Córdoba, mitad de la tabla nacional en impacto del IFE

Según un informe de la Universidad de Avellaneda, casi el 18% de la población cobró el IFE en la provincia. Es la más beneficiada de las provincias “grandes”. Y en relación al gasto corriente provincial, los pagos representaron el 4,3%. La brecha con intentos de paliativo.

Por Bettina Marengo

Un informe del Observatorio de las Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda, ubica a la provincia de Córdoba en la mitad de la tabla nacional en el impacto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), en cuanto al porcentaje de la población alcanzada y en relación al gasto corriente provincial.

El dato es más que relevante, cuando desde el gobierno nacional anunciaron que el tercer pago del IFE solo se mantendrá en zonas en Fase 1 de cuarentena, como AMBA y Chaco. Y habla de la dificultad que tendrían los gobiernos provinciales si quieren implementar paliativos para reemplazar la baja del ingreso de emergencia, como es el caso del relanzamiento de los programas de empleo en Córdoba.

Según los números del informe publicado el lunes, el IFE alcanzó en esta provincia al 17,9% de la población, lo que la convierte en la más beneficiada de las llamadas “grandes”. La otra lectura tiene que ver con la cantidad de trabajadores en negro, monotributistas de baja escala o desocupados, que integran el universo que cobra los diez mil pesos del IFE. Los beneficiarios cordobeses son unos 730 mil en toda la provincia y unos 350 mil en Capital, según los datos que circulan localmente. Es decir, unos 7.300 millones de pesos mensuales.

Para dar una idea, el año pasado la administración provincial gastó unos 960 millones de pesos en diversos planes de empleo. Para este año, el presupuesto del Primer Paso (programa estrella) era de 570 millones. Recién ayer fue reactivado.

En tanto, la Tarjeta Social de mil pesos mensuales que paga la Provincia, llega a 61.700 familias pobres, de las cuales 26.894 son de la ciudad Capital.

En cuanto al porcentaje del gasto corriente de la Provincia, los dos IFE pagados hasta ahora son equivalentes al 4,3% del Presupuesto 2019 a valores actuales, según información de Anses y de la Dirección de Asuntos Provinciales de la Nación, citados por el Observatorio mencionado.

Las más y las menos

Las provincias donde más porcentaje de población cobra el IFE son Chaco, con el 27,5% de sus habitantes beneficiarios, Santiago del Estero, con el 26,5%; Formosa, el 26,2% y Corrientes con el 25%. En la otra punta de la tabla están los distritos o provincias más ricas del país o con mayor cantidad de trabajadores registrados como CABA, que tiene un 9,1% de la población que recibe el IFE, Chubut, con el 12,1%, Santa Cruz, donde el 13,6% de los habitantes cobran IFE y Tierra del Fuego, con el 14,8%. En la provincia de Buenos Aires, con su empobrecido conurbano, el 16,5% percibe IFE. En Santa Fe, el 17,3%.

En cuanto al porcentaje del gasto corriente, sobre la base del último presupuesto de cada provincia, la ayuda mensual del IFE equivale a un 11,7% del presupuesto de Santiago del Estero, el 8,6% de Misiones, un 8,2% de Corrientes, un 7,8% de Salta. Para la provincia de Buenos Aires implica el 5,5% de sus erogaciones corrientes. Córdoba, también es esta relación, quedó a mitad de tabla. Pero en la provincia “gemela” de Santa Fe la relación es bastante menor, del 2,6%. Y en CABA, el distrito más rico del país, implicó el 2,2% de sus gastos corrientes.

Por último, cabe destacar que según los cálculos del Observatorio que conduce la especialista Patricia Domench, el Estado nacional ya invirtió en gasto social un promedio de $8.149 por habitante para contrarrestar los efectos de la cuarentena. El IFE, con 8,8 millones de beneficiados hasta ahora (se reducirán en julio) es uno de los principales programas.