Enroque Corto en Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Julieta Fernández

 

Ahora sí importa el CONICET

Concejal PRO Manuel Betorz.

Cuando el concejal Manuel Betorz pidió la palabra, todo el bloque peronista giró hacia él para atestiguar lo que estaba por pasar. El concejal de Cambiemos solicitó dar ingreso a un proyecto de su autoría, una declaración de repudio a las políticas nacionales en torno al CONICET. En las últimas semanas se dio a conocer un reclamo de becarios que manifestaban su preocupación ante la inminente finalización de unas 1500 becas científicas. Betorz fue decidido contra el gobierno de Alberto Fernández y pidió que el legislativo municipal se exprese en esa materia. Entre risas e ironías, un asesor político oficialista -de raigambre kirchnerista- se acercaba a este periodista para expresarle su opinión al respecto.

Asesor Oficialista: ¿Este muchacho está loco o qué?

Periodista: Buenos días señor, primero que nada.

A.O: ¡Tenés razón! Disculpame, es que no lo puedo creer…

P: ¿Se refiere a la intervención del “compañero” Betorz? Se lo veía preocupado por las becas…

A.O: ¡Ahora se preocupa! Yo no entiendo, se calló la boca cuatro años mientras su querido presidente Macri se llevaba puesto al CONICET. ¡Justo ahora viene a abrir la boca!

P: Pero parece un planteo válido…

A.O: No coincido, sabemos que es un tema delicado y que la pandemia afectó a todos. Pero el reclamo se hace en torno a becas que finalizan, con contratos que fueron extendidos de manera excepcional en dos oportunidades.

P: Sigue siendo gente que se va a quedar sin ingresos…

A.O: Claro que sí, es algo que se deberá trabajar. Pero no se puede ser tan caradura. Desfinanciaron ciencia y tecnología, bajaron la cantidad de becas que se otorgaban, y ahora quieren venir a hacerse los preocupados. ¿Usted se lo cree?

P: Los periodistas somos malpensados por naturaleza, claro que no lo veo sincero. Pero el Concejo está para debatir de todo, podrían haberse expresado al respecto.

A.O: No creo que sea el lugar para hacerlo, con todos los problemas que tenemos acá…

 

Los canteros del problema

Las intervenciones urbanas en el centro de la ciudad siempre presentan un grado de polémica, aunque sea mínimo. Hacia el final de la gestión de Juan Jure, allá por 2016, se hablaba de las veredas ensanchadas en el microcentro, esas que buscaban mejorar la circulación de peatones en las tan activas horas de comercio. Después vinieron los “lomo de burro” que buscaban regular el tránsito vehicular. Ahora es el turno de los canteros, un aporte votado en el marco del Presupuesto Participativo, que proyecta arboles en el centro. Los primeros inconvenientes ya se hicieron notar en los últimos días, con reproches y quejas de quienes consideran que la obra va en perjuicio del tránsito. Un vecino de la ciudad se acercaba a este periodista para hacerle un comentario sobre lo que se observaba en la parada de taxis ubicada en calle Sobremonte al 900.

Vecino: Pero, ¿podés creer? Sobre que ya teníamos problemas con las paradas de taxi, ¿ahora hacen esto?

Periodista: Esta bien amigo, veo que esto lo tiene a mal traer. ¿Qué pasa ahora?

V: ¡La política pasa! Siempre, la política. Quieren mostrar que hacen obras y no piensan en el efecto que tiene en la gente. Ahora nos ponen estos canteros…

P: ¿Canteros? ¿Acaso no le gusta la naturaleza? (Risas)

V: Te juro que me quiero reír, pero no puedo. Mira la fila de taxis. Como no levantan pasajeros, se arman estas filas largas que llegan hasta mitad de cuadra, justo donde está el cantero.

P: Es un problema, nadie está viajando.

V: ¡Claro! El problema es que justo está el cantero ese que colocaron y ahora los taxis se tienen que poner en doble fila para evitarlos. Ahora están a los bocinazos porque parecen los dueños de la calle y, en lugar de irse a otro lado, se quedan ahí.

P: Ah, pero entonces no es un problema de las obras, es un tema de comportamiento de los taxistas.

V: Yo me enojo con ellos, pero tienen que laburar. Lo ideal sería que la Municipalidad consulte mejor antes de ponerse a construir estas cosas que, al final, molestan a la gente.

