La Provincia refuerza cuidados a adultos mayores

A través del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), la Provincia adoptó nuevas medidas para resguardar a la población de riesgo, entre ellas campañas de vacunación en geriátricos y disposiciones que apuntan a minimizar la circulación del personal de cuidado.

El gobernador informó a través de sus redes sociales una serie de nuevas medidas que apuntan a reforzar el cuidado de los adultos mayores, el grupo de riesgo más expuesto ante la propagación del coronavirus y una de las preocupaciones centrales para el Centro Cívico desde que, semanas atrás, se desatara en un geriátrico de Saldán un foco de contagio que finalmente pudo ser contenido, pero que generó más de 40 contagios y, entre ellos, seis decesos hasta la fecha.
Tras ese episodio saltaron las alarmas en el COE y se dispuso que los intendentes de las 427 localidades de la provincia giraran al Ministerio de Gobierno un relevamiento de los geriátricos que funcionaban en sus ciudades y comunas, algunos de los cuales no contaban con habilitación de la Provincia y, por lo tanto, no aparecían en sus registros.
A partir de allí se elaboró un protocolo que, entre otras precauciones, resolvió la prohibición de visitas a estas casas de cuidado y la ampliación de diagnóstico a sus trabajadores. A tales medidas, se suman ahora las anunciadas por el mandatario provincial.
En primer lugar, se dispuso que la Provincia asista a estos establecimientos proveyéndolos de los equipamientos necesarios para resguardar la salud de sus trabajadores.
En segundo término, se anunció que se realizarán campañas de vacunación en todos los geriátricos de la provincia para prevenir el contagio de gripe y que se llevarán adelante los hisopados entre sus residentes sin importar que cuenten con o no con obras sociales o seguros médicos privados.
Además, el Centro Cívico se comprometió a pagar un subsidio por el término de cuatro meses a los empleados que accedan a trabajar en un único establecimiento dejando de lado el “multitrabajo”, ya que los profesionales de la salud que prestan servicios ellos se encuentra altamente expuestos al virus y pueden terminar siendo importantes vectores de contagio, esparciendo la enfermedad entre sus diferentes lugares de trabajo.
Finalmente, bajo las mismas consideraciones, se decidió también avanzar en un plan conjunto con los geriátricos para promover entre sus empleados el uso de medios de transporte alternativos, ya que el transporte es, justamente, otro de los puntos sensibles por la concentración de pasajeros que se produce en los horarios pico y que será cada vez mayor conforme el aislamiento social vaya encontrando nuevas excepciones.
En el mismo tenor que estos anuncios va también el programa Adultos en Red, lanzado por la Provincia y ejecutado y coordinado por el viguismo, que entre otras iniciativas trabaja en la construcción de un registro actualizado y depurado de los vecinos que por su avanzada edad integran los grupos de riesgo, registro que, explican referentes avocados a su elaboración, resulta necesario hoy, para atender a las necesidades de los adultos mayores que no cuentan con el apoyo o la contención de sus familiares, y podría resultar indispensable en el futuro, si la crisis sanitaria se agravara y, con ello, las necesidades de los mayores se convirtieran en urgencias.
En estas como en otras medidas, tales como el rechazo a una flexibilización de la cuarentena propuesta desde el Gobierno Nacional con las salidas recreativas y desestimada conjuntamente por los principales distritos de país, puede verse que -al menos por ahora- la Provincia prefiere maximizar todos los recaudos y reducir al mínimo indispensable los riesgos de contagio, incluso estableciendo condiciones de confinamiento más estrictas que las que promueve la Casa Rosada.