Dura réplica de Nicolás a Negri

“Así quedó Negri delante de cientos de miles de cordobeses a los cuales decepcionó siendo partícipe de la debacle en la que quedó sumido el partido; del ridículo no se vuelve”, dice Nicolás.

Por Gabriel Osman
[email protected]

negriMario Negri manifestó públicamente estar preocupado y temeroso de que la UCR “haga el ridículo” al ocuparse de asuntos internos partidarios cuando la agenda social está focalizada en los graves problemas de la pandemia del coronavirus.

“Negri habla -dice Nicolás- por experiencia propia porque fue uno de los grandes responsables del ‘gran papelón` en los comicios de mayo de 2019, cuando se alejó de su partido y concurrió en alianza con el Frente Cívico de Luis Juez y la Coalición Cívica, todos bajo la sombrilla de Juntos por el Cambio, el sello con el que Mauricio Macri y sus aliados compitieron hace un año y que -por la Gobernación y la Intendencia- fueron demolidos por el peronismo hace exactamente doce meses.

“La situación de los partidos tiene que estar vinculada con la realidad que está viviendo la gente, caso contrario corre el riesgo de quedar muy mal”, dice Negri.

“Así quedó Negri delante de cientos de miles de cordobeses a los cuales decepcionó siendo partícipe de la debacle en la que quedó sumido el partido; del ridículo no se vuelve”, dice Nicolás.

Es cierto que Nicolás no se cocina en el primer hervor. También que Negri ha sido diputado provincial (1983), vicegobernador (1987), cinco veces diputado nacional (electo en los comicios de 1993, 1997, 2003, 2011 y 2015), candidato a la Intendencia capitalina (1999) y a la Gobernación (2007). Quedan muy pocos casilleros en blanco del calendario electoral en 40 años sin Negri encaramado en alguna candidatura.

Pese a esto, en 2019 fue por fuera de la UCR para competir por la Gobernación (12 de Mayo) y luego (27 de octubre) por una banca en Diputados de la Nación. Ensayando explicaciones podemos imaginar que su brinco fue porque la Carta Orgánica de la UCR lo inhibía para ser elegido tres veces para el mismo cargo; sus desaguisados con Ramón Mestre; su juramento de que no iba a ser dos veces candidato en un mismo turno electoral (había criticado en este punto las tácticas electorales del PJ que él luego reprodujo) o simplemente porque la “tracción Macri” o su dedo le simplificaba el albur de las elecciones internas partidarias que le ofrecía el entonces intendente.

Probablemente Negri use en demasía fotogramas y no la película completa para tomar decisiones. Existe una percepción muy generalizada -principalmente en Buenos Aires- de que Córdoba es macrista. La cinta completa con los sellos K y PRO actuando en la provincia parece indicar que es más anti kirchnerista que macrista. Hay que estar atentos al final de la película en los próximos turnos electorales.