Filosofía, Sociales y Artes: el trío anti-exámenes de la UNC

Son las únicas tres Facultades que se niegan a tomar exámenes a sus estudiantes hasta tanto regrese la presencialidad.

Las decanas Flavia Dezzutto (Filosofía y Humanidades), María Inés Peralta (Ciencias Sociales) y Ana Mohaded (Artes).

Julio es, en la Casa de Trejo, un mes de exámenes finales. Esta condición no es simplemente un hábito o tradición, sino que el propio estatuto de la UNC en su artículo 86 establece que “se fijan las siguientes épocas de exámenes: febrero-marzo, julio, y noviembre-diciembre”.

En el contexto de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, 12 de las 15 unidades académicas cumplirán con esta disposición, articulando distintas variantes de exámenes en la virtualidad. En cambio otras tres han decidido privar a sus estudiantes de esta posibilidad, hasta tanto la instancia pueda desarrollarse presencialmente.

Se trata de las Facultades de Filosofía y Humanidades, Ciencias Sociales y Artes, tres dependencias gobernadas por decanas kirchneristas: Flavia Dezzutto, María Inés Peralta, y Ana Mohaded, respectivamente.

A pesar de los reclamos estudiantiles, encabezados por la Federación Universitaria de Córdoba (FUC) y acompañados por los 15 centros de estudiantes, Dezzutto, Peralta y Mohaded parecieran preferir congraciarse con los reclamos de un sector docente que lidera el gremio Adiuc.

Estas Facultades son el núcleo que sobre el que se apoya la estrategia electoral de la conducción del gremio, y a ellas pertenecen algunos de sus más notorias dirigentes, como Sandra Mutal, Leticia Medina y María Teresa “Keka” Bosio (célebre por repartir votos K a sus estudiantes en la última elección presidencial).

Esta decisión pone en una situación incómoda a la agrupación La Bisagra, que comulga en el kirchnerismo y tiene una estrecha alianza con estas decanas. Los jóvenes K tienen una enorme dificultad para explicar a sus representados la posición que han adoptado las gestiones de las que forman parte.

Acuerdo entre Juri y Ginés por hospitales universitarios

El rector de la UNC, Hugo Juri, y el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, anunciaron este viernes dos acuerdos vinculados al área de la salud pública.

Por un lado, los dos hospitales universitarios cordobeses (Nacional de Clínicas y Maternidad Nacional) se incorporarán al programa Sumar, destinado a ciudadanos sin cobertura de obtra social. Por otra parte, la Casa de Trejo colaborará en el objetivo potenciar la teleeducación a través del Programa Federal de Telesalud.

Las novedades se dieron a conocer en el marco de una videoconferencia de la que también participaron el prosecretario general de la UNC, Jorge Dutto, el decano de la Facultad de Ciencias Médicas, Rogelio Pizzi, y el ministro de Salud provincial, Diego Cardozo, el secretario nacional de Equidad en Salud, Martín Sabignoso, y autoridades de la Universidad Nacional de La Rioja (UNLaR) y del Hospital de Clínicas de la UBA.

El rector Juri remarcó que esta pandemia ha servido para poner en valor los sistemas públicos de educación y salud. “Después de tanto vapuleo, estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho y lo que hemos avanzado en estos tiempos tan difíciles. En relación a la telemedicina, la UNC tiene mucho recorrido en este campo y con la tecnología actual es posible achicar las desigualdades que existen en cuanto al acceso a una salud de calidad”, dijo.

En tanto, Pizzi destacó que el Hospital de Clínicas atiende un promedio de 800 pacientes por mes sin cobertura social. “Este acuerdo permitirá reforzar lo que ya veníamos haciendo en conjunto con el Ministerio de Salud de Córdoba. Nuestra misión, además de ser un hospital escuela, es atender las necesidades de los sectores más desprotegidos de la sociedad”, señaló.