Abrile acude a la justicia por la crisis del transporte

El candidato a intendente radical encabezó la presentación de un recurso de amparo que busca dar respuestas a los problemas de movilidad generados por el conflicto del transporte. Críticas al accionar del Ejecutivo: “No tienen empatía con los problemas de la gente”.

Por Gabriel Marclé

Se calienta la campaña electoral y arranca un nuevo round en el debate por la crítica situación del transporte de colectivos. El servicio se encuentra resentido desde hace cien días, primero con un corte total y luego con un servicio de emergencia que fue calificado como “insuficiente” por algunos sectores políticos y sindicales.

En la mañana de ayer, el frente Somos Río Cuarto convocó a una conferencia de prensa para informar acerca de una presentación judicial que busca dar respuestas a los problemas de movilidad que generó el conflicto del transporte. Fue el candidato a intendente Gabriel Abrile el encargado de comunicar los detalles de la medida presentada ante el Sistema Único de Atención al Ciudadano (SUAC).

“Hemos presentado este amparo colectivo, esperando que la justicia obligue a la Municipalidad a garantizar un servicio de transporte de calidad para todos los riocuartenses”, indicó el médico sobre la presentación que marca el reinicio del debate por la situación de los colectivos en la ciudad.

No es la primera vez que el frente liderado por Abrile se refiere a la problemática, pero se trató del primer encuentro público con la prensa, un acontecimiento que se enmarca dentro de la campaña por la Intendencia de la ciudad. En esta oportunidad, el candidato opositor ofreció un discurso cargado de críticas hacia el rol de la gestión municipal en el marco de la situación que afectó al servicio de colectivos.

La presentación fue iniciada por siete usuarios del servicio de colectivo, quienes solicitan ayuda a la justicia para que intime a la Municipalidad y que esta ejerza el poder de policía para garantizar que la empresa a cargo del servicio cumpla con un real servicio de emergencia.

“El amparo colectivo es la vía más idónea para solucionar el pedido. Ahora corresponde a la justicia rechazar o habilitar el recurso en base a las pruebas que presentamos”, expresó José Cendoya, abogado de los demandantes, quien remarcó: “Frente al reclamo de los usuarios, el Municipio lo único que hizo fue impulsar la prórroga del contrato con la empresa proveedora”.

El argumento principal de la presentación tiene que ver con el servicio de emergencia que brinda la Sociedad Anónima de Transporte. Abrile, acompañado por los usuarios que encabezan la demanda, señaló que el esquema actual contempla el funcionamiento de cinco líneas, mientras que la “emergencia” dictada por el Marco Regulatorio vigente exige que circulen las 18 líneas activas.

“No lo puedo creer, después de cien días sin transporte no se tiene una solución y creemos que no hay ninguna intencionalidad de encontrarla. La que tiene que prestar el servicio es la empresa, pero el que tiene que controlar es el Municipio”, lanzó Abrile en referencia al papel que debe cumplir el Ejecutivo en un conflicto que lo tiene como árbitro. Pues la pelea que afectó al transporte público mantiene en pugna a dos sectores bien definidos, el de los trabajadores y la empresa a cargo del servicio. Cabe destacar que la situación de Río Cuarto guarda relación con la crisis de transporte que se dio en todo el país a causa de la pandemia y lo cortes de la subsiguiente cuarentena.

Desde el comienzo del paro de trabajadores, la Municipalidad sostuvo que no podían intervenir más que garantizando la prórroga del contrato con la SAT hasta fin de año. Lejos de los micrófonos, el Ejecutivo considera que las complicaciones que trajo la pandemia impiden un funcionamiento rentable del servicio, con una empresa que solicitó reducir los costos acortando líneas y recorridos. En respuesta a esto, Abrile manifestó que más allá del conflicto laboral y la delicada situación económica de la SAT, “el Municipio no está cumpliendo con el servicio de emergencia”.

Al candidato de Somos Río Cuarto se lo vio bastante claro y decidido en el desarrollo de los argumentos que presentó en la conferencia de prensa que, por otro lado, podría considerarse uno los primeros actos de la nueva campaña. Enfocado en el tema transporte, se notó a un Abrile duro y tajante, enfocado en marcar las falencias de su contrincante directo en las próximas elecciones.

“El Gobierno no soluciona los problemas de la gente trabajadora. Creemos que no tienen empatía con los vecinos, no conocen los problemas de la gente y la crisis que se está viviendo. Yo veo que nos está faltando planificación respecto a cómo afrontar estos problemas”, analizó el candidato en referencia a la gestión del transporte que llevó a cabo el oficialismo.

En paralelo a la presentación del recurso de amparo, el espacio opositor realizó una propuesta para que, en medio de la crisis, se pueda llegar a la mayor cantidad de usuarios con diferentes alternativas de transporte.

“Armamos un proyecto para contar con un transporte vinculado a lo laboral”, afirmó Abrile respecto a la solicitud de utilizar a los transportistas escolares, frenados por la suspensión de las clases, para que ofrezcan sus servicios en sectores a los que el colectivo no está llegando. “El Ejecutivo tiene que considerar otras salidas para encontrar una solución a los problemas que manifiestan los usuarios”, añadió.

Aparecen las propuestas

A dos meses de la elección municipal, poco se conoce sobre las propuestas concretas de las diferentes opciones electorales. Más allá de las posturas que adopta cada candidato en torno a los temas de agenda, restan conocer los detalles que caracterizan a cada proyecto de Gobierno. Por esta razón, Abrile utilizó la conferencia de prensa como plataforma para adelantar su plan de trabajo con respecto al transporte.

“Estamos elaborando un proyecto ambicioso, innovador y moderno, un nuevo sistema de movilidad urbana. El esquema actual fue diseñado hace cincuenta años y la ciudad ha cambiado mucho”, sostuvo el candidato.

Si bien no precisó cuales serán los pormenores de la propuesta, el candidato anticipó la búsqueda de un plan integral, similar al implementado en ciudades como Rosario, para vincular al transporte en general. El proyecto que presenta la plataforma de Gabriel Abrile ofrecerá un programa de coordinación entre colectivos, taxis, remises, bicisendas y corredores seguros.

Asimismo, el contendiente radical se diferenció de otros sectores de la oposición, al declararse en contra de la estatización del servicio de colectivos: “Creemos que debemos ayudar a las empresas para exigirles que cumplan con el servicio”.

La campaña electoral se presenta como el escenario más propicio para llamar la atención del público con ideas que ofrecen un cambio en materia transporte, dando vida a la más variada selección de proyectos para actualizar el sistema público. Años atrás, poco antes de firmar una nueva concesión del servicio con la SAT, la gestión municipal a cargo de Juan Jure barajó múltiples alternativas que buscaban modernizar el servicio.

En la nada quedó la ambiciosa “Central de Transbordo” propuesta por la empresa de transporte, un proyecto que buscaba conectar a la ciudad con la plaza Roca, sobre la cual se instalarían puentes y pasarelas como si se tratara de una nueva terminal de colectivos. Como esta, surgieron otras ideas que perecieron con el paso del tiempo, acrecentando la deuda pendiente del Estado con la demandada innovación del transporte. La necesidad de una modificación profunda se hace aún más notoria en tiempos de crisis.