IFE III: Cuáles son los argumentos de Córdoba para pedirlo

En la Provincia dicen que la Nación anunció tarde el corte del beneficio y que el trabajo informal no se recuperará en breve. Seguirán limitaciones a algunas actividades (pasar a fase 5 sería quitar razones para un nuevo pago del IFE). Convenios para el fortalecimiento del plan Potenciar Trabajo en Córdoba por 300 millones de pesos.

Por Bettina Marengo

La caída del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para todos los distritos menos los del área AMBA y el Chaco, por su situación en la pandemia del Covid 19, provocó las primeras reacciones públicas en las provincias recortadas. Ya no solo la oposición, como es el caso de la UCR cordobesa y el Cambiemos salteño: el PJ de la provincia de Jujuy, a través de su titular, el diputado nacional Rubén Armando Rivarola, le envió una nota al presidente Alberto Fernández para pedirle la continuidad del pago en todo el territorio de la provincia.

Córdoba está negociando, sin intención de hacer ruido, para que el beneficio se sostenga al menos un mes más en la ciudad Capital, donde viven 350 mil de los 740 mil beneficiarios del programa.

Ayer, tal como se anunció en este espacio, el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, tomó contacto con El Panal para firmar convenios del Plan Potenciar Trabajo por 300 millones de pesos (ver abajo), que si bien implican trabajo y movilidad social en el marco de la representación de las organizaciones sociales, no suma nuevos beneficiarios, y está lejos de los 7.400 millones de pesos que dejarían de ingresar. Fuentes gubernamentales deslizaron que hubo algún diálogo sobre el Ingreso de Emergencia.

Los argumentos que esgrimen los funcionarios del gobernador Juan Schiaretti para que al menos en Capital no se corte el pago de los 10 mil pesos (o 12 mil en julio, según los últimos trascendidos) son varios. Uno, que la situación de necesidad se mantiene y el distanciamiento social implica más flexibilidad para trabajar, pero que el impacto en la economía no será inmediato. “Los trabajos informales no se van a recuperar de un día para otro”, plantearon. De hecho, recalcan, en cualquier momento el COE puede disponer la vuelta a Fase 1 en algún sector, como sucedió con la localidad de Malvinas Argentinas, al este del Gran Córdoba, donde se cerraron 14 manzanas tras la muerte de un paciente de Covid 19.

En ese marco, se entiende que pasar a Fase 5 y a la llamada “nueva normalidad” reduciría los argumentos del gobierno provincial para pelear el IFE III para Córdoba. Dos fuentes vinculadas al COE consultadas ayer por Alfil adelantaron que la Provincia se mantendrá en la actual etapa de “distanciamiento social”, aunque aprovechado el margen que da el decreto nacional N° 576 para flexibilizar más actividades.

Por caso, las empleadas de casas de familias quedarían autorizadas a trabajar, pero no en distintas casas, y no lo podrían hacer en horarios pico del transporte urbano, en el caso de la ciudad de Córdoba.

Todo esto lo anunciará el gobernador Juan Schiaretti el jueves a la mañana. Ayer se reunió el Comité de Expertos del COE junto al ministro de Salud de la Provincia, Diego Cardozo. Hoy harán lo propio, y de las recomendaciones que elevan saldría la decisión del mandatario provincial.

Otro argumento es que la Nación debería haber preanunciado que el IFE se caía en julio para los distritos con mejor situación en la pandemia, con menos casos, o donde no hubiera circulación comunitaria del virus. Alberto Fernández lo adelantó en la exposición del viernes pasado (cuando se anunció que la zona del AMBA volvía a Fase 1), y el decreto nacional N° 576/2020 lo confirmó el lunes. Ese instrumento estableció que todos los departamentos de la provincia de Córdoba (y del resto de las provincias, salvo la mencionada AMBA y Chaco), pasaban a etapa de distanciamiento social.

“Lo anunciaron muy a fin de mes, cuando era una acción juzgada, sin dar tiempo a alguna solución”, sostuvo un dirigente capitalino que está al tanto de la negociación. Esta fuente considera “muy probable” que Nación finalmente dé algún tipo de respuesta a los reclamos de las provincias (públicos o diplomáticos), pero que se anunciaría más adelante. En cualquier caso, la segunda cuota del IFE se está pagando aún y algunos titulares tienen fecha de pago hasta el 14 de julio.

El tema es seguido con mucha atención en las organizaciones sociales de Córdoba, cuyas bases son parte de los beneficiarios del IFE. En cualquier caso, aguardan novedades sobre el ingreso universal que la Nación implementaría para los sectores más vulnerables, en reemplazo del IFE que estaría destinado a tres millones de personas, contra 9 millones anotados para el IFE.

Buena noticia para la economía popular

Schiaretti y Arroyo firmaron cinco convenios que contemplan una inversión de 303 millones de pesos para fomentar el empleo y el impulso de proyectos productivos, fundamentalmente en el ámbito de la economía popular. Las medidas acordadas incluyen la entrega de microcréditos y material de trabajo, y la reconversión de planes sociales en oportunidades laborales. En la reunión virtual participaron, además del gobernador y el funcionario nacional, los ministros provinciales Promoción del Empleo y de la Economía Familiar, Laura Jure; Desarrollo Social, Carlos Massei; y Educación, Walter Grahovac.

Tras el encuentro, Massei afirmó que las medidas acordadas con Nación apuestan a la inclusión laboral. «No hay mejor política social que un empleo, entonces (buscamos) transformar los subsidios y planes en posibilidad de más empleo. Esto tiene que ver fundamentalmente con la economía social, que representa aproximadamente al 40% de la Argentina que trabaja informalmente y con esta pandemia la está pasando mal», señaló.

Jure agregó que la intención es llegar a los sectores de mayor vulnerabilidad. «Habrá diferentes iniciativas que tienen que ver con microcréditos, aportes no reintegrables, fundamentalmente pensado en la adquisición de maquinarias, herramientas y materiales de trabajo,» indicó.