Córdoba por un fotógrafo aficionado, 1914 (Primera Parte)

En viajero Henry Stephens, un acomodado estadounidense de 31 años, inició en 1914 una serie de visitas a la Argentina que se convirtieron en libros. En 1917 apareció un volumen que retrata a las ciudades argentinas y sus alrededores a través de un buen número de fotografías tomadas por él mismo.

Por Víctor Ramés
[email protected]

Henry Stephens era heredero de una fortuna familiar basada en la explotación maderera, que había experimentado un notable desarrollo en su Michigan natal tras la guerra de Secesión, llevando a ese estado al tope nacional como centro productor de esa materia prima. Los viajes tenían sobre todo el sabor de las emociones y vivencias para este treintón que se había preparado en Harvard para administrar la empresa familiar y completado un doctorado en Alemania, donde también se casó. Llegó por primera vez a Buenos Aires en 1914 e hizo otros viajes posteriores, sobre los que escribió crónicas profusamente acompañadas de fotografías propias y de otros autores. En 1917 el autor publicó en Nueva York Illustrated Descriptive Argentina (Argentina ilustrada y descriptiva), un volumen en que le daba preeminencia las láminas, lo que muestra que le había quedado material fotográfico por publicar, de su paso por este país. De esta publicación extraemos aquí textos y fotografías sobre Córdoba del primer cuarto del siglo XX. En 1920 aparecería su tercer libro fruto de la experiencia de viaje en la región: Journeys and Experiences in Argentina, Paraguay, and Chile, libro que ya reseñamos en esta sección.

En el prólogo de Illustrated Descriptive Argentina explica Stephens el porqué de su publicación: “Las preguntas superficiales que les hace a los viajeros recién llegados de Sud América sus amigos son: ‘¿Cómo es Argentina? He oído que es un gran país.’ O ‘¿A qué se parece Buenos Aires?’ no pueden ser respondidas en una ni en diez frases”, y sostiene que ningún relato “por sí solo puede transmitir a la mente la idea real de un lugar o de un objeto tal como la que puede hacerse alguien que lee y estudia una ilustración descriptiva. Con esa idea es que he compilado estas ilustraciones, y de unas pocas palabras a unos pocos párrafos sobre cada fotografía, fue realizado Argentina descripta e ilustrada, que creo es el único trabajo en su tipo”.

Sobre el origen de las imágenes publicadas, afirma que “la mayoría de las fotografías fue tomada por mí; a algunas las obtuve de Olds, el fotógrafo de paisajes pionero de Buenos Aires; algunas de Chute & Brooks de Rosario; y otras de A. A. Kirwin de Tucumán”.

Publicamos aquí algunas vistas típicas de Córdoba: aspectos de su intensa tradición religiosa.