Fase crítica: lanzan nueve corredores sanitarios

En una reunión virtual con los intendentes y jefes comunales, la Provincia anunció ayer la implementación de una nueva medida que amplía los COE regionales. Schiaretti advirtió que lo peor aún no llegó.

En el marco del informe de la situación epidemiológica de Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti anticipó ayer que lo peor aún no llegó y advirtió que ninguna localidad de la provincia está exenta de tener contagiados.

Por eso, desde el Centro Cívico aclararon que, lejos de relajar las acciones sanitarias a cuatro meses de iniciada la cuarentena, el plan de abordaje provincial se reforzará con nuevas medidas preventivas para todo el territorio.

Después del acto de presentación del escenario con los números actuales, en horas de la tarde hubo una reunión virtual con todos los intendentes y jefes comunales de Córdoba encabezada por el ministro de Gobierno, Facundo Torres, y a la que asistieron también el vicegobernador Manuel Calvo, el ministro de Salud, Diego Cardozo y las autoridades del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) Central.

Allí se anunció la implementación de nueve corredores sanitarios que se dispondrán en distintos puntos de Córdoba como parte de la estrategia para afrontar esta etapa de la pandemia, que arroja los números de infectados diarios y decesos más altos desde que arrancó el confinamiento.

Según se les explicó a los gobiernos locales, estos cordones sanitarios que tendrán sede en nueve localidades distintas según cada región (Villa Caeiro – Inriville – Oncativo – Bell Ville – Alta Gracia – Marcos Juárez – Vicuña Makena – Río Segundo – Marull) buscan fortalecer las medidas preventivas para la detección del Covid-19, y fueron diagramados desde la lógica de la vinculación comercial y social entre las localidades. Funcionarán como una especie de sub COE que permitirá agilizar el manejo y abordaje de las distintas situaciones locales. Además, se les pidió a los municipios mayor colaboración para hacer cumplir las disposiciones del COE.

Más temprano, el ministro Cardozo informó que el promedio de contagio en los últimos siete días aumentó de 96 a 136 casos cada 24 horas, con una tasa de letalidad de 1,9 por ciento.

Mientras que el promedio de contagio por vínculos estrechos general es de 25 contactos por cada caso positivo. Las cifras se incrementan en el interior: se trata de 37 contactos estrechos por cada caso positivo, mientras que son 32 en Capital.

El principal elemento que genera brotes en los distritos son las reuniones. Cuando uno tiene una cantidad de contactos, que después se diseminan y a su vez esos tienen otros contactos, se generan brotes en diversas localidades”, dijo el titular de la cartera sanitaria.

Actualmente, existe contagio por los denominados “casos relacionados”, que se trata del impacto de un brote en las localidades aledañas. Esta semana, según informaron desde el Gobienro, se registró este tipo de transmisión en barrio Yofre, que llevó a diseminar el virus por otras zonas; en Oliva, con impacto en 14 distritos; Marcos Juarez, con impacto en otras siete localidades; Santa Rosa de Río Primero y Vicuña Mackenna.

Con gran preocupación en torno a la proyección de los números, las autoridades sanitarias insistieron en la necesidad de reducir al máximo el contacto entre personas abonando la disposición nacional que rige desde esta semana y por 15 días de suspender las reuniones sociales y familiares. “Hoy está comprobado que, de todas las formas de transmisibilidad de la patología, la más importante es el contacto interpersonal estrecho en lugares cerrados con poca ventilación. Por eso les pedimos que hagamos una reducción de contactos personales, que es la barrera más importante para evitar la cadena de contagios”, agregó Cardozo.