Deuda: Provincia paga US 13,7 millones con Fondo Fiduciario de Nación

Por Bettina Marengo

La Provincia afrontará hoy el vencimiento de una cuota del bono local en dólares por 13,71 millones, para lo cual utilizará un préstamo del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial (FDDP) de 60 mil millones de pesos que creó la Nación para auxiliar a las provincias en la pandemia del Covid 19, de los cuales 4.800 millones está disponibles para Córdoba. La información fue confirmada por fuentes oficiales que hablaron con el diario Alfil, que indicaron que el pago se hará en efectivo con dólares comprados en el mercado oficial.

El Presupuesto provincial 2020 contemplaba un dólar a 67 pesos; hoy el gobierno de Juan Schiaretti lo pagará a unos 75,7 pesos por unidad, según el cierre del viernes. Es decir, se utilizarían más de mil millones de pesos del FFDP para cancelar el compromiso.

El préstamo para pagar el vencimiento habla de la debilidad de Córdoba para afrontar sus compromisos sin ayuda nacional, lo que constituye el telón de fondo de las relaciones políticas entre Schiaretti y el presidente Alberto Fernández.

Hace 45 días, el Centro Cívico pagó 25,8 millones de dólares de intereses del bono CO21.

Si se siguen estirando los plazos del acuerdo nacional con los bonistas, los márgenes de la Provincia para afrontar próximos vencimientos quedarían acotados, afirmó un schiarettista que habló con este medio. “Algo tiene que pasar”, sostuvo la fuente, en relación a la demorada renegociación de la deuda pública que lleva adelante el ministro de Economía de la Nación, Martin Guzmán.

Si bien no están conectados directamente, el acuerdo nacional abriría un mejor marco para el proceso de renegociación de plazos de la deuda provincial, que está en manos del ministro de Finanzas local, Osvaldo Giordano. La última información que brindó la Provincia fue que durante julio presentaría su propuesta a los acreedores.

En el Panal recalcan que la deuda tomada por la provincia, bajo ley local o extranjera, fue utilizada en obra pública que está en uso. El año próximo, de no mediar un acuerdo de quita o de más plazo, la Provincia tendrá que desembolsar 750 millones dólares, un pago difícil de pensar con la proyección que da la economía de la pandemia.

Desde el albertismo, pese a las buenas relaciones y en voz baja, sostienen que Schiaretti se endeudó porque “le creyó a Macri”.

Aunque las relaciones corren por carriles más que correctos y Schiaretti hace los deberes políticos necesarios, la Nación se encargó de poner de relieve cuanta plata le bajó a Córdoba para costear la crisis. Según el informe emitido ayer, hasta el 13 de julio la Provincia recibió 37.709 millones de pesos. El detalle dice esos fondos están divididos como sigue:  27.804 millones beneficios sociales como IFE y ATP, que van directamente a los residentes; 6471 millones en fondos girados a la Provincia; 2363 millones en fondos para el transporte y 1071 millones en transferencias para la Salud. Según los datos de la Rosada, el total presenta el 43,7% de lo transferido vía coparticipación de impuestos.

En ese marco, en las próximas semanas, la Nación y la Provincia terminarán de establecer qué obras para Córdoba se incluirán en el plan pospandemia que está presentando la Nación a los gobernadores, como una suerte de promesa a futuro ofrecida en el pico de la pandemia. También se comenzará a definir cuanta plata bajará a Córdoba para dichas obras. Un primer listado de lo que depende del ministro Gabriel Katopodis es el siguiente, según indicó el secretario de Obras Públicas, Martin Gill: inicio de los dos tramos restantes de la ruta 19; la reparación de la ruta 158; la continuidad de las obras de saneamiento en Córdoba Capital, Rio Cuarto y San Francisco, el inicio de obras de saneamiento en localidades más pequeñas, siete obras en las universidades del territorio de Córdoba, unas  200 obras en municipios y comunas y un aporte presupuestario para las cuatro localidades más importantes de Córdoba, dentro del plan que abarca las 130 localidades de la Argentina.

Aunque muchas de esas obras ya están contempladas en el presupuesto y dependen de financiamiento de organismos multilaterales de crédito, como la deuda cordobesa, parte de su futuro está supeditado al canje de Guzmán.