Negri advirtió que la UCR no debe “hacer el ridículo”

El diputado y jefe del grupo Morena pidió pasar la interna partidaria a un segundo plano. Consideró que la prioridad para la gente es la crisis sanitaria

Por Alejandro Moreno

Mario Negri advirtió que “si la política se divorcia de las urgencias de la sociedad, corre el riesgo de hacer el ridículo”, al dar su opinión sobre la particular situación que vive la Unión Cívica Radical de Córdoba en torno a la convocatoria a elecciones internas.
En una entrevista televisiva, Negri trató de ser lo más elusivo posible sobre la política partidaria, fiel a su estilo de no exponerse en cuestiones que la gente pueda criticar. Y en medio de la crisis sanitaria y económica, hablar de internas políticas no paga bien.
Ante una pregunta directa sobre el asunto, el diputado nacional, y jefe del grupo Morena en la UCR, dijo que “la situación de los partidos tiene que estar vinculada con la realidad que está viviendo la gente, si no corre el riesgo de quedar muy mal”.
Para Negri, “se debe reorganizar el radicalismo”. “Seguramente -continuó- se convocará a la renovación de autoridades; hay que ver cuál es el momento que se tiene que dar, y creo que no tiene que haber ningún obstáculo para eso, obviamente”.
“Lo que creo que hay que tener un orden de prioridades, en orden a lo que le está pasando a la sociedad. Si la política se divorcia de las urgencias de la sociedad, corre el riesgo de hacer el ridículo”, expresó.
El negrismo trabaja por un lado en el armado de un frente opositor a Ramón Mestre, con Juan Negri como figura visible de las acciones de Morena en esa empresa, pero al mismo tiempo el diputado mantendría diálogos cada vez más frecuentes con el ex intendente.
El Comité Central de la UCR convocó a elecciones para el 9 de agosto, aunque simultáneamente le pidió al Congreso Provincial que postergue el traspaso de los mandatos, previstos para el 6 de septiembre. La pandemia hace imposible votar por ahora, y en eso hay coincidencia en todos los sectores internos de la UCR. De todos modos, existe una disputa entre el Comité Central y el Congreso Provincial, presididos respectivamente por Ramón Mestre y Rodrigo de Loredo, sobre quién tendrá la sartén por el mango en la elaboración del calendario electoral.

De Ferrari y Calvo
Por su parte, la legisladora negrista Patricia de Ferrari remarcó ayer que pasados más de cincuenta días de cuarentena, “aún el Congreso y muchas legislaturas provinciales sin funcionar”. En el seno de la representación popular, el debate, la discusión de temas que exceden al poder ejecutivo, el control, el cumplimiento de preceptos constitucionales, siguen ausentes”, cuestionó.
“En todos los órdenes se impone una modalidad restringida desde el Poder Ejecutivo y con la anuencia de autoridades del Poder Legislativo. ¿Alguien se acuerda que ni la vicepresidente del Senado ni el vicegobernador de Córdoba son parte del Poder Legislativo?”, se preguntó.
De Ferrari sostuvo que Cristina Kirchner en el Senado y Manuel Calvo en la Legislatura de Córdoba “actúan como si fueran senadora y legislador provincial, respectivamente. Y no lo son. No deben eludir ni impedir el funcionamiento pleno de los poderes legislativos que presiden y, no deben someter a su arbitrio personal, político o ideológico a la representación del pueblo”.

Gudiño y EPEC
Asimismo, la legisladora Daniela Gudiño, también negrista, instó a EPEC a que “de manera urgente revise el cuadro tarifario que afecta a los comercios y Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes), como así también de clubes y colegios de gestión privada de la provincia”.
“Muchas de estas entidades han visto duplicado, y hasta en algunos casos triplicado, el valor de la facturación de energía cuando los mismas han permanecido cerradas como consecuencia de la emergencia sanitaria producto de la pandemia que afecta al mundo”, señaló Gudiño.
Por eso, propuso una “revisión del cuadro tarifario, puesto que no es justo que se les cobre a las entidades antes mencionadas el mismo valor por los costos, como si se encontraran en un período de relativa normalidad en la producción y en el desarrollo de la actividad comercial”.
“Es sabido que como consecuencia de la pandemia del covid 19, la producción de la provincia de Córdoba, el sector comercial y las entidades sociales se han visto seriamente resentidos por todas las implicancias del necesario aislamiento social preventivo y obligatorio”, concluyó.