UTA para; Panal y municipio fomentan transporte privado

El COE recomendó a los empleadores que se ocupen del traslado del personal habilitado para trabajar durante la pandemia. Desde el Palacio 6 de Julio advierten que, con el protocolo de emergencia vigente, el servicio urbano no podrá dar respuesta a la creciente demanda. En paralelo, se agudiza la crisis del sector con paro en el interurbano y en el urbano, desde las 00 de hoy.

Por Yanina Passero
[email protected]

El transporte público de pasajeros es rotulado por los infectólogos como un auténtico foco de contagio. La proximidad, la falta de ventilación y el largo tiempo de viaje compartido configuran el escenario propicio para el desastre que promete un virus de rápido contagio como el Covid-19. La flexibilización de la cuarentena y la apertura progresiva de la actividad aumentan el desafío de un sector dependiente de los subsidios estatales.
Por caso, la UTA nacional se encargó ayer de potenciar el reclamo de los transportistas de todo el país nucleados en FATAP. Sin facturación y un refuerzo de la asistencia del sector público –del nivel que sea- gremialistas y empresarios se preparan para la huelga general en cualquier momento, al menos en el interior del país. Se da por descontado que las medidas de fuerza sucederán; primero, porque los fondos públicos son sumamente escasos y el uso del servicio se desalentará hasta que pase lo peor de la pandemia. Hay especialistas que se animan a arriesgar que esto será pasado el invierno.
Precisamente, el Centro de Operaciones de Emergencia de la Provincia (COE) recomendó a las empresas e industrias que reanudaron su actividad que se encarguen del traslado privado de sus empleados. La “invitación” se hará extensiva a aquellos sectores que se sumen después del 10 de mayo, apenas quede inaugurada la nueva etapa de cuarentena administrada.
Desde la Municipalidad de Córdoba refuerzan el mensaje e intentan fortalecer otros ejes del sistema de transporte público como lo es el de taxis y remis, ahora, con la habilitación de una línea de crédito personales de $25 mil con el Banco de Córdoba. Los alfiles de Martín Llaryora reconocen que con el protocolo de emergencia vigente (que solo permite el traslado de 20 pasajeros sentados por unidad) y aún con los 918 colectivos del sistema urbano en funcionamiento, no podrán dar respuesta a la creciente demanda que supone la flexibilización.
Todo hace suponer que en el servicio de transporte urbano e interurbano convivirán por mucho tiempo las recomendaciones sanitarias, la fuerte crisis en el sector y las retenciones de servicios avaladas por los sindicatos de los choferes urbanos e interurbanos. Los actores involucrados en la prestación afirman que las soluciones serán siempre de corto plazo.
Para graficar el nivel de incertidumbre, FETAP y AOITA estuvieron ayer a punto de lograr un acuerdo después de más de 25 días de paro. Con el arbitraje del Ministerio de Trabajo de la Provincia, las partes vieron cómo se derrumbaba una ardua negociación luego que ANSES notificara a las empresas que las firmas aptas para acceder al programa de Emergencia de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) volverían a la etapa de análisis por parte del organismo nacional. “Nos cayó como un baldazo de agua fría porque supuestamente esa plata la cobrábamos hoy”, resumió una alta fuente de la cámara empresarial.
Cabe recordar que los choferes del servicio interurbano recibieron entre el 50 y 70 % de sus sueldos de marzo, deuda que se agranda con los haberes de abril, también impagos. Luego de un cuarto intermedio, la única esperanza que quedaba abierta era un refuerzo de la Nación.
En el ámbito municipal, también seguían de cerca la negociación de UTA nacional con FATAP en Buenos Aires, luego de la alerta por deuda salarial para el interior del país. El pasado 22 de abril, los choferes percibieron el 45 % de su salario de abril, sin certezas aun de dónde saldrá el dinero para cancelar el saldo. Como en la Provincia, esperan una mayor asistencia nacional. La noche cerró con la peor noticia: UTA Córdoba resolvió lanzar un paro total desde las cero horas de hoy, vencido el plazo legal para el depósito.