Piden a Llaryora que saque de la cuarentena al municipio

La oposición exigió al intendente que asuma la responsabilidad de gestión en medio de la pandemia, empezando por los controles y la reactivación del sector productivo de la ciudad.

Por Yanina Passero
[email protected]

Olvidando el pequeño lapsus de una semana que regresó a la ciudad de Córdoba a la fase 3 de la cuarentena y siguió con un nivel de flexibilización sorprendente, reformas y ajustes del Estado provincial y municipal mediante, el gobernador Juan Schiaretti comunicó ayer que los brotes de Covid-19 están controlados. Excelentes noticias para los sectores productivos que aguardan el regreso a la actividad; quizás no tanto para aquellos que deberán empezar a lidiar con los problemas que surgieron tras la pandemia y el recrudecimiento de otros males de vieja de data.

La cuarentena se incorporó como elemento estratégico de la política. ¿Hubiera avanzado Martín Llaryora en la reforma de las condiciones laborales y salariales de los municipales; o el mandatario provincial con las modificaciones del régimen previsional? Probablemente, su aprobación hubiera requerido de instancias de negociación con los involucrados y el estallido gremial en las calles.

De continuar las buenas nuevas en materia sanitaria, las gestiones deberían ir acompañando las vertiginosas necesidades del contexto y retomando las que permanecían en lista de espera. El aislamiento social no debería configurar una nueva zona de confort para los referentes con responsabilidades de gestión. Precisamente, allí se dirigió el dardo de la oposición en el Concejo Deliberante.

“La cuarentena ha sido un éxito desde lo sanitario, pero sin duda alguna apelamos a que la cuarentena sea la decisión más seria y no la decisión más cómoda”, ironizó el radical del bloque Evolución, Rodrigo de Loredo, en la conferencia de prensa que brindaron ayer los presidentes de bloque que, prácticamente desde su debut, operan en tándem.

El objetivo del convite fue reclamar a la Municipalidad que cuide al sector productivo y elabore “una hoja de ruta clara para la transición y salida de la cuarentena”. Seguidamente apuntaron contra el Centro de Operaciones de Emergencia: “Nos preocupa que el nucleamiento de las cuestiones vinculadas a la pandemia en el COE conlleven una evasión de las responsabilidades propias del municipio”.

En momentos donde se experimenta un buen ritmo de flexibilización, la oposición solicitó al gobierno de la ciudad que acompañe con gestión y control la nueva etapa. Este fue el pedido del edil de Encuentro Vecinal Córdoba, Juan Pablo Quinteros, quien recomendó una mayor presencia del Estado en la calle y que no se desligue el cuidado sólo en la responsabilidad individual.

Por supuesto que las urgencias económicas concentraron el grueso de la conferencia. En este sentido, pidieron que se convoque al Consejo Económico y Social, creado por ordenanza; la reconsideración de medidas tributarias como la reducción de alícuotas de Comercio e Industria en los meses de inactividad; la eliminación de la tasa municipal que deben abonar los vecinos de Córdoba en las boletas de la luz por lo que resta de año y se solicitó que el municipio se ponga en consonancia con las medidas que realizó la Epec para beneficiar a clientes industriales y comerciales, y ayude a comerciantes y vecinos quitando la sobretasa del 7,4% que figura en la tarifa eléctrica de la Capital.

Por último, plantearon la necesidad de establecer claridad y centralidad en la difusión de normativas y comunicación de los protocolos, de fácil acceso para todos los vecinos.