Covid-19 mina plan retorno: interna de Suoem, recién en ‘21

El Ministerio de Trabajo de la Nación ordenó la suspensión de los procesos electorales hasta el 30 de septiembre de 2020 y prorrogó por 180 días más los mandatos de los miembros de los cuerpos directivos y deliberativos. Más complicaciones para Rubén Daniele que, de competir, lo haría con 69 años.

Por Yanina Passero
[email protected]

Beatriz Biolatto

Beatriz Biolatto deberá quedarse al frente de la conducción del Suoem un tiempo más de lo esperado.

Aquí no se evoca la recordada jugada de la delfín del histórico referente de los municipales que, antes de de cumplir los seis meses en el cargo, abrió la saga de renuncias en la cúpula que ganó con Rubén Daniele fuera de la lista pero apadrinada por él. Aquella vez, el Ministerio de Trabajo de la Nación dirigido por el macrista Jorge Triaca frustraba la nueva convocatoria a elecciones internas y ratificaba los mandatos. Daniele denunciaba intromisión de Cambiemos, mientras reducía su operativo retorno a la vía judicial.

Ahora, nuevamente la cartera laboral complica los planes de uno de los sindicalistas más exitosos –para el pesar de los vecinos- que esperaba que los magistrados que intervienen en la causa ratificaran su condición de empleado activo, requisito estatutario para buscar la representación de los empleados públicos de la ciudad.

Esa respuesta, que definiría el futuro de Daniele y la sucesión, perdió la centralidad que tenía hace un par de meses atrás. Decíamos, es otra vez un ministro de Trabajo nacional el que entrega una mala noticia a la Lista Verde. Se trata ahora de un peronista que justifica con la emergencia sanitaria las decisiones que impactan en la autonomía sindical.

El Suoem no podrá realizar elecciones este año como estaba previsto. Apenas explotó la pandemia de coronavirus desde la Casa Rosada prohibieron las internas de delegados y limitaron el funcionamiento de los órganos deliberativos a tono con la recomendación del aislamiento social, obligatorio y preventivo, entre otras disposiciones. En septiembre, supuestamente, los gremios podrían funcionar como lo hicieron siempre.

Lo cierto es que la última resolución firmada por el secretario de Trabajo, Marcelo Bellotti, ordena la suspensión “hasta el 30 de septiembre de 2020 de los procesos electorales, las asambleas y congresos, tanto ordinarios como extraordinarios, como así también todo acto institucional que implique la movilización, traslado y/o la aglomeración de personas, de todas las asociaciones sindicales inscriptas en el registro de esta Autoridad de Aplicación”.

Seguidamente, prorroga por 180 días a partir de esa fecha los mandatos de los miembros de los cuerpos directivos, deliberativos, de fiscalización y representativos de las asociaciones sindicales y los mandatos de los delegados de personal, comisiones internas y órganos similares que hubieran vencido a posteriori del 16 de marzo de 2020.

Sólo quedarán exceptuadas aquellas que hubieran culminado su proceso eleccionario de renovación de autoridades con anterioridad al 16 de marzo de 2020.

La nueva regulación obliga al Suoem a posponer la interna que planificaba para noviembre y diciembre de este año. Fuentes sindicales afirman que el cronograma se correrá y que, con suerte, podrán hacer la convocatoria entre abril y mayo de 2021, justo cuando Daniele cumpliría 69 años.

El sindicato tiene hoy varios frentes de conflicto. El más importante es con el intendente Martín Llaryora, en virtud del recorte salarial y achique de la carga horaria laboral que aprobó el Concejo Deliberante la semana pasada. Esto supone energía extrema porque al intento de evitar la aplicación el ajuste debe contener la tropa interna que ya dio muestras de sublevación.

¿Cuánto tiempo podrá el Suoem contener a delegados desbordados y enojados por la quita salarial? La cuarentena y el aislamiento imponen nuevas reglas de juegos a las asociaciones sindicales cuyo incumplimiento podría agigantar los problemas de un contexto de por sí excepcional.

Para colmo, los “verdes” tampoco están de parabienes con la oposición. Ayer se escuchaban fuertes quejas de los “naranjas” y los “fucsias” porque no fueron convocados a la última reunión del cuerpo, donde se trianguló el apoyo político de diputados del Frente de Todos.