La alcancía de Belgrano, con aprietos y proyecciones

La comisión directiva informó a sus socios el detalle del estado real financiero del club, con diagnósticos no del todo favorables. Recursos por cobrar, detalles de transferencias y solicitud del subsidio estatal, algunos apuntes para cumplir con el mes de abril.

Por Federico Jelic

belgrano¿Cuál es el estado de situación real de la libreta financiera de Belgrano en tiempos de pandemia y cuarentena? El parate de la Primera Nacional trajo sus consecuencias en Alberdi, a pesar de que solo transcurrieron dos meses desde los riegos de contagio de coronavirus, en una estructura que oscila entre los 35 y 40 millones de pesos en su parte operativa. Y el diagnóstico no es el más favorable. Pero lejos de figurar con pronósticos reservados, la dirigencia apeló a su ingeniería de subsistencia, afinando lápiz y calculadora en mano, en pos de honrar sus obligaciones. En ese espectro económico, hay algunos asuntos legales por resolver que pueden servir de alivio en tiempos de sequía.

En el caso de los futbolistas negociados, hay nuevos vericuetos con las transferencias de Matías Suárez a River y la de Lucas Zelarayán de Tigres de México a Columbus Crew de la Major League Soccer de Estados Unidos. Asimismo, hay otros conceptos a tener en cuenta, con la buena noticia de que pudo saldar sus compromisos de marzo. ¿Qué pasará en abril, entonces? Ya es sabida la intención del presidente Jorge Franceschi de apuntar al REPRO estatal, aunque de fondo, hay otros recursos por acreditarse que bien pueden ayudar a paliar la crisis. Al menos en el corto plazo porque, en este contexto, aventurarse en el tiempo es casi una irresponsabilidad, ciencia ficción. Por eso es que la directiva resolvió “blanquear” las cartas financieras que tiene por jugar, a modo de vacuna contra la ansiedad, con un escrito para la masa societaria.

Suárez, “Chino” y “Cuti”, las salvaciones

¿En qué estado quedó la cuenta con River, en la operación por Matías Suárez? La semana pasada Belgrano recibió la buena noticia de una transferencia de 130 mil dólares desde Núñez. En total, la deuda asciende a 670 mil dólares con ese aporte, contabilizando la cuota de marzo, más la de abril (última). Por el momento River avisó la intención de dignarse a enviar 120 mil más para fin de mes. ¿Y los 550 mil que restan? Aún no hay fecha oficial ni plan de pago al respecto. Por ahora, “más vale pájaro en mano que ciento volando”.

Con relación al giro ordinario, Belgrano “pagó los sueldos de marzo sin recorte alguno a todos sus empleados/as (planta, jugadores y cuerpo técnico). De la misma manera, cabe expresar que se llegó a un acuerdo con el plantel profesional de posponer el pago de la cuota de reconocimiento por trayectoria que vence en abril, hasta que las condiciones financieras así lo permitan”, reza el escrito.

A su vez, explicó casi con la previsibilidad de una pizarra virtual, los pormenores y el desmenuzamiento del presupuesto anual con los atenuantes. “En ese escenario, los porcentuales de ingresos están siendo los siguientes: 55 % transferencias de jugadores, 25 % abonos de cancha y cuota social, 7 % derechos de TV, 6 % Sponsors y 7 % Tienda República de Alberdi y otros. Lo que significa alrededor de $ 600.000.000 (seiscientos millones de pesos)”.

“Hoy, las demoras de pago de River Plate por la venta de Suárez, de Genoa por porcentaje de futura venta de Romero y el actual contexto de crisis global nos dejan en incertidumbre y abre un compás de espera para ver el resultado final del ejercicio, que iremos monitoreando día a día de acuerdo a los cumplimientos y a las medidas del gobierno nacional”, agrega.

¿Con cuántos empleados cuenta hoy Belgrano en su estructura? En total, hay 192 (sin contar jugadores y cuerpo técnico), de los cuales 35 son eventuales y 17 de ellos no tuvieron actividad ni liquidación durante marzo. En resumen, cobran siempre 157 empleados (90 son jornada completa y 57 parcial) y cobran eventualmente, si realizan trabajo, un total de 35.

¿Qué jugadores quedarán en libertad de acción el 30 de junio? En total, siete: Lucas Acosta, Martín Rivero, Sebastián Luna, Juan Quiroga, Gonzalo Martínez, Ricardo Noir e Ignacio Vázquez. El caso de Acosta es seguramente el que tendrá mayores consecuencias políticas para la dirigencia, sin dudas. Y vale aclarar que el cuerpo técnico encabezado por Ricardo Caruso Lombardi, con cuatro integrantes, tiene fecha de finalización de vínculo en mitad de año, aunque existe una cláusula de rescisión para fin de mayo. Atención a ese detalle.

¿Y el resto de los créditos por cobrar? Genoa de Italia adeuda 707.500 euros, correspondientes al primer tercio del total 2.400.000 de la misma moneda) por Cristian Romero. NI hablar de la transferencia a Juventus, cuyos pormenores nadie conoce fehacientemente.

Columbus es otro que figura con saldo en rojo, por 297 mil dólares por Mecanismo de Solidaridad por Zelarayán y ya cuenta la entidad de Alberdi con el visto bueno de FIFA para su inmediata acreditación. Lo problemático será hacer valer los 2.400.000 dólares por el porcentaje de los derechos económicos, actuación que los mexicanos desconocen. Ya se inició sumario administrativo en el TAS de FIFA, con fecha de resolución para junio. Racing Club, por su lado, debe saldar en agosto la cuota final de la venta de Renzo Saravia a Porto de Portugal, por 750 mil euros.

Y el final de la misiva a su vez brinda un horizonte inevitable, por gestiones ya iniciadas en el Estado: “Nos hemos anotado en el Programa de Asistencia en Emergencia para el Trabajo y la Producción y esperamos la calificación y los detalles respecto de su reglamentación”. Es decir, podría conseguir la dirigencia un subsidio para saldar gran parte de los salarios de abril. Con ese panorama, mayo es directamente inviable, por eso la postura de la cúpula directiva de presentar una postal de la economía del club como para no dejar sorpresas, encima con mandato vencido y una Asamblea con memoria y balance rechazada y adeudada ante los socios. De ahora en más, todo será acción y reacción por Alberdi, en pos de la salud financiera de Belgrano.