En jaque por la pandemia, gremios rechazaron reforma

Mientras dure la cuarentena, la única vía formal de reclamo será la judicial. Cruje la relación de los secretarios generales con el Gobernador, a quien acusaron de “dar un golpe bajo”.

Por Yanina Passero
[email protected]

El gobernador Juan Schiaretti exprimió al máximo el contexto extraordinario que impuso la pandemia de coronavirus para avanzar con una materia pendiente de 2015: la armonización de la Caja de Jubilaciones de Córdoba con la Nación. En aquel momento, la Provincia elegía mostrarse sin problemas para enfrentar sus deudas. Hoy, la aceleración de la crisis profundizó el rojo y liberó a los mandatarios de la necesidad de mostrarse solventes.

Entre los gremios cordobeses circulan dos consensos claves en torno al proyecto de ley que se aprobó ayer en la Legislatura.

No dudan del sentido de oportunidad del Panal para ajustar el gasto en momentos donde las libertades sectoriales se encuentran igual de restringidas que las individuales. Como se viene señalando desde estas páginas, y en virtud de las disposiciones firmadas por el presidente Alberto Fernández, los secretarios generales enfrentan las limitaciones de la caída de la actividad, la pérdida de empleo o las quitas salariales; pero también se ven despojados de sus habituales mecanismos de presión (¿extorsión?) al tener a sus representados en estricto aislamiento.

De esta particularidad sin precedentes en democracia se apoyan para admitir que se encuentran acorralados en amplios sentidos para responder al recorte jubilatorio que afectará, principalmente, a los organismos que exhiben sueldos de grueso volumen como Suoem, Luz y Fuerza y Bancarios, principalmente, asimismo a todos los que se incorporen al régimen en lo sucesivo. En este sentido, no hay sindicalista que considere como un recurso válido sacar a los pasivos a las calles por ser población de riesgo.

En jaque por la pandemia y golpeados por las embestidas en distintos niveles –cabe recordar que los municipales, por ejemplo, reclaman por la reducción del 14,28 % de sus sueldos desde este mes- las centrales debatirán esta semana cuál será la herramienta a utilizar. Saben que las opciones son limitadas. Sin embargo, todas las fuentes consultadas de la CGT Córdoba y la CGT Rodríguez Peña aseguraban que no romperían la cuarentena. Habrá que ver cuánto dura la promesa teniendo en cuenta que no pasan el mal trago que les generó el momento elegido por Schiaretti para plantear los cambios y romper relaciones históricas.

Quedó claro que la cuarentena se justifica, ahora, no sólo con argumentos sanitarios. Los gremios acusan al gobernador de “dar un golpe bajo”.

Luego de la conferencia de prensa que se brindó ayer en la casa histórica de la central obrera que comanda José “Pepe” Pihen, los referentes presentes coincidieron en que debían encarar una acción conjunta para derribar el proyecto oficialista que, además de la armonización con el sistema nacional, prevé la reducción del haber inicial y el diferimiento por dos meses para el cobro por parte de los jubilados de los aumentos que se fijen para los activos o la rebaja de las pensiones. De todas maneras, cada sindicato quedó liberado para decidir su propio plan de lucha.

Así quedó redactado en el acta firmada por SEP, UEPC, AMET, ADEME, UPS, Luz y Fuerza Córdoba, Luz y Fuerza Regional, La Bancaria, SUOEM, SADOP, Casinos, APSE, SIVIALCO, los gremios de los empleados legislativos, judiciales y gráficos.

“Coherente con su histórica posición de defensa del sistema previsional provincial y de los derechos de los trabajadores aportantes y beneficiarios de la caja, las organizaciones gremiales que suscriben rechazamos en forma unánime este nuevo ataque a los actuales y futuros jubilados provinciales, perpetrado en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia”, marcaron posición a través de un comunicado que fue difundido horas antes que iniciara la sesión virtual en la Unicameral.

“Declaramos el estado de conflicto con las medidas que cada organización decida; adelantamos la decisión de reclamar ante la Justicia la inconstitucionalidad de la norma; respaldamos el voto negativo al proyecto de los legisladores representantes del movimiento obrero en la legislatura provincial”, cierran.