Schiaretti salió a mostrar gestión del COE (Llaryora faltó con aviso)

El gobernador ponderó los resultados de la gestión provincial de la pandemia. Recibió felicitaciones de la OMS, pero con ruidos en el frente interno por la movida “prosubsidios” del intendente capitalino.

Por Bettina Marengo

Con el frente interno en tensión por la “sublevación” nacional de Martin Llaryora y la cuarentena política explícitamente finalizada, el gobernador Juan Schiaretti salió a defender su gestión en la pandemia, y a resaltar que es el jefe provincial del COE. El mandatario ya venía levantando el perfil luego de las críticas por su ausencia al momento de dar malas noticias, como cuando la ciudad de Córdoba regresó de Fase 4 a 3 en los estadios del confinamiento obligatorio y preventivo. Ayer, con buenas noticias epidemiológicas, ocupó el centro de la escena.

Schiaretti y los responsables sanitarios del COE presentaron en el Auditorio del Centro Cívico el Informe de la Situación Epidemiológica Actual en la Provincia y los criterios de actuación en el abordaje de la pandemia del coronavirus. Estuvieron el vicegobernador Manuel Calvo y la diputada nacional Alejandra Vigo, quien integra el gabinete social. En lo que fue casi una rendición de cuentas del tipo “estado de la provincia”, participaron como invitados la representante en Argentina de la Organización Mundial Salud (OMS) y miembro de la Organización Panamericana Salud (OPS), Maureen Birmingham, el presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, Omar Sued, y el director del Instituto Nacional de Epidemiologia, el cordobés Roberto Chuit. Fueron convocados la titular del TSJ, María Cáceres de Bollati, y el rector de la UNC, Hugo Juri. Del sector privado, empresarios del llamado Grupo de los Seis.

No asistió Llaryora, pese a que dos de los tres focos de Covid 19 que sufrió la provincia se produjeron en la ciudad Capital (Hospital Italiano y Mercado Norte), y que en ésta se concentra la mayoría de los casos. En su reemplazo fue el viceintendente Daniel Passerini.

A la misma hora, el alcalde capitalino estaba reunido virtualmente con intendentes de ciudades grandes y medianas del interior del país, organizando el reclamo a la Nación por más subsidios para el transporte urbano de sus distritos. Para los peronistas consultados por este diario, Llaryora “se cortó solo” para buscar su lugar en el escenario provincial y para dar un mensaje a los cordobeses de “defensa de lo propio”. Al cierre de esta nota, ningún funcionario del Centro Cívico había querido comentar la movida del intendente. El albertismo, en la voz del senador Carlos Caserio, calificó la iniciativa de “asonada” contra el gobierno nacional. El punillense es el dirigente cordobés más cercano al presidente Alberto Fernández, quien ya el viernes pasado tuvo conocimiento de la cita virtual que hoy realizaría Llaryora con sus colegas y empresarios del transporte, y que el Panal se apuró en vaciar, con la no asistencia de los diputados schiarettistas.  En declaraciones a medios cordobeses, Caserio le reprochó a Llaryora pretender resolver un tema de “larga data”, como son las asimetrías de recursos entre Buenos Aires y el interior, en medio de una pandemia y con un estado nacional al borde de su capacidad distributiva.

En este escenario, el reclamo del titular del Palacio 6 de Julio no solo hizo ruido en Olivos. Los propios colegas de Llaryora del interior provincial vienen reprochando por lo bajo que el grueso de los recursos que distribuye el gobierno (propios o nacionales) quedan en la ciudad Capital, en detrimento de ciudades y localidades medianas y chicas. Esto se escuchó nítidamente con la gestión de la pandemia, pero está vivo desde antes. No sería extraño que algunos jefes comunales armen una “ofensiva” destinada a marcar el “centralismo capitalino” en la provincia de Córdoba, lo cual sería otro dolor de cabeza para Schiaretti.

El COE soy yo

Con el foco el Covido 19, el gobernador destacó los resultados de la provincia de Córdoba. Recalcó que en cada decisión del COE tiene está el “gobernador que eligieron hace poco más de un atrás” y destacó que su gobierno siguió los lineamientos sanitarios del gobierno nacional. Sin embargo, hizo hincapié en que el promedio de testeos para diagnosticar infectados realizados en Córdoba, triplica la media nacional. En tanto, el ministro de Salud, Diego Cardozo, comparó las tasas de contagio de Córdoba y de CABA pero buscó el contraste con la situación que se vive en Chile, donde ayer se produjo el récord de mil muertos en un solo día. “Situación alarmante”, calificó.

El titular del Ejecutivo cordobés recibió elogios de la representante de la OPS y OMS, quien destacó los “logros en la lucha contra la pandemia” por parte de la provincia. Según la especialista, Córdoba “llegó a un punto destacable” en la mitigación del Covid-19. “No se pueden relajar. Son un ejemplo”, añadió la invitada.

Ayuda

“Sabemos que la pandemia golpea de manera transversal a todos los cordobeses. Golpea al sector público, que no recauda, al sector privado, a nuestros empresarios que no venden y a nuestros trabajadores, que están suspendidos o han perdido el empleo, a los cuentapropistas. Quiero reiterar que el gobierno provincial está y estará allí, al lado de cada sector para acompañarlo y mitigar los sufrimientos que tiene, de acuerdo a las posibilidades económicas con que cuenta la provincia”, cerró el gobernador.