 

Los “palitos” en las redes

Fueron más de 110 días sin nuevos casos confirmados. Tras un nuevo caso de covid-19 que rompía con la “buena racha” de la ciudad, los primeros comentarios en redes llegaron en la noche del viernes. La mayoría de los emisores eran militantes del PJ y del radicalismo. La periodista dialogó con un community manager que advirtió sobre la catarata de tweets del fin de semana.

Periodista: ¿Cómo le va, amigo? Después de tanto, lamentablemente volvió el covid-19 a Río Cuarto.

Community Manager: Y no da ganas de entrar a las redes…

P: ¿Tan así?

C M: Es impresionante la repartición de culpas que hay en todos lados. Los radicales se quejan de fallas en los controles y apuntan a Llamosas por el nuevo caso, los del PJ hasta llegan a decir que el radicalismo “festejaría” el nuevo caso de covid… Y también están los que se quejan de ambos.

P: Igual los dirigentes están bastante “guardados”

C M: Los candidatos difícilmente se atrevan a hacer críticas en público. O al menos tendrán mucha cautela al hacerlo. Después, los militantes en las redes sacan muchos trapitos al sol.

P: Me dio la impresión de que, sobre todo el viernes, hubo mucho comentario ironizando lo que había sucedido en las dos oportunidades anteriores…

C M: Sí, mucho chicaneo por el tema de los casos positivos que después fueron negativos y sugiriendo que podía pasar algo similar ahora. Por suerte creo que en lo comunicacional, esta vez se actuó mejor.

P: ¿Y que decían los del PJ?

C M: Vi muchas fotos de gente del área de Desarrollo Social trabajando en el barrio Santa Rosa, donde está el cordón sanitario. Por supuesto que acompañadas de comentarios como “Mejor que decir es hacer” o tildando a la oposición de “miserable”.

P: ¿Cree que esta discusión se va a enfriar en unos días?

C M: Já. Esto recién empieza. Estamos a menos de 10 días de lo que se supone que será el inicio formal de la campaña. Por supuesto que todo dependerá de la situación sanitaria de los próximos días pero no soy optimista al respecto.

Bares repletos

Fuera del escenario propiamente político, el comentario del fin de semana fue sobre algún que otro bar o cervecería que mostraba sus mesas repletas de comensales a pesar de la reciente noticia del caso de covid-19 y de los más de 20 hisopados que aguardaban resultados. La periodista recibió una fotografía por Whatsapp en la cual se veía un bar local con mucha afluencia de gente.

Informante: Mire lo repletas que están las mesas en este bar. Eso habría sido el sábado.

P: También se vieron algunas fotos de bares con personas haciendo fila para entrar pero desconozco qué tan recientes son…

I: Me llama la atención. Creí que con un caso positivo después de tantos días, la gente iba a optar por “guardarse más”

P: Pensé lo mismo. Se vieron dos realidades diferentes en un mismo fin de semana. Un barrio totalmente en fase 1 y el resto de la ciudad como si nada.

I: Creo que el cordón sanitario estuvo bien dispuesto en esas manzanas de barrio Santa Rosa. El tema es la responsabilidad del resto. Parece que aún no lo asumimos.

 

 Oberti vs Abrile

El tema se vio algo eclipsado por la noticia del nuevo caso de covid-19. Sin embargo, se supo que la Cámara de Apelaciones Civil, Comercial y Contencioso de Primera Nominación, rechazó el amparo colectivo presentado por Juntos por Río Cuarto y que solicitaba que se garantice el servicio de transporte urbano en la ciudad. El fiscal municipal, Julián Oberti, dio declaraciones radiales que dieron de qué hablar y a las que el propio Gabriel Abrile (candidato a intendente de Juntos por Río Cuarto) respondió. La cronista se encontró con un informante opositor.

Periodista: ¿Cómo le va? ¿Cómo estuvo su fin de semana?

I O: Más allá del tema covid-19, me quedé pensando en el rechazo al amparo colectivo de Abrile.

P: Sí. Eso pasó a un cuarto plano ahora…

I O: Estaban muy enojados en Cambiemos por los dichos de Oberti. A mí también me sorprendió que dijera que el perjuicio de no tener transporte no estaba “acreditado”.

P: Por lo que entendí, dijo que al haber un servicio de emergencia (por pobre que sea) no se puede acreditar el daño al que alude Cambiemos.

I O: Me pareció muy desacertado lo que dijo. Con esta idea de que “el servicio está garantizado”, dudo mucho que se trate el proyecto de transporte alternativo con los  transportistas escolares.