Llaryora contemporiza con Nación tras acuerdo en transporte

El intendente de Córdoba anunció que no aumentará la tarifa del servicio. Agradeció a la Nación y Provincia por la asistencia económica a la prestación. Con el acuerdo firmado en Buenos Aires, buscó calmar la interna política que abrió su denuncia por la inequidad crónica en el reparto de subsidios.

Por Yanina Passero
[email protected]

Esta vez, el responsable de la ciudad más importante del interior del país ejercitó la gratitud para anunciar el inminente regreso del transporte público de pasajeros, luego de 26 días de paro por deudas salariales de abril y mayo. “Gracias al trabajo de todos los sectores, el gobierno nacional y provincial, UTA y empresarios, hemos logrado cuidar el sistema”, destacó Martín Llaryora el esfuerzo de los actores que intervinieron en la negociación que se desarrolló en la tarde del martes en Buenos Aires.

El tono conciliador que utilizó durante toda la entrevista que brindó a Cadena 3 contrastó con el de la semana anterior. Aprovechando los potentes micrófonos de la emisora, pidió por una redistribución federal de los subsidios y brindó detalles sobre la presunta inequidad que, a buen entendedor, buscaba transferir la responsabilidad al poder central por la huelga de UTA más larga de la que se tenga registro.

Como era de esperarse, la polémica no tardó en producirse. Primero fue el subsecretario de Transporte de la Nación, Gabriel Bermúdez, quien corrigió públicamente información desactualizada que el sanfrancisqueño citó para documentar su reclamo. El extitular de la misma cartera durante la gestión de Juan Schiaretti informó que el macrismo giraba un peso de cada 10 al interior, mientras que el resto se concentraba en AMBA y Capital Federal. Finalmente, cerró el descargo advirtiendo que desde la llegada del presidente Alberto Fernández se triplicaron los envíos.

La disputa política comenzó a calentarse apenas el senador nacional Carlos Caserio involucró a Schiaretti en el conflicto. Como se informó desde estas páginas, el expresidente del PJ Córdoba dijo que el transporte no era una prioridad para El Panal al advertir que de $3000 millones girados por el Tesoro Nacional en el marco de la emergencia no se apartaron reservas para sostener el servicio urbano, tampoco el interurbano que superó los 50 días de inactividad.

La solución del conflicto era ampliamente esperada por todos los involucrados porque, como estaban planteadas las jugadas, no había margen alguno para descomprimir las tensiones políticas en el peronismo cordobés y, a su vez, de este con el kirchnerismo/albertismo. UTA no escapaba a la presión de un sector interno que había lanzado un paro solidario en Buenos Aires para pedir por el pago de sueldos de los choferes del interior.

Con el acuerdo firmado y la feliz noticia de que el transporte se reanudaría apenas el COE aprobara el nuevo protocolo, Llaryora buscó contemporizar con sus “rivales” de ocasión y sanear la imagen de la Provincia en el asunto. “Hay que agradecerle al Gobierno nacional que prorrogó los subsidios que venía enviando y porque es verdad que son tres veces más de lo que se enviaba antes. También, agradecerle a la Provincia porque va enviar fondos. Todo esto nos va a permitir sostener la tarifa”, anunció Llaryora, quien calificó el acuerdo en Buenos Aires como un “paso muy importante”.

Seguidamente, revisó el objetivo de su intervención política de los últimos días: “Esto que hacemos, no lo hacemos para beneficiar a un sector sino para el transporte público pueda ser público. Y para esto necesitamos tarifas accesibles y que el sistema sea igual al de todo el país. Por eso nosotros no reclamábamos nada distinto, sino que queríamos que se vaya asimilando las condiciones del AMBA al interior”.

Y cerró el tema con la enumeración del acta: “Hemos dado un paso muy importarte. Quiero volver a agradecer a todos porque todos han gestionado. Se han prorrogado los subsidios que mandaba la Nación, que seguirán siendo acompañados por los subsidios provinciales. Se llega a un acuerdo del 88% no remunerativo y el 12% remunerativo para el pago de sueldos. Se arma una comisión para estructurar una ley para extraer más recursos al interior y que la tarifa sea siempre accesible para que el transporte siga siendo público”.

Vuelve el transporte

Llaryora anunció anoche que el regreso del transporte será a partir de las 0 horas del próximo viernes 5 de junio y con frecuencia de día sábado reforzado. La decisión la toma el municipio luego de consensuar con el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) el protocolo correspondiente que implementarán las empresas del transporte para garantizar las medidas sanitarias.

Hoy, las empresas adecuarán las unidades a lo dispuesto por el COE y los choferes recibirán del municipio un kit sanitario para su protección personal. Asimismo, los trabajadores estarán percibiendo el porcentaje del sueldo correspondiente al mes de mayo.

En el protocolo del COE se definió que los usuarios deberán subir al colectivo con tapaboca, tendrán disponibles todos sus asientos, con excepción de las butacas 1 y 2 (las que están más cerca del chofer); no podrán viajar personas paradas y el ingreso será por la puerta delantera. Además, los choferes tendrán un cobertor de nylon que los separa del pasaje y la unidad estará equipada con alcohol en gel.