Mestre pidió prórroga de tres meses para interna y mandatos

Reclamó que resuelva el Congreso que preside De Loredo. Sostuvo que hay consenso en el partido para que haya elecciones el 22 de noviembre y renovación de autoridades el 10 de diciembre

Por Alejandro Moreno

Ramón Mestre le pidió a Rodrigo de Loredo que reúna con urgencia a la Mesa del Congreso Provincial de la UCR para prorrogar la fecha de las elecciones internas y, como consecuencia de ello, los mandatos de las autoridades partidarias. El presidente del Comité Central le envió una nota al titular del Congreso Provincial exigiéndole que la resolución se tome antes del próximo domingo.
La nota de Mestre lleva la propuesta para que las elecciones internas sean el domingo 22 de noviembre y la renovación de los cargos el mítico 10 de diciembre. Mestre asumió el 6 de septiembre de 2018, y de acuerdo con la plástica Carta Orgánica de la UCR las elecciones deben realizarse 30 días antes de que concluyan los mandatos (se esperaba que fueran en agosto, entonces), y la convocatoria a ellas, a su vez, con una anticipación de otros 90 días.
La solución propuesta queda a mitad de camino entre la oposición de algunos opositores a extender la estancia de Mestre en la Presidencia del Comité y la sospecha de que el ex intendente quería aprovechar la crisis sanitaria para extenderse hasta el 2021, año poco adecuado para las roscas internas porque ya habrá suficiente con la lucha por las candidaturas a diputados y senadores nacionales.
Las fechas del 22 de noviembre para las elecciones y del 10 de diciembre para el recambio se ajustan a lo que sostenían grupos como el negrismo y el nicolacismo, que manifestaban aceptar una prórroga acotada.
La carta de Mestre -firmada también por el secretario general del Comité, Alberto Zapiola- argumenta que el pedido responde al “consenso unánime de que no puede convocarse a internas partidarias el 10 de mayo próximo por la situación que vive el país”, según lo que se habló en la reunión virtual del jueves pasado, de la que participaron también los miembros de la Mesa del Congreso, los presidentes de los comités departamentales, representantes del Ente de Intendentes, los integrantes de la Comisión de Acción Política, y la mayoría de los referentes de los grupos internos.
“De dicha reunión -continúa Mestre- se desprende que la gran mayoría de los presidentes departamentales se pronunciaron por la prórroga de los mandatos, incluso algunos hasta el año próximo, a lo cual adhiere la mayoría de los secretarios del Comité Provincia”.
Para el presidente del Comité Central, “es indudable que la situación actual es una causa de fuerza mayor que impide la convocatoria a elecciones internas y por consiguiente requiere la prórroga de los mandatos: de lo contrario el 10 de septiembre de 2020 (en realidad, el 6 de septiembre) se produciría la vacancia o acefalía de todas las instituciones partidarias, incluso el Congreso, artículo 3 de la Carta Orgánica, lo que facultaría al juez electoral federal a intervenir el partido”.
“Por otra parte –agrega- la Mesa Ejecutiva es el órgano competente, atento la urgencia y la imposibilidad de convocar al Congreso, para disponer la suspensión de la interna a convocar el 10 de mayo de 2020, fijar nueva fecha y prorrogar la totalidad de las actuales autoridades, artículo 23, inciso c de la Carta Orgánica. Todo ello conforme lo dictaminado por los señores apoderados y la jurisprudencia partidaria y de la Cámara Electoral Federal que invocaron en la reunión del Comité Central Ampliado”.

¿Qué hará el Congreso?
Los congresales mestristas apuraban ayer para que la reunión virtual de la Mesa sea hoy mismo. Así ocurriría, pero no está garantizado que salga una resolución tan urgente esta jornada, porque entre los no mestristas quieren tomarse todo el tiempo que sea posible (es una tradición radical exprimir la paciencia hasta el último minuto).
De hecho, De Loredo tendría en vista abrir una ronda de consultas con los referentes partidarios antes de que se vote en la Mesa. No habría por allí la certeza de que todos opinen de la manera en que afirma la nota del Comité.
Entre los no mestristas habría caído gordo que la nota haya sido escrita con términos que parecen querer apremiar al Congreso a resolver, aunque formalmente el primer plazo a vencer le corresponde al Comité Central (la convocatoria a elecciones).

Alfonsinistas, lejos de Mestre
Por otro lado, un grupo de dirigentes de Identidad Radical afirmaron ayer que no se consideran aliados al mestrismo en la interna partidaria. “No ha habido ninguna resolución tomada en reunión alguna por parte de Identidad Radical que acredite tal cosa”, sostuvieron los convencionales nacionales Fernando Montoya, Carla Carta y Lía Medina, y las congresales provinciales Patricia Rodríguez y Romina Jair.
“Dejamos aclarado que es muy importante el debate y la decisión democrática ante la crisis que vive la UCR. También es necesario liberar un camino de esperanza que posibilite ganar las elecciones en el año 2023 con un candidato a presidente propio de la UCR. Para eso es necesario el cumplimiento estricto de nuestras normas partidarias, construir poder político y prepararnos para hacer un buen gobierno. Estamos dispuestos a liderar ese camino a luz de los resultados del 2019 y del momento que vive la UCR”, concluyeron.