Docentes: comenzó la paritaria, pero sin aumento

El Gobierno nacional se reunió con los gremios pero postergó la propuesta salarial para este miércoles.

Un mes luego de haberse vencido el acuerdo salarial vigente, el Ejecutivo nacional finalmente convocó a las seis federaciones gremiales que componen la paritaria nacional de docentes universitarios: Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, UDA y Ctera.

Desde los distintos agrupamientos gremiales se venía insistiendo en la necesidad de discutir nuevos incrementos salariales, dado que en marzo se había acordado un plan progresivo y escalonado que llegaba hasta julio. Sabiendo que el proceso inflacionario no da tregua, el frente gremial se mantenía en alerta.

La cita se consumó el 26 de agosto, y allí cada una de las federaciones pudo plantear sus realidades. Sin embargo, pocos de sus reclamos fueron receptados positivamente por las autoridades del Ministerio de Educación de la Nación.

El acta paritaria firmada ese día solo contempla dos acuerdos. Por un lado, se dará continuidad al doble pago de la garantía salarial del FONID, refrendado en las actas paritarias de marzo y mayo 2020. Por el otro, se implementará un programa progresivo de compra de computadoras a través de planes especiales, para avanzar en la provisión del equipamiento tecnológico necesario para desarrollar la enseñanza en condiciones de virtualidad.

El resto de la agenda de reclamos será discutida en una nueva sesión de la comisión paritaria, que se realizará este miércoles 9. La recomposición salarial por arriba de la inflación es el punto central, pero no el único.

Los gremios también reclaman por la situación de los docentes de las categorías y antigüedades más bajas y piden la desprecarización de docentes ad honorem y contratados, carrera docente con pase a planta de interinos y contratados (por el artículo 73 del convenio colectivo de trabajo), licencias por tareas de cuidado de niños y adultos mayores con reemplazos, el derecho a la desconexión, provisión de equipamiento tecnológico por parte del Estado y tarifa diferencial del servicio de internet.

Conadu, la central gremial kirchnerista en la que participa el gremio cordobés Adiuc, incluye entre sus reivindicaciones el “reconocimiento de la pérdida de poder adquisitivo producida durante el macrismo, en función de establecer un proceso de recuperación salarial”.

Curiosamente, en la primera paritaria convocada por la gestión de Alberto Fernández en marzo pasado, el Gobierno decidió incumplir el acuerdo salarial al que se había comprometido la gestión de Cambiemos y negarse a pagar la clásula gatillo 2019. Conadu aceptó y defendió dicha medida, que habría protegido el poder adquisitivo de sus representados.

Decanos preocupados

Los decanos y vicedecanos del bloque kirchnerista de la UNC emitieron al final de la semana pasada un documento de cuatro páginas en la que se posicionan sobre la cuarentena y la situación epidemiológica que vive el país.

El texto titulado “Covid-19: la urgencia de una acción coordinada e integral” lleva la firma de los decanos María Inés Peralta (Ciencias Sociales), Gustavo Chiabrando (Ciencias Químicas), Gustavo Monti (Famaf), Flavia Dezzutto (Filosofía y Humanidades) y Ana Mohaded (Artes), y de los vicedecanos Jaschele Burijovich (Ciencias Sociales), Marcelo Mariscal (Ciencias Químicas) y Miguel Rodríguez (Artes).

El texto se dirige a “la comunidad cordobesa” y da “recomendaciones” sobre cómo deberían instrumentarse las medidas de distanciamiento y aislamiento social, preventivo y obligatorio en los distintos niveles de Gobierno y las “estrategias de combate de la pandemia”.

Llama la atención que, de las más de 1700 palabras utilizadas por los decanos K en su posicionamiento, ninguna de ellas es educación, enseñanza, investigación o extensión, y que la palabra universidad es utilizada en una sola ocasión, para decir que “desde la Universidad consideramos que también nos interpela la necesidad de asumir un posicionamiento”.

Plenario del CIN

Los rectores de universidades públicas de todo el país se reunieron de manera virtual el viernes para celebrar el 84° Plenario de Rectores y Rectoras del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).

En esta oportunidad, los miembros del CIN aprobaron el monto del presupuesto universitario que solicitarán para el 2021, el cual asciende a 242.000 millones de pesos aproximadamente. Esa cifra incluye 217.000 millones a distribuir entre las universidades nacionales para su funcionamiento, y el resto comprende los programas de fortalecimiento, de incentivos y cuestiones de ciencia y técnica.

En esta oportunidad, el proyecto de presupuesto incluye por primera vez un renglón especial para actividades de extensión en su fortalecimiento y desarrollo. Además, el proyecto refleja el reconocimiento al desempeño de las universidades públicas en la situación de pandemia y expresa el compromiso de mantener las clases y la producción científico tecnológica.