UCR reprochó a Schiaretti y Llaryora por suba de tarifas

El Comité Capital acusó al peronismo de construir un relato que daña a los cordobeses

“Hay que recordarles al gobernador Juan Schiaretti y al intendente Martín Llaryora que sus decisiones van en contra de lo acordado por la Nación”, apuntó ayer el Comité Capital de la UCR, al cuestionar los aumentos que habrá en las boletas de los servicios de luz y agua.
El Comité radical de la ciudad de Córdoba, que es presidido por el mestrista Pablo Romero, pidió a los gobiernos de Schiaretti y de Llaryora “un poco de sentido común, frente a las tarifas que los cordobeses y cordobesas abonamos por los servicios de agua y luz”. “Se les recuerda que estamos en pandemia”, agregó.
Entre otros puntos, el documento radical subrayó que la tarifa de EPEC (Empresa Provincial de Energía Eléctrica) es entre 30 y 150 por ciento más cara que en otras provincias.
“Por decreto del gobierno nacional no se pueden aumentar las tarifas”, recordó el Comité capitalino. Además, para acentuar el carácter mestrista de las críticas, agregó que “desde el Comité Central de la Provincia se viene pidiendo que la solidaridad le gane a los privilegios; hoy más que nunca”. El Comité Central tiene como presidente a Ramón Mestre.
El Comité Capital enfatizó que os “en relación al servicio de agua, ahora municipalizado, nunca se cumplió con la promesa de colocar medidores en la ciudad de Córdoba. Así, más de la mitad de la población abona el servicio de agua sin ningún tipo de registro de consumo”.
“Lejos están de verse beneficiados los cordobeses; todo lo contrario, ya que en la Capital, la cobertura con medidores representa solo el 40 por ciento de los usuarios”, puntualizó.
Asimismo, calificó de “tramposo” el aumento, “porque si bien la factura vendrá con recargos, los mismos no serán en relación a la tarifa del servicio, sino al aumento de canon provincial que se cobra a través de esta tarifa”.
“Se trata de otra trampa del gobierno peronista de Hacemos por Córdoba. En relación a los cargos ajenos al servicio público, el propio Schiaretti hizo propaganda cuestionando los cargos fijos que se suman en las tarifas, por eso sacó una ley, y previamente una resolución del ERSEP (Ente Regulador de los Servicios Públicos), para eliminar los cargos extra de las tarifas de servicios públicos”, continuó.

El relato
“Así, el populismo de Córdoba anunció, como tanto le gusta hacer, que había que terminar con las distorsiones en los precios de los servicios públicos, peor una vez más, la realidad mata al relato”, criticó la UCR. “El año pasado, al asumir Martín Llaryora la intendencia de la ciudad de Córdoba, aplicaron dos cargos más: uno para el agua y otro para la luz, yendo a contramano de lo que la misma gestión peronista planteó meses atrás”, siguió.
El radicalismo de la ciudad de Córdoba acusó que “el peronismo le dice a los vecinos y vecinas que no suben las tarifas, pero paralelamente y de manera tramposa meten un aumento en los cargos que ellos mismos anunciaron que se terminarían. Así, la gestión de Llaryora violenta el derecho a defensa del consumidor, la transparencia y el bolsillo de los cordobeses y cordobesas, golpeado después de veinte años”.
“Parece mentira, pero cuando los cordobeses y cordobesas reciban la factura de este servicio, el relato del peronismo de Córdoba se puede diluir en un segundo”, advirtió.
“Por eso, desde el Comité Capital le solicitamos al gobernador y al intendente que tomen medidas para reducir las tarifas en medio de la pandemia y que reflexionen, porque lejos de buscar soluciones siguen afectando a los cordobeses y cordobesas con un relato que se cae a pedazos”, concluyó.