Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Julieta Fernández

 

Las reglas del country

Alfil se viene encontrando con más pruebas que acreditan la hipótesis sobre el indebido comportamiento social en los barrios cerrados, justo cuando la sociedad demanda un mayor compromiso. La privacidad que ofrecen los muros que rodean a los countries dotan a sus vecinos de una idiosincrasia particular, convirtiéndolos en un sector que tiene sus propias reglas, diferentes a las del resto.

Mientras caminaba hacia su casa, el periodista se cruzó con un reconocido abogado de la ciudad, quien le manifestó su interés por una nota que días atrás había publicado.

Abogado: ¿Cómo le va? Quería felicitarlo por su comentario sobre los countries y la falta de empatía que demuestran.

Periodista: ¡Muchas gracias! Pero solo se puso en escrito una situación que muchos conocen. Nos llegan muchas historias.

A: Entonces le aporto una. ¿Vio que en estos barrios cuentan con seguridad privada? Bueno, también contratan a personal policial para que hagan adicionales allí. La cosa es que últimamente han cambiado mucho de agentes. ¿Sabe usted por qué?

P: No, pero me imagino por donde va. ¿Tiene que ver con el cumplimiento de las medidas preventivas?

A: ¡Exacto! Resulta que un policía intentó cumplir con su deber, solicitándole a unos vecinos del lugar que suspendan una reunión social, una juntada que se desarrollaba dentro del barrio cerrado. ¿Sabe que ocurrió? Al día siguiente llamaron a otro agente. Se ve que no querían policías responsables con su función.

P: ¡Ah, no puede ser! ¿Cómo es esto?

A: Básicamente, quieren que la seguridad actúe a la medida de sus necesidades, para poder reunirse por fuera de la ley. ¡Si para eso les pagan! (risas)

 

 

 

Tramposos de siempre

Ya pasaron las primeras 48 horas del retorno a Fase 1 que se extenderá hasta el 22 de septiembre. Los controles de la Municipalidad se enfocaron en mantener el estricto cumplimiento del aislamiento obligatorio, pero algunos sectores demostraron que no iban a dejar de trabajar a pesar de las prohibiciones. Es el caso de algunos comerciantes que abrieron las puertas de sus locales y fueron notificados por las autoridades de Control municipal.

Pinturerías, corralones, lavadero de autos, algunos de los rubros que buscaron esquivarle a la Fase 1. Uno de los casos particulares se dio con los negocios de venta de telefonía móvil, que decidieron abrir sus puertas aduciendo una singular explicación. En medio de un operativo, el periodista le consultaba al agente de control municipal sobre el contacto con los empresarios de este rubro.

Periodista: ¿Cómo vienen los comerciantes? ¿Cumpliendo?

Agente de Control: La mayoría sí, aunque siempre hay uno que te la quiere hacer difícil.

P: ¿Cómo cuáles?

A.C: Y, hay varios, pero hoy tuvimos problemas con los negocios que venden celulares, las empresas de telefonía más particularmente. Encima te ponen excusas.

P: ¿Por qué se resisten al cierre?

A.C: Se quieren pasar de vivos y dicen que ellos están considerados como servicio esencial, que son parte de las actividades permitidas por ser empresa de telecomunicaciones, internet fijo y móvil y servicios digitales. Pero eso queda para los técnicos, no para el sector de ventas. Le quieren buscar la vuelta para abrir a toda costa.

P: ¿Y qué ocurre con el resto de los comercios? He visto por ahí alguna polémica por la venta online…

A.C: Así es. Hay locales de ropa que publicitan en sus redes sociales que continúan con ese tipo de venta, pero eso implica que alguien tiene que asistir al lugar de trabajo a preparar los pedidos y hacer el envío o entregarlo a su comprador. Eso se sale totalmente del aislamiento que plantea esta Fase 1. Deben entender que esta medida es inflexible y que no está permitida la actividad comercial.

