Caserio: Córdoba debería tener un lugar en el consejo asesor

En senador nacional dijo que es “una pena” que ningún jurista cordobés integre el grupo de notables que evaluará cambios en la Corte Suprema, y mencionó la experiencia provincial en régimen penal acusatorio y en juicio por jurados. Criticó la “extorsión” del quórum y dijo que el peronismo “compró la gobernabilidad” que vendió el macrismo, que ahora no da gobernabilidad al Frente de Todos.

Por Bettina Marengo

El senador cordobés Carlos Caserio, del Frente de Todos, consideró “una pena” que ningún jurista cordobés haya sido elegido para integrar el consejo asesor de la reforma judicial que impulsa el presidente Alberto Fernández y que ayer comenzó a debatirse en comisión en la cámara alta. “Creo que le hubiera correspondido a Córdoba (tener un lugar en el cuerpo) por varias cuestiones, entre ellas, porque muchos de los cambios que se están proponiendo son de larga experiencia en la Justicia cordobesa”, le dijo al diario Alfil el dirigente peronista y principal referencia de AF en esta provincia.

“Tanto en el sistema penal acusatorio, que está aplicado en la Justicia provincial, como para el tema de los juzgados populares, que fue una iniciativa de José Manuel de la Sota, sobre lo que tenemos mucha experiencia en la provincia, nuestros especialistas podrían haber participado”, sostuvo. Sin mencionar nombres, destacó como posibles candidatos a “los juristas que trabajaron para el sistema penal acusatorio de Córdoba”, y a los miembros del Tribunal Superior de Justicia, “que son juristas importantísimos”. “Nosotros no hemos participado” en la conformación de la comisión, resaltó el senador.

La falta de representación cordobesa en el grupo de once notables (donde hay mayoría porteña) que  propondría cambios en la Corte Suprema, es uno de los reproches que recibió la iniciativa presidencial desde Córdoba, tanto por parte de la judicatura como, (en voz baja) del gobierno provincial. Del PJ que conduce Juan Schiaretti tienen que salir cuatro votos fundamentales para el Frente de Todos, cuando la ley llegue a Diputados. Por estos días, el Panal encargó encuestas para conocer qué saben los cordobeses de la reforma judicial y qué posición creen que debe tener el gobernador al respecto.

La otra crítica que sobrevuela es el supuesto manto de impunidad para la vicepresidenta Cristina Kirchner, que buscaría instalar el gobierno nacional con los cambios.

Caserio descartó que la reforma apunte a ese lado. “El expresidente Mauricio Macri tiene más de 100 causas, que están en trámite, pero parece que eso a muchos medios nacionales no les preocupa. Macri nombró 200 entre jueces y fiscales en cuatro años; cuando uno está en el gobierno, hace las cosas como cree que están mejor”, sostuvo, y resaltó que Macri no solo gobernó, sino que “condujo al país a una catástrofe que por suerte el voto de la gente cambió el año pasado”. “Probablemente la Argentina no existiría más”, indicó.

Más allá de la integración del grupo asesor, el punillense calificó como “muy importante” el proyecto oficialista que por ahora no pasará por la comisión de Presupuesto que conduce, aunque Juntos para el Cambio así lo solicitó, por la imputación de gastos que implica. “No pueden, once o doce jueces de Comodoro Py, tener todas las causas importantes del país, me parece que la ampliación (de fueros penales federales) va a dar la posibilidad a que se destaquen otros jueces, que hay muchos y buenos en todos los sistemas”, afirmó. “Es un cambio muy importante, y seguramente al entrar el sistema acusatorio a nivel nacional, va a haber que reforzar toda la situación de los fiscales federales”, indicó. El lunes, el macrismo había reprochado que la iniciativa pone el eje en los juzgados y no en las fiscalías. “Lo importante es el debate en la Argentina, que nadie tenga miedo a los cambios. Acá se habló mucho para nadie hizo los cambios necesarios”, sostuvo.

Por otra parte, en orden a la discusión parlamentaria que se viene, el senador cordobés comparó la gobernabilidad que le dio el peronismo al gobierno de Macri con la posición que actualmente toma Juntos por el Cambio en la gestión del Frente de Todos, y dijo que “sin un apoyo del peronismo, Macri no hubiera podido gobernar”. “Lamentablemente, ahora se vuelve a hablar de quorum: durante el gobierno de Macri nunca tuvieron quórum y siempre se sesionó, nunca fue una herramienta de extorsión”, ponderó.

En el Senado, el oficialismo tiene quorum y mayoría propia, a diferencia de Diputados, donde depende de los aliados que se ubican “fuera de la grieta”, como el caso de los cuatro diputados de Córdoba Federal que responden a Schiaretti.

“Mientras todo el país sabía que si salíamos nos íbamos a contagiar (de Covid 19), y era una lucha enorme priorizar la vida de la gente, y por otro lado tratar de sostener la economía, la oposición de Juntos por el Cambio llama a movilizaciones populares. Ese es el modo que ellos entienden la democracia y la gobernabilidad, la que tanto verso nos hicieron durante cuatro años. Lamentablemente nosotros los peronistas compramos la gobernabilidad de Macri: ellos lo merecían, eran republicanos, decentes”, se autocriticó. “Hoy todo eso está en tela de juicio, fueron malos gobernantes, están denunciados en la Justicia, tendrán que rendir cuentas por muchas cosas, como corresponde”, finalizó el dirigente, aunque aclaró que no se arrepiente de haber colaborado en dar gobernabilidad al gobierno anterior.