Panal espera (con poca expectativa) luz verde para reuniones

Hasta anoche, la autorización no había llegado desde la Nación. Un nuevo récord de contagiados y muertes, puso en suspenso el permiso para los encuentros familiares solicitado por el gobernador Juan Schiaretti.

Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

Para las primeras horas de hoy, el gobierno de Juan Schiaretti esperaba confirmar la buena noticia: el regreso de las reuniones familiares tal como lo prometió esta semana.

Sin embargo, hasta última hora de ayer, esa autorización no había llegado desde la Nación y, a juzgar por el nuevo récord de contagios que hubo en el país y en Córdoba, en el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) ya no estaban tan seguros de que ese pedido tenga luz verde.

La Provincia había solicitado a Jefatura de Gabinete y al ministerio de Salud nacional, permiso para que desde este fin de semana volvieran los encuentros familiares de hasta diez personas, en lugares ventilados de los domicilios particulares.

En principio, tal como publicó Alfil en su edición de ayer, las autoridades cordobesas tenían el compromiso de los funcionarios nacionales para avanzar con la solicitud, siempre y cuando -les aclararon- el cuadro de situación no se agravara.

Resulta que ayer el país registró un nuevo récord con 12 mil contagiados y 245 muertes en las últimas 24 horas. Y Córdoba no fue la excepción, se confirmaron casi 500 casos positivos más y seis decesos.

Estos números que se duplicarán en los próximos días, encendieron una luz de alerta en el gobierno de Alberto Fernández, pero también en el Centro Cívico desde donde habían imaginado para hoy, incluso, anunciar nuevos permisos como por ejemplo la circulación interdepartamental (con algunas limitaciones, claro está).

Provincias como Santa Fe, Mendoza o San Luis, están considerando la posibilidad de retroceder de fase frente a la expansión del virus, por lo que en Córdoba veían anoche poco probable que finalmente el pedido tuviera cabida. Pero además, en la reunión que hubo en COE a última hora de ayer, se consideró con cierto temor que esa nueva habilitación pudiera disparar aún más el número de contagios en este momento.

De hecho, esta misma semana, Nación desaconsejó las reuniones familiares y sociales por considerarlas uno de los principales factores de contagio de Covid-19. Aun así, la Provincia insistió con su solicitud. Desde el gobierno provincial repitieron que las condiciones sanitarias locales le permiten a Córdoba sobrellevar la pandemia mejor que otras provincias y que por eso, Schiaretti no estaba pensando en retroceder de fase. Incluso, cuando epidemiológicamente la situación actual sea la más crítica desde el 20 de marzo.

Lo cierto es que al cierre de esta edición había poca expectativa entre las autoridades sanitarias de Córdoba de que ese “Ok” de la Nación llegara y, si eso finalmente ocurre, creen que ocurrirá entrado casi el fin de semana.

Mientras tanto, crecen los casos en distintos puntos de la provincia, con una fuerte preponderancia del interior sobre la Capital. En el informe diario se notificaron 163 casos en la ciudad y 281 en el resto de las localidades.

En el mapa sanitario general preocupa la situación de Rio Cuarto donde el virus se expande a gran velocidad, de hecho, esta semana se confirmó la segunda postergación de las elecciones que estaban previstas para el próximo 26 de septiembre.

Además, en el corredor de las Sierras Chicas aparece Mendiolaza con varios casos nuevos al igual que Río Ceballos. También preocupa la situación en Colonia Caroya donde se confirmaron casos en un sanatorio de la localidad.

Desde el inicio de la pandemia hasta la fecha, en la provincia de Córdoba se realizaron testeos con PCR (hisopados) a 200.162 personas. Además, se informó que, hasta ayer, había internadas unas 893 personas en camas de unidades críticas para adultos (Covid-19/no Covid-19), lo que representa un 36,6 % del total de plazas de los sectores público y privado de la provincia Córdoba. Mientras que el 20,8% de las camas críticas para adultos Covid-19 están ocupadas.