Enroque Corto en Río Cuarto: Sin dar el brazo a torcer

Por Julieta Fernández
[email protected]

Sin dar el brazo a torcer

Encadenados a las puertas del palacio de Mójica, los vendedores de puestos fijos se manifestaron desde la tarde del miércoles y el reclamo se extendió por más de 24 horas. Los encadenados fueron dos “históricos” vendedores de puestos fijos en el microcentro de la ciudad. Uno es Liso Márquez, cuyo puesto se encuentra en la vereda de la sucursal de EPEC, y el otro Miguel Fernández, quien trabaja en un puesto ubicado en la esquina de General Paz y Rivadavia. Ambos personas mayores de 60 años y que, tapados de frazadas, se mantenían firmes en las escalinatas del Palacio Municipal bajo la helada mañana del jueves. “Vendedores de puestos fijos”, aclaraban para diferenciarse de la venta ambulante (la cual aún no está autorizada). Otros seis vendedores los acompañaron.

La razón del reclamo fue la misma que plantean casi todos los rubros del sector privado: volver a trabajar bajo un protocolo sanitario. Los manifestantes aseguran que cuentan con una habilitación certificada para poder trabajar en sus puestos y que tendrían  el permiso de circulación pertinente. Sostienen que han presentado la documentación respectiva pero nunca se les dijo si podían trabajar o no, por lo cual optaron por reiniciar sus actividades al mismo tiempo que los comercios hace más de una semana.

Periodista: ¿Pudieron hablar con algún funcionario?

Vendedor: Pudimos pero tuvimos que irnos hasta el Centro Cívico porque nos enteramos que el COE se reunía allí. Después de eso, levantamos la protesta que duró más de 24 horas.

P: ¿En el Palacio Municipal no los atendió nadie?

V: No. Muy pocos funcionarios se acercaron pero se lavaban las manos. Decían que eso dependía del COE. Nosotros les decíamos que después de que la Policía nos desalojara de nuestros puestos, presentamos toda la documentación y los efectivos nos dijeron que estaba todo en regla pero que necesitábamos el permiso del COE. El tema es que hace varios días que presentamos un petitorio y un protocolo, de manera presencial y por mail. Por eso salimos a trabajar, porque no podemos seguir así después de 60 días sin generar ingresos.

P: ¿Qué respuesta se les dio desde el COE?

V: Pudimos hablar con el intendente (Juan Manuel Llamosas), el fiscal Municipal (Julián Oberti) y el titular del COE, el doctor Pepe.  Se comprometieron a darnos una respuesta a más tardar el martes, así que desactivamos la protesta en la Municipalidad.

P: ¿Qué les transmitió el intendente?

V: Parecía desconocer nuestra situación. Al menos eso nos dijo. Se mostró sorprendido cuando le contamos que el comisario Dellamea dijo que no se iba a hacer cargo de que nosotros estuviésemos ahí en la puerta del Palacio Municipal. Espero que nos autoricen, nosotros presentamos todo y al menos hasta el martes no vamos a volver a trabajar a los puestos.

P: ¿Valió la pena el frío?

V: Esperemos que sí. No estamos pidiendo nada de otro mundo. Estamos pasándola mal y solo queremos trabajar. Hicimos todo lo que correspondía antes de protestar de esta manera. Fuimos a la Policía, presentamos los permisos. Fuimos a la Municipalidad y al Centro Cívico a presentar los petitorios y la documentación correspondiente. Enviamos por mail lo que nos habían solicitado. Bueno, ya no sabíamos qué más hacer y por eso nos encadenamos en la Municipalidad.

La ironía fue que, mientras otros sectores tuvieron reuniones con el Ejecutivo en la comodidad de las oficinas del Palacio de Mójica, nosotros estábamos a la intemperie aguardando una respuesta. Mientras el nuevo horario de comercio fue aprobado al poco tiempo de la reunión que convocó al CECIS (Centro Empresario Comercial y de Servicios), los vendedores de puestos fijos habrían llevado su documentación a cuanta dependencia municipal se cruzara por su camino.

 

 

Funcionario escoltado

Vendedor: Hubo alguien del Ejecutivo con quien sí hablamos antes de charlar con el intendente pero su respuesta no fue la mejor…

Periodista: ¿A quién se refiere?

V: Camilo Vieyra (secretario de Gobierno) apareció en un momento escoltado de policías. Nos dijo que la decisión no dependía del Ejecutivo pero tampoco se mostró dispuesto a decirnos que iba a elevar nuestro pedido al COE. Hasta dijo que “había muchas actividades que tampoco habían podido volver a su función”, como si tuviéramos que resignarnos. Durante toda la mañana de ayer, los funcionarios estuvieron entrando por el otro ingreso (calle Hipólito Irigoyen) y no pasaban por el frente del Palacio en donde estábamos protestando. Nadie quería pasar por ahí. Creo que si no hubiéramos ido hasta el Centro Cívico justo cuando había reunión del COE, seguiríamos encadenados.

 

 

Vecinos de a pie

La oposición continúa realizando proyectos y pedidos de informe solicitando que se den explicaciones por la falta de transporte urbano en la ciudad. Proyectos que, al no tener prevista una sesión en el corto plazo, probablemente  duerman en cajones. Tanto Cambiemos como Respeto se han expresado en los últimos días. La negociación que AOITA lleva adelante con los empresarios no avizora, por el momento, llegar a buen puerto y el paro continúa por tiempo indeterminado, como el enojo de los riocuartenses.

P: ¿Hay alguna respuesta sobre el pedido de audiencia a la empresa?

Informante: Hasta el momento nada de parte del Ejecutivo. Entendemos que la auditoría a la empresa (que solicitó Respeto) la debiera autorizar el municipio o en todo caso tratarse en el Concejo Deliberante. Ninguna de esas dos cosas está pasando.

P: ¿Qué piden exactamente en la solicitud de auditoría?

I: En su momento planteamos que se debiera reintegrar el dinero que los usuarios cargaron en sus tarjetas SAT y que por más de 40 días no han podido usar. Pero un punto importante de ese pedido es conocer qué destino han tenido los subsidios que recibe la empresa. No se sabe nada.

P: El gremio dice que con esa suma se podrían haber pagado los salarios completos de Marzo…

I: Eso escuché, no puedo afirmar nada porque, justamente, desconozco sus números. Por eso debiéramos tener esa auditoría y dejar bien en claro las cosas.

 

 

Gestión en tiempos de crisis

La ciudadanía ha comenzado a manifestarse en relación a la gestión municipal en tiempos de crisis. Se reconocen algunos aspectos positivos en materia social (aunque la ayuda seguiría siendo insuficiente según algunos dirigentes sociales). Sin embargo, la falta de transporte urbano, ha generado comentarios de lo más negativos, aunque tanto el Municipio como la empresa se repartan las culpas.

Informante: ¿Vio como están los ánimos en las redes sociales? La gente ya no aguanta un día más sin transporte público…

Periodista: Sí, algo pude ver pero, ¿Cree que esto afecta a la imagen del Ejecutivo a largo plazo? ¿O es una cuestión del momento?

I: Son épocas muy críticas y la gente no olvida este tipo de cosas. No olvida que tiene que caminarse toda la ciudad para ir a trabajar. Ni hablar de la gente de la zona que trabaja aquí en la ciudad. No puede ser que solo hayan puesto a cuatro transportistas escolares cuando en Río Cuarto son aproximadamente 70. Un transporte va a Las Higueras, otro a Holmberg y los otros dos buscan a personal  que vive en la ciudad. ¿60 enfermeros son los únicos a los que la Municipalidad les puede garantizar transporte?