Nación canjeó 99% de deuda y pidió acuerdos sustentables a provincias

Bettina Marengo

Dieciséis gobernadores peronistas y de la oposición acompañaron al presidente Alberto Fernández y su ministro de Economía, Martin Guzmán, en el anuncio de que el canje de deuda con los bonistas extranjeros alcanzó al 99% del total y al 93% de los acreedores, con un ahorro 37.700 millones de dólares.  El gobierno celebró la “sustentabilidad” del acuerdo y la salida del default, que comenzó a fines de 2018, y pidió a las provincias endeudadas en dólares, entre las que está Córdoba, que sigan los lineamientos nacionales “sustentables” del canje nacional para reestructurar sus compromisos.

La noticia se dio en el marco de un acto en la Casa Rosada, que tuvo intenciones de “reconstrucción” pospandemia. Además de los mandatarios, se sentaron la vicepresidenta Cristina Kirchner, el diputado Máximo Kirchner, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, lo que completó el trípode de conducción del Frente de Todos.

También estuvieron dos diputados aliados, Eduardo Bucca, jefe del Interbloque Federal, y José Luis Ramon, jefe del interbloque Unidad Federal, claves para los planes del gobierno en el Congreso. De hecho, el jefe de Estado adelantó que el acuerdo con el FMI (la próxima etapa de la renegociación de la deuda) pasará por el Congreso, y Guzmán informó que en 15 días llegará el proyecto de Presupuesto 2021 para el tratamiento parlamentario. En el medio se ubica el debate por la reforma judicial.

Como otros seis gobernadores, Juan Schiaretti siguió las instancias vía Zoom desde el Panal. El peronismo cordobés no estuvo representado en el evento político el Museo del Bicentenario. Desde Prensa de la Gobernación recordaron que el mandatario tiene indicación médica de no viajar fuera de Córdoba, porque integra población de riesgo para Covid 19.

Al finalizar el acto, el cordobés saludó por Twitter. “Celebro la masiva adhesión de los acreedores internacionales a la propuesta de reestructuración de deuda privada externa hecha por el Gobierno Nacional Argentino”, escribió y arrobó a Alberto Fernández. “Es una propuesta sustentable en el tiempo que ayuda a sentar las bases para que nuestra Patria pueda crecer con justicia social”, agregó, sin mirar para atrás ni mencionar al gobierno de Mauricio Macri, de quien fue aliado, y durante cuyo gobierno se contrajo gran parte de lo canjeado. Como se dijo arriba, la renegociación de las deudas provinciales, junto al acuerdo con el Fondo, es lo que se viene luego de lo anunciado ayer, y Córdoba es uno de los distritos que tiene que reacomodar sus cargas.

En este sentido, no pasó desapercibido en el Panal la alusión del ministro Guzmán a las provincias que se endeudaron en dólares en los últimos años, durante la etapa macrista, como el caso de Córdoba. El funcionario instó a que, “respetando los lineamientos de sustentabilidad” que fijó el gobierno nacional, retomen sus tratativas con sus acreedores, porque “le generan un problema al resto de la economía”, en tanto “la caja de dólares del país es una sola”. Guzmán puso como ejemplo a la provincia de Buenos Aires, que está en proceso de canje, varias veces aplazado, y tiene que reestructurar más de 7 mil millones de pesos.

El oficialismo nacional resaltó que la negociación con los acreedores se logró en el marco de la pandemia e hizo hincapié en la responsabilidad del gobierno de Cambiemos en la toma de deuda que terminó de canjear ahora y en la parte que se renegociará con el FMI en breve. “Lo que hace falta es que asumamos lo que nos pasó y las responsabilidades de que no nos vuelva a pasar nunca más, porque ya salí dos veces de ese laberinto y todos salimos dos veces de ese laberinto. No volvamos a entrar nunca más en ese laberinto, tomemos conciencia de lo que significa”, pidió AF y enumeró los efectos del endeudamiento en la disminución de recursos para salud, educación, jubilaciones y ciencia.

Al finalizar, AF agradeció al Papa Francisco y a los mandatarios de México, Andrés Manuel López Obrador; de Italia, Giuseppe Conte; de España, Pedro Sánchez; de Francia, Emmanuelle Macron, y de Alemania, Angela Merkel, porque “todos ellos estuvieron cuando los necesitamos en la negociación de esta deuda”, aseguró. También agradeció a “todos los gobernadores porque nos apoyaron públicamente, todos le dijeron al mundo que esta era una causa argentina por la que todos peleábamos”.