UNC: ante decanos, Adiuc y FUC plantearon sus reclamos

Los representantes gremiales de docentes y estudiantes participaron de la comisión sanitaria de la UNC, junto al rector Hugo Juri y los decanos de cada Facultad.

A un mes del comienzo de las medidas de aislamiento social, la UNC volvió a reunir ayer su comisión sanitaria. El tema central de conversación fueron los planteos presentados por dos de las entidades gremiales de los claustros cordobeses: el gremio docente Adiuc y los representantes estudiantiles de la Federación Universitaria de Córdoba (FUC).
El encuentro se realizó a través de una plataforma de video llamadas e incluyó a la plana mayor de autoridades ejecutivas de la Casa de Trejo: el rector Hugo Juri, el vicerrector Pedro Yanzi Ferreira, el secretario general Roberto Terzariol y el prosecretario general Jorge Dutto.
Mientras que por Adiuc sólo estuvo presente su secretario general, Javier Blanco, la FUC contó con la presencia de sus tres dirigentes principales: la presidenta Rocío Chinellato (Franja Morada), la vicepresidenta Candela Amatti (MNR) y la secretaria general Francisca Mattoni (La Bisagra).
En representación de las unidades académicas, participaron los decanos Mariela Marchisio (Arquitectura), Patricia Altamirano (Psicología), Ana Mohaded (Artes), Flavia Dezzutto (Filosofía), María Inés Peralta (Ciencias Sociales), Mariela Parisi (Ciencias de la Comunicación), Guillermo Barrera Buteler (Derecho), Marcelo Conrero (Ciencias Agropecuarias) y Pablo Recabarren (Ciencias Exactas).
También estuvieron presentes los vicedecanos Gustavo Monti (Famaf), Catalina Alberto (Ciencias Económicas) y Marcelo Mariscal (Ciencias Químicas), así como los directores de los establecimientos preuniversitarios Aldo Guerra (Monserrat) y Andrea Marinelli (Manuel Belgrano).
La comisión decidió volver a reunirse el jueves de la próxima semana para seguir avanzando con medidas que contemplen las problemáticas y situaciones que surgen con la virtualidad.

Reclamos docentes
Desde Adiuc se dio a conocer esta semana un documento titulado “Otras condiciones, nuevas regulaciones. Virtualización de la enseñanza durante el aislamiento”, que sintetiza los reclamos que por estos días sostiene el gremio de los profesores.
El primer punto es la definición de modalidades viables de evaluación y acreditación de contenidos. El gremio docente sostiene que no están dadas las condiciones para evaluar y reclaman que no se realice la toma de exámenes finales de mayo.
Por otra parte, piden acciones que garanticen la accesibilidad tecnológica, la liberación del copyright de recursos bibliográficos, y el establecimiento de mecanismos, plazos y responsabilidades respecto de la tramitación administrativa de pedidos relativos a la condiciones de trabajo docente.
Finalmente, Adiuc reclama que se construyan acuerdos acerca de la regulación del trabajo docente a distancia, que preserven los derechos laborales sostenidos en el convenio colectivo de trabajo del sector, pero adecuados a las particularidades de la virtualidad de la enseñanza.

Planteos estudiantiles
Las representantes del claustro estudiantil resumieron sus pedidos en tres cuestiones concretas a resolver.
En primer lugar, expresaron la necesidad de extender los plazos de regularidad y de promoción para aquellos casos en que los exámenes finales de mayo, julio y/o agosto no se desempeñen con normalidad. Ante el pedido de Adiuc de que no se realicen las mesas de exámenes, los estudiantes quieren garantías de que esto no cercenará sus derechos adquiridos.
Por otra parte, solicitaron que el plazo límite para realizar la inscripción definitiva, en el caso de los estudiantes que ingresaron este año a sus carreras universitarias, se extienda cuanto sea posible, hasta que las restricciones del aislamiento social dejen de impedir que los estudiantes concurran a las oficinas universitarias. El límite original del 30 de abril ya fue extendido hasta el 31 de mayo, pero se habló de aplazarlo incluso hasta agosto, de ser necesario.
En cuanto a las condiciones de cursado, las tres representantes explicaron que hay cátedras de distintas unidades académicas que están exigiendo presencialidad en las clases sincrónicas dictadas por video llamada como requisito para regularizar. Las estudiantes explicaron que eso deja afuera a estudiantes que no han podido todavía adaptar sus condiciones de cursado a las nuevas realidades.