Oposición monoblock dispara contra baluarte PJ: el COE

Luego de estar en el blanco de las críticas por abandonar la sesión en la que se aprobó el recorte salarial a los municipales, los ediles se reagruparon con fuertes críticas a la Provincia, municipio y al centro de expertos que maneja la crisis sanitaria.

Por Yanina Passero
[email protected]

Los concejales opositores recurrieron a una táctica que les dio buenos réditos políticos durante el primer trimestre de gestión del intendente Martín Llaryora. Volvieron a unirse para hacer más sonoras las críticas a Hacemos por Córdoba.

Para el regreso del monobloque eligieron jugar fuerte y concentraron el grueso de sus descargos al funcionamiento del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), consejo de especialistas y dirigentes cuya opinión influye en todas las decisiones del gobernador Juan Schiaretti en materia sanitaria y económica, también las del titular del Palacio 6 de Julio.

En esta instancia del confinamiento obligatorio, el fastidio de la gente por el drástico cambio de vida y las peripecias económicas logran que esos cuestionamientos sean permeables. Juan Negri (Córdoba Cambia), Rodrigo de Loredo (Evolución), Juan Pablo Quinteros (Encuentro Vecinal Córdoba), Olga Riutort (Fuerza de la Gente) y Alfredo Sapp (UCR) dividieron la munición en tres: la presunta trasferencia de la responsabilidad política al organismo; la ausencia de voces diversas; y, por último, problemas de comunicación.

Sobre el primer punto, los concejales advirtieron sobre el monopolio del COE en el manejo de la pandemia de coronavirus. En concreto, temen que esta situación suponga “una evasión de las responsabilidades propias del municipio”. Sugieren que “todos los resortes del gobierno municipal, oficialismo y los actores no oficialistas, aporte soluciones y encuentren alternativas para poder reactivar la economía, sin descuidar la salud”.

Lo dicho enhebra con la segunda crítica. “Con respecto al COE, los concejales consideran que además del criterio sanitario por el cual fue creado, debe incluir profesionales dedicados a analizar el aspecto económico de la crisis, que estén en diálogo permanente con los distintos sectores productivos, con el objetivo de anticiparse y prepararse porque el futuro económico será complejo”, sugirieron a través de un comunicado.

Por último, aseguran que “es sumamente importante que este organismo mejore comunicación brindada respecto al Covid-19, desplegando una estrategia centralizada y clara, para reunir toda la información como protocolos, normativas y vías de contacto reunidos en su solo lugar, de fácil acceso para los vecinos”.

Las recomendaciones se complementarán con la elaboración de un informe diagnóstico, al que se anexarán propuestas y soluciones para elevar a la Municipalidad y al COE. De esta manera, el monobloque opositor recupera la iniciativa política luego las críticas que recibieron tras abandonar la sesión virtual en la que se aprobó el recorte salarial del 14,28 % a los empleados municipales, con excepción del personal de salud y educación.

La embestida al oficialismo (que anoche deliberaba sobre la necesidad de revisar las flexibilizaciones hechas en la Capital por la explosión de casos positivos de Covid-19) se enmarca en una serie de reuniones que los ediles opositores mantuvieron con una decena de cámaras que nuclean a sectores profesionales y de oficios, con el objetivo de conocer en detalle la situación que están atravesando como consecuencia de las medidas de aislamiento social.

“Los concejales afirman que ante un Concejo Deliberante y un municipio que van lentos en el diseño de estrategias para reactivar al sector productivo, y una pandemia que pone a prueba a la sociedad, la única solución es el trabajo conjunto sin diferencias de bandera políticas”, insistieron en la mismo circular.

Aunque los rubros consultados son diferentes, los ediles resaltan que las necesidades y los reclamos son similares entre sí: la gran presión tributaria, el elevado costo de servicios como la energía eléctrica, la falta de claridad en los protocolos elaborados por el COE, así como la necesidad de coordinar con el municipio una hoja de ruta clara para la salida progresiva de esta crisis sanitaria.

Por último, exigieron a Llaryora que convoque al Concejo Económico y Social creado por la Ordenanza 11645 para instrumentar políticas que amortigüen los efectos de la pandemia.