Desde hoy, se flexibiliza Capital y Gran Córdoba

La fase 4 de reapertura progresiva también se aplicará para la ciudad de Córdoba.

El gobernador Juan Schiaretti quien, hasta aquí siempre se mostró a favor de una cuarentena más restrictiva que laxa, ya no tiene margen para negar la apertura en Córdoba incluso en las zonas rojas donde se encuentra la Capital. Después de que el presidente Alberto Fernández ubicara a la provincia en la fase 4 de acuerdo a la evolución de los registros de la pandemia en este distrito, Córdoba quedó habilitada para comenzar con la reapertura progresiva. De hecho, durante los últimos días la actividad ya había sido parcialmente liberada en casi 400 municipios y comunas de condición blancas o rojas que fueron flexibilizadas, siendo la Capital y otras 11 que quedaron dentro del Gran Córdoba, las únicas con restricciones. Sobre esa mancha geográfica trabajaba ayer el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) central con el propósito de determinar cómo se aplicará el esquema de flexibilización. Desde hoy debería comenzar a regir un aislamiento más relajado y no sólo porque así ya lo permite la Nación sino porque la realidad de los vecinos se impuso a la teoría y, desde hace días, la apertura de la cuarentena en la ciudad se da de facto. Con la transferencia de facultades de la Nación a las provincias para que éstas administren el aislamiento, también se cedió la responsabilidad política a los gobernadores frente a eventuales fracasos. Justamente eso, es lo que Schiaretti busca evitar por todos los medios. Si bien Córdoba se ubica por debajo de los niveles de contagio que la ciudad y provincia de Buenos Aires, está por encima de Santa Fe,jurisdicción con la que se comparten características demográficas. Allí se enmarca la disposición de “municipalizar” la salida de la cuarentena en Córdoba; los intendentes y jefes comunales serán, a su vez, los responsables de garantizar el cumplimiento de la apertura en cada localidad o ciudad bajo la aplicación estricta de los respectivos protocolos. Lo cierto es que en la ciudad de Córdoba la fase 4 implicará una apertura progresiva, nadie imagina que, desde hoy, la vida de los vecinos recupere la normalidad anterior al 20 de marzo. Anoche, el COE informó que desde mañana, podrán abrir únicamente los comercios a la calle o sobre peatonal (excepto shoppings, centros comerciales y galerías); de lunes a viernes de 14 a 20, y los sábados, de 9 a 14. La atención será siempre a través de terminación de DNI (los días pares, DNI pares y a la inversa) y se podrá comprar únicamente en comercios ubicados en un radio de 1.000 metros desde el hogar de cada persona. En todos los rubros, se permitirá la presencia en el local de un cliente cada 20 metros cuadrados, un vendedor por cada cliente o solo un vendedor en locales más chicos que esa medida. Se sugiere a los comercios que adopten la atención a través de modalidades de retiro en el local o “take away”, a través de aplicaciones como “Compra amiga”, venta telefónica, redes sociales, para minimizar la circulación. Además, el COE informó que los restaurantes y bares podrán vender únicamente con modalidad para llevar. También se habilita la actividad de profesiones independientes que podrán trabajar puertas adentro de lunes a sábado de 8 a 20, con atención a clientes únicamente los lunes, miércoles y viernes, con turnos programados, de 14 a 20. Se autoriza a trabajar a las inmobiliarias, puertas adentro, de lunes a viernes de 14 a 20; con atención al cliente por turnos, los días lunes, miércoles y viernes, de 14 a 20. También se autorizan las mudanzas dentro de la misma ciudad y solo los sábados de 14 a 20. En el caso de las concesionarias de autos y motocicletas, por ahora solo entregarán vehículos de operaciones ya cerradas, en modalidad delivery. También se suma la apertura de peluquerías con atención por turno (un cliente por vez, cada 20 metros cuadrados) de lunes a sábado y quinielas en Córdoba y Gran Córdoba, de 8 a 19.30; y la atención de cajas de seguridad privadas, de lunes a viernes en horario bancario y por turno. En cuanto a la construcción, se analizará -en conjunto con representantes de la Cámara Argentina de la Construcción y la UOCRA- un mecanismo progresivo de inicio de la obra privada en Córdoba y Gran Córdoba.