Oposición cuestionó a Gill: “No ha dicho la verdad”

La macrista Bruno lamentó la repercusión negativa para la ciudad

Por Alejandro Moreno

La imputación a Martín Gill, acusado de violar las estrictas normas de la cuarentena tuvo una natural repercusión política en Villa María, adonde la oposición reprochó la actitud del intendente en uso de licencia.

El actual secretario de Obras Públicas de la Nación -cargo por el cual dejó la Intendencia para la cual había sido elegido- fue imputado junto a quince familiares y allegados por la fiscal Juliana Companys por no respetar normas dispuestas para la prevención sanitaria como consecuencia de la propagación del covid-19.

La noticia no solo complica a Gill en el mundo peronista, sino que también la oposición villamariense arremete contra él.

En ese sentido, se destaca la presidente del bloque de concejales Vamos Villa María, la macrista Karina Bruno, quien cuestionó la actitud del kirchnerista Gill.

Bruno cuestionó, en declaraciones a El Diario de Villa María, que Gill no haya dado el ejemplo frente a los vecinos de su ciudad, al incumplir los protocolos de seguridad para evitar los contagios del coronavirus.

“Lamentamos que quien debería estar al frente de la ciudad no haya dado el ejemplo ante la gente, que está haciendo un gran sacrificio para respetar las normas de la cuarentena. Lamento que Villa María esté en los medios de todo el país por esta situación”, señaló la concejala.

Para Bruno, si la fiscal Companys avanzó en la imputación de Gill y de otras personas, debe tener elementos objetivos que avalen esa imputación”.

“Lo que ha determinado la fiscal se contradice con la argumentación pública del intendente para explicar lo que había hecho. Él no ha dicho la verdad con respecto a cumplir con las normas sanitarias y lo que se debe hacer”, apuntó.

Bruno dijo que “somos respetuosos de la actuación de la Justicia, que está investigando, y lo que queremos es que se lo trate como a cualquier otro ciudadano y se apliquen las mismas reglas”.

“Esperamos que el lugar que él ocupa no signifique un condicionamiento para que la Fiscalía trabaje libremente y determine lo sucedido. Estaremos atentos a lo que suceda”, advirtió.

La imputación

Cabe recordar que a Gill se lo acusa de haber participado de una reunión familiar con más de diez personas. El intendente en uso de licencia fue hisopado y el resultado fue positivo, a diferencia de otras 28 personas analizadas como consecuencia de ello.

Gill, al explicar a la prensa villamariense la situación de contagio, aseguró que “si el virus me tocó no fue por estar jugando al golf, sino por estar trabajando en la obra pública para enfrentar la pandemia”.

“Se trató de una transmisión comunitaria, aunque siempre tomamos todos los recaudos. Tampoco tenía ningún síntoma. Todas las semanas efectuábamos hisopados y como esto tardaba por el crecimiento de casos, se hacía también un examen de sangre. Con ese examen de sangre negativo me dirigí a mi ciudad, que es mi lugar de residencia. El lunes cuando estaba en la actividad, me notifican del hisopado positivo, no obstante el examen de sangre negativo”, detalló.

Finalmente, pidió disculpas por la situación: “Me atrevo a pedir disculpas si hay gente que se ha sentido vulnerada. Todo este tiempo he actuado con absoluta responsabilidad, si aun teniendo la enfermedad no contagié a nadie es porque he extremado todos los cuidados. Vuelvo a pedir disculpas si alguien se sintió agraviado”.