Córdoba: repunte de ventas de lotes e inmuebles en junio

La recuperación por el momento se explica por las operaciones no concretadas durante los tres meses en que la pandemia frenó la actividad. Por la habilitación de obras en la ciudad, hay unos 15.000 trabajadores en actividad, todos de trabajos ya habilitados. Lo nuevo, demorado. La Municipalidad Se revisará la ordenanza de patrimonio y se reemplazará la de terrazas verdes.

Por Gabriela Origlia

Entre febrero y junio las ventas de inmuebles en Córdoba crecieron 24,5%, el mayor impulso se dio entre mayo y el mes pasado, cuando el alza fue de 190%. Los datos se desprenden del último informe de la Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos de Córdoba (Ceduc) elaborado por la consultora Economic Trends. Lo que más mejoró en este período fueron lotes y departamentos no financiados. El sector viene de varios años de números complicados.

Lucas Salim, desarrollista, interpretó que la recuperación todavía se explica por las operaciones no concretadas en los tres meses de freno por el coronavirus, aunque insistió en que “no deja de ser optimista ver algo de crecimiento”. Enfatizó que, en comparación, con países similares el sector “está debajo del subsuelo”.

En ese contexto de reinicio de actividades en diferentes áreas de la economía, Pablo Balian, presidente de la Ceduc, planteó que el reinicio de obras aprobado por el COE y la Municipalidad de Córdoba marcha bien y que lograron en estas semanas recuperar algo del tiempo que estuvieron paralizados por la pandemia y la cuarentena. También avanza la integración del cluster del sector –que abarca a todos los rubros del sector- con el que articularán presentaciones de propuestas ante diferentes niveles de gobierno.

El rubro “Ferreterías, sanitarios, hierros y afines” –afín a la construcción- cayó 34,6% en su facturación descontando facturación entre febrero y abril mostrando una recuperación en mayo y junio; el punto de partida es bajo pero marca el momento pre pandemia. Según explicó Gastón Utrera de Economic Trends, el salto de ventas coincidió con el endurecimiento del cepo, cuando quienes tenían un ahorro se posicionaron en materiales.

La actividad de la construcción en general en Córdoba tomada por facturación a precios constantes muestra que mayo estuvo 60% abajo que el promedio de 2017 y 70% atrás que el 2018. En términos de empleo, hay una caída muy fuerte desde 2018 a la fecha.

Sobre las perspectivas de la macro, Utrera señaló que sigue pendiente la resolución del tema de la deuda y estimó que un escenario de hiperinflación está “lejos” porque el Banco Central “emitió mucho pero también rescató; es todo bastante errático. Hay un problema con las Leliqs, como ya existió en el Gobierno anterior; la inflación sigue baja porque el dólar oficial está prácticamente planchado”. La alta brecha cambiaria y las restricciones a la compra de divisas, obviamente, impactan en la actividad de los desarrollistas. La oportunidad la ve en la construcción de viviendas que podría actuar como motor de la economía en general.

Permisos nuevos, complicados

De la reunión del Ceduc participaron funcionarios municipales de Desarrollo Urbano, encabezados por el titular del área, Danie Rey, quien admitió que el conflicto con el Suoem genera problemas extras en la administración. “Estamos tratando de hacer, de abrir, pero no es suficiente. La pandemia nos atrasó muchísimo en materia de obra pública, de licitaciones y de planificación”, definió.

Agregó que discutieron “mucho” con el COE –junto a todos los actores del sector- para poder reabrir la obra. Estimó que hay unos 15.000 trabajadores en actividad, todos de obras ya permisadas, unas 1600. Más complicado, dijo, es el permisar obras nuevas que es lo que generará más actividad. El área de Obras Privadas no está funcionando al completo porque los CPC, donde tiene empleados, están cerrados; sólo el 18% de los trámites se hacen en el área central. Hay pendientes 13.000 planos para visar.

Rey adelantó que se revisarán “todas las ordenanzas” sobre patrimonio en la ciudad y que analizan una “respuesta de fondo” para las terrazas verdes ya que fueron instrumentadas por una norma retroactiva. “La Asesoría Letrada estableció que esa parte de la ordenanza era inconstitucional así que entregamos los finales de obras y estamos generando otra norma para reemplazar a la existente porque lo ambiental no puede reducirse a las terrazas verdes, sino que es más amplia”.

Sobre los convenios firmados por la gestión anterior con los desarrollistas, Rey aseguró que se respetarán y se actualizarán las contraprestaciones por el tiempo pasado: “Como herramienta los convenios urbanísticos son muy buenos y los seguiremos usando”.