Bajo las alas de “Armando Flores”

“Somos los ángeles”, el último disco de la banda cordobesa liderada por Ají Rivarola se puede oír ahora en plataformas de streaming. El compositor y vocalista habla sobre la etapa actual del grupo y sobre un homenaje que contiene el disco al blusero Sergio Barboza.

Por Gabriel Abalos
[email protected]

Arte de Vero Bario para el disco “Somos los ángeles” de Armando Flores.

Presentado en diciembre pasado en 990 -hace tanto y hace tan poco-, ahora se puede oír en Spotify y en YouTube el último disco de la banda Armando Flores, Somos los ángeles, el cuarto registro en estudio después de siete años sin editar. El disco le da continuidad a un sonido local con vocación latina, con mucha identidad y una variedad de ritmos que han sido parte del sonido propio de los “Armando”: rock, reggae, tango, rap, funk y ska, entre otros frutos populares, que transportan la inigualable poesía urbana de Ají Rivarola, con aportes poéticos de nuevo cuño.

Creo que al disco ya lo tenía cocinado hace como dos años, pero todo se fue postergando. Y lo sacamos al cumplir veinticuatro años la banda”, dice Ají Rivarola, quien comenta el cambio que se ha producido durante estos años en el modo de edición: “Lo de la edición digital fue algo rarísimo porque nosotros no estábamos acostumbrados a eso, somos más de la vieja escuela, de grabar el disco y mandarlos a hacer a Buenos Aires, hacer las copias, la gráfica. Estábamos acostumbrados a esperar una caja con discos que llegaba al mes de que lo mandaste hacer. Y cuando llegaba te ibas a la sala de ensayo a oírlo y decías: terminamos el disco, y era todo un acontecimiento. Y hoy en día no; es llenar una planilla digital, y pasar una tarjeta de crédito y decir bueno, ya lo subí, ya está el disco, lo edité. Y decís y ahora qué hay que hacer… Bueno, festejar, ¡jaja! Como que no te cae la ficha mucho porque no tenés el objeto, ese objeto que ya es obsoleto, que para el melómano significa algo, pero son los menos los románticos, y aparte que ya no hay donde poner el disco, que es lo principal. Es una gran ventaja, por un lado, y por el otro lado le quita romanticismo.”

En las especificaciones técnicas, fue grabado en DeeLight por Guille Herrera, en tanto la mezcla y mastering se hicieron en Estudio Acampis. “El disco fue editado por Gabriel Pedernera, de Eruca Sativa, que también es productor y ha estado produciendo el disco de David Lebón y que hizo la mezcla del nuestro. Estamos contentos con eso, con el disco, nos está yendo bien. Justo estábamos en una etapa en la que trabajamos mucho en los bares, y de repente, la pandemia. Pero nos sigue yendo bien a nivel fama, por decirte. Por las redes, me doy cuenta por las estadísticas de reproducciones de los temas, por la respuesta de la gente. O sea que nos sigue yendo bien, pero sin poder trabajar en vivo.”

Creada en 1995 en la ciudad de Córdoba, la banda acompañó a la urbe con una historia de un cuarto de siglo y tuvo en su personal a un gran número de músicos a lo largo de los años. Sobre el formato actual comenta Rivarola:

Respecto a la nueva “deformación” de la banda, como le digo yo, está mi hija Julieta, que aporta un discurso que tiene que ver mucho con la revolución de las mujeres, con alto contenido poético y de lucha. También está mi hijo Germán, se ha formado hereditariamente el grupo en esta etapa. También tenemos una baterista, Tola Ponce Rodríguez, que es de San Luis. En realidad, la base del grupo somos tres, y después hay un Armando Flores flotante alrededor que, aparte de mis hijos que rapean y que también tocan, cuenta con la tribu de los veinticinco años que va a cumplir la banda este año: toda la historia de los músicos que han sido, que vuelven a ser, porque algunos músicos pasaron, pero siguen volviendo todavía, porque tocan en varias bandas y con nosotros también. Es un Armando Flores más grande que la formación estable.”

Completan la formación actual Matías Acosta en guitarra y Joel Fussero en teclados. Somos los ángeles es un viaje por un imaginario personal y suburbano, cuyo tema/título aparece en dos versiones, abriendo y cerrando el álbum, especie de rap con soplos canyengues. En la lista de temas destaca uno, Sergio, un homenaje al blusero Sergio Barboza. Posee un sonido funky con apoyo de caños y un recuerdo neto para un gran músico cordobés. La letra dice “Sergio tenía el funk, el rock y el bossa atados, pero luego volvió al blues que pasó como un tren y se lo llevó lejos.” Sobre ese tema dice Ají Rivarola:

El tema dedicado a Sergio era una cosa pendiente que sentía siempre. Siempre tuve ganas de hacer temas de Cerbatana, o algunas cosas de Sergio, porque yo la primera vez que lo vi a Sergio fue cuando fui con mi hermano (Titi Rivarola) a un bar allá en Alta Córdoba, a ver al grupo Cerbatana y yo era la primera vez que iba a un recital, o una de las primeras veces. No podía creer lo que estaba viendo. Estaba Sergio con unas calzas fucsia, con anteojos de alpinista, con una boina o no sé qué, con unos borceguíes puestos, y una guitarra de esas Ovation que se usaban antes. Y tocaba Gato Negrini la guitarra, Ernesto Romero el piano, Luis Garis la batería, no me olvido nunca de eso. Aparte de la tremenda música que hacían, que la escuchaba en un cassette que tenía Titi, imagínate, le daba vuelta a ese cassette que tenía el tema De vuelta al barrio, que hacía Sergio, muy lindo tema, que hablaba del barrio Clínicas y todo eso. Yo la flasheaba con ese tema, que tenía ese bossa nova tipo trova rosarina, o esa onda. Así que sentía como una deuda pendiente, a esa letra la escribí muy rápido, me salió como en cincuenta segundos por decirte, porque la venía cocinando mentalmente hasta que bajó al papel de una. Es una letra corta, pero creo que es linda igual para describirlo a él en su espíritu, autoproductor y todo lo que tenía el loco, gran músico. Yo lo admiro mucho, la verdad.”

Se puede oír Somos los ángeles en https://open.spotify.com/track/4VJuozclsXXkDHkdUGs64E, y en https://www.youtube.com/user/armandoflores100.