 

 

Escudero va a fondo

El decreto municipal de la localidad de Las Higueras dio mucho de qué hablar durante el fin de semana. El artículo que suscitó la polémica señala que se limitarían las actividades esenciales. La confusión se hizo presente ya que nunca hubo una disposición a nivel nacional o provincial que afectara dichos rubros. La periodista recibió un mensaje de un informante de la localidad vecina, quien aseguró que el malestar habría llegado hasta el Palacio de Mójica.

Periodista: ¿Cómo están las cosas por allá? ¿Están en fase uno o no?

Informante: Hay mucha confusión. Se decía que, después del decreto de Río Cuarto, la localidad iba a adherir a la fase 1. De hecho, el propio Alberto Escudero dijo en conferencia de prensa del pasado jueves que “creería” que iban a adherir. Y mucha gente después se desayunó con esto.

P: ¿A qué se debe? ¿Por qué cree que Escudero limitaría las actividades esenciales?

I: Imposible que yo le responda esa pregunta. La información que me ha llegado es que habría cierto enojo en la Municipalidad de Río Cuarto porque todo indicaba que iríamos a fase uno y después nos enteramos que no solo se decretaba eso sino que también se restringía la circulación de un enfermero, bombero o almacenero, por citar un ejemplo. Una cosa de locos.

P: Ameritaría una aclaración, supongo…

I: Totalmente. Y le reitero: sea un error o lo que fuese, en Río Cuarto no habrían tomado muy bien este decreto.

P: ¿Y cómo lo han tomado los vecinos de allí? Porque si se rigen por lo que dice estrictamente el decreto…

I: Da la impresión que la gente siguió como si nada. Hasta ayer a la tarde, nadie del Municipio había salido a aclarar nada. Además, sería insólito que se limitara la circulación de personal esencial.  Eso no ocurrió nunca desde que comenzó la pandemia. Veremos si hay novedades más tarde pero parecería que Escudero va más a fondo que las directivas nacionales o provinciales. Algunos bromeaban diciendo que había inventado una nueva fase (risas).

 

Parar la pelota

Un entrenamiento del equipo de Estudiantes de Río Cuarto habría sido frenado tras la presencia de efectivos policiales en el predio Pablo Aimar, ubicado en la localidad de Las Higueras. Esto habría ocurrido tras la adhesión del Municipio de la vecina localidad al decreto municipal del intendente Juan Manuel Llamosas. La Municipalidad de Las Higueras labró un acta a partir de la cual indicarían que se solicitó el cese del entrenamiento y el desalojo del predio. La cronista dialogó con un informante al respecto.

Periodista: ¿Tiene alguna información sobre lo que ocurrió con Estudiantes? ¿Estarían o no habilitados para entrenar?

Informante: Es todo un tema. Por un lado, el propio club lanzó un comunicado diciendo que a ellos los avala una decisión administrativa de la AFA y que el propio Ministerio de Turismo y Deportes había solicitado el reinicio de los entrenamientos de la AFA en todo el país. Independientemente de en qué fase se encuentre el lugar.

P: ¿Y cesó el entrenamiento?

I: El comunicado del club dice que no habría sido así pero el acta se labró.

P: ¿Qué prevalecería en este caso? ¿El decreto municipal o la autorización del Ministerio de Salud de la Nación?

I: Cómo todo en materia de derecho, he escuchado muchas interpretaciones. Hay quienes dicen que prevalecería el decreto municipal pero el club, en ese comunicado del que le hablo, asegura que sí tendrían la habilitación para entrenar y consideran que el Municipio de Las Higueras desconocía la autorización que los habilitaría a entrenar.

P: Y en estos días se supo de algunos casos de covid-19 en Estudiantes…

I: Sí. Primero del DT, Marcelo Vázquez, y el fin de semana se confirmó que el presidente del club, Alicio Dagatti, también dio positivo.