Córdoba recibió $1250 por habitante por fuera de la coparticipación

La Nación giró $100.000 millones de Transferencias No Automáticas en el primer cuatrimestre. La Rioja y Santa Cruz son los distritos que registran los niveles más altos per cápita a pesar de que Buenos Aires reciba un monto total mayor. La intensidad de los envíos aumentó en abril cuando los efectos de la cuarentena se sintieron a pleno.

Por Gabriela Origlia

Durante el primer cuatrimestre del 2020, las provincias recibieron $100.000 millones desde la Administración Nacional en concepto de Transferencias No Automáticas (TNA); el 94% de las TNA fueron destinadas a financiar gastos corrientes mientras que el 6% restante financió gastos de capital. El nivel medio de las TNA por habitante es $2.200; entre las provincias altos nivel de ingresos y alta densidad poblacional, Córdoba con $1250 y Santa Fe, con $1.169 quedaron detrás de Buenos Aires, Mendoza y CABA. El promedio del grupo fue de $1554.

Los datos se desprenden de un estudio del Iaraf conducido por Nadín Argañaraz en el que las jurisdicciones son agrupadas según su nivel de ingresos y densidad poblacional. Entre enero y abril se registraron tres grandes sistemas de desembolso que representan el 46% del total de los envíos. Los principales programas financiados fueron “Acuerdo Nación- Provincias Ley 27.260″; “Relaciones con Provincias y Desarrollo Regional” y “Asistencia Financiera a Provincias y Municipios”, respectivamente. El 94% del dinero fue a financiar gastos corrientes.

Hubo un aumento en la frecuencia y el nivel con que las transferencias son efectuadas a partir de finales de marzo, intensificándose durante abril donde se concentra el 55% del total. Coincidiría, entonces, con la instrumentación del aislamiento social obligatorio, impuesto como medida para hacer frente a la pandemia de Covid-19, y la consecuente caída en la actividad económica.

Del análisis de la participación de cada jurisdicción en el monto acumulado de transferencias se ve que Buenos Aires concentra el 42% del total (recibió aproximadamente $42.000 millones). Esa jurisdicción recibe 17 veces más que el promedio transferido al resto pero que a su vez cuenta con una población 15 veces mayor. Córdoba recibió unos $5000 millones, algo menos que Entre Ríos, al nivel de CABA y un poco por encima de Santa Fe.

La Rioja y Santa Cruz son las que registran los niveles más altos per cápita a pesar de que Buenos Aires reciba un monto total mayor. El trabajo del Iaraf hace notar que las jurisdicciones con menores ingresos perciben un monto mayor de TNA per cápita. La misma conclusión es aplicada cuando se compara las jurisdicciones con baja y alta densidad poblacional.  En términos absolutos, el mínimo lo registra Santa Fe, que recibió $1.169 promedio por habitante, mientras el máximo corresponde a La Rioja con $7.711 per cápita promedio.

Las Transferencias Corrientes No Automáticas representan el 94% de las TNA. Esto implica que, en promedio, de los $2.200 pesos per cápita promedio país transferidos en el cuatrimestre, $2.070 financian gastos corrientes. En cuanto a la distribución geográfica, Buenos Aires concentra un 44%. Sin embargo, es Santa Cruz la que presenta el monto per cápita más alto, $4.796 pesos por habitante. Santa Fe tiene el mínimo con  $1.132 pesos per cápita (Córdoba está apenas por encima).

Estos giros dependen del programa “Relaciones con las Provincias y Desarrollo Regional”, para el cual se destinaron $27.000 millones, que corresponden a Aportes del Tesoro Nacional (ATN). Las transferencias corrientes que realiza el Gobierno Nacional en concepto de “Acuerdo Nación Provincias Ley 27.260”, refieren al subsidio de tasa del préstamo dispuesto por artículo 3° del Acuerdo Nación-Provincias ratificado por los artículos 24° y 25° de la ley 27.260.

En cuanto a las Transferencias de Capital No Automáticas, en promedio, cada jurisdicción recibió en el cuatrimestre $130 pesos por habitante destinados a financiar gastos de capital. La Rioja concentró un 30% de las mismas y presenta un monto per cápita 35 veces mayor al nivel medio, que configura el nivel máximo y es de $4.473 pesos por habitante. Esto es causado porque el 97% de las Transferencias de Capital que recibe la provincia son en concepto de “Asistencia Financiera a Provincias y Municipios”.

Los giros realizados bajo este concepto a las demás jurisdicciones son clasificadas como transferencias corrientes, siendo el caso de La Rioja el único donde se considera transferencias de capital. Esto es fruto de los acuerdos federales mediante los cuales la provincia todos los años recibe estas transferencias que en la práctica funcionan como una suerte de coparticipación.

Una vez eliminado el efecto distorsivo introducido por La Rioja, se identifica a Salta, Catamarca y Chaco como las que reciben el nivel más alto per cápita, superando los $400 pesos por habitante en el cuatrimestre. Por el contrario, San Luis es quien percibe el menor importe recibiendo cada habitante en los primeros 4 meses de 2020 un monto de $6 pesos, es decir, menos del 5% del valor medio. Teniendo en cuenta la agrupación y clasificación propuesta, se identifica que Mendoza, Neuquén, Chaco y Salta (sin considerar La Rioja) son las más beneficiadas de cada uno de los grupos definidos.

El 80% de las transferencias de capital financian los seis principales programas indicados, incluyendo en primer lugar al que fue mencionado al explicar el caso específico de La Rioja. El segundo programa con mayor participación corresponde a “Recursos Hídricos”, el cual percibió el 17% del total y de los cuales son beneficiarias Salta, Chaco, Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero.