UCR pide PASO para las elecciones provinciales

El legislador Rossi propuso una reforma política para Córdoba

La reforma constitucional de 2001 incluyó en el artículo 104 el dictado de leyes electorales y de partidos políticos “que contemplen elecciones internas abiertas, simultáneas y obligatorias para la selección de candidatos”. Pero desde entonces no se avanzó en ese sentido.

Frecuentemente, algún legislador de la oposición presenta un proyecto de PASO provincial, pero las iniciativas naufragan una a una. Ahora, el que lo intenta es Dante Rossi, legislador del bloque de la Unión Cívica Radical, en el marco de una propuesta de reforma política.
Rossi propuso “utilizar un sistema similar a las PASO, donde la competencia de la fiscalización de todo el proceso estará a cargo del Tribunal Electoral Provincial ad hoc, reduciendo así el peso de los aparatos partidarios en la elección de candidatos, y acercando los partidos a la gente”.

Las internas abiertas, según propuso, “no serán obligatorias cuando se presente una sola lista por partido político”. Ello, para eludir situaciones como la registrada en alguna elección nacional, en la que las PASO no definían absolutamente nada porque todas las alianzas o partidos políticos tenían una sola lista. Así, las PASO fueron una encuesta precisa y muy cara, pero sin repercusión en la selección de los candidatos.

Justamente porque las PASO han servido para poco, a nivel nacional se piensa más en eliminarlas que en sostenerlas. Más ahora que podrían perjudicar al kirchnerismo y ayudar a Juntos por el Cambio, esta vez sí, a empujar con diferentes candidaturas en 2021 y 2023. Incluso, es probable que la pandemia del covid-19 sea un argumento del oficialismo nacional para evitar una elección que deberá prepararse y realizarse durante el invierno del año que viene, cuando podría ocurrir, según algunos especialistas, una nueva oleada del virus si todavía no se encontró la vacuna para combatirlo.
La reforma política que impulsa el legislador alfonsinista trae otros temas novedosos.

Bono

Uno de ellos es el denominado “bono de fortalecimiento de partidos políticos”.
Rossi recordó que “en la actualidad el sistema funciona con la asignación por parte del estado de recursos a los partidos teniendo en cuenta la cantidad de votos obtenidos en la última elección”.

En el proyecto, “se propone que el monto a distribuir sea dividido entre las personas habilitadas para votar, y que el estado entregue un bono a cada uno con el valor determinado, a los efectos de que cada año lo asignen al partido político que prefieran, siempre de manera voluntaria”.

“Para el caso de que no se hiciere uso del bono –precisó-, el estado distribuye los fondos de la manera dispuesta hoy por la ley”.

Con este sistema, “se busca interiorizar a los cordobeses en el funcionamiento de cada partido político, y que estos mejoren su funcionamiento”. “Este cambio debe ir acompañado de la limitación de aportantes particulares por fuera del sistema”, agregó, y puntualizó que la idea es recogida de la economista francesa Julia Cagé.

Género

En tercer lugar, a tono con el folklore ideológico de la época, incluye un capítulo relacionado con las “cuestiones de género”. En ese sentido, propone establecer la “prohibición para los partidos, alianzas y confederaciones políticas de aceptar o recibir contribuciones o donaciones de personas condenadas por distintas cuestiones vinculadas a género”.
Finalmente, Rossi sostuvo que “tal como lo menciona nuestra carta magna provincial, los partidos contribuyen a la formación de la voluntad política del pueblo. Lo que hay que hacer es mejorar su funcionamiento y para ello, generar herramientas de mayor control y vinculación por parte de la gente”.