Covid-19: Hasta ayer, los jueces provinciales habían donado 4,5 millones

Se trata de la campaña de donación que lanzó la Asociación de Magistrados ante el anuncio de recortes salariales que hizo la provincia. El titular de la entidad dijo que es un primer corte. Los donantes son entre 180 y 200, se informó.

Por Bettina Marengo

La Asociación de Magistrados de Córdoba presentó ayer un primer informe del resultado de la campaña de donaciones de magistrados y funcionarios judiciales como colaboración para los gastos del Estado por el coronavirus.  Según este primer corte, se reunieron entre 4,5 y 4,6 millones de pesos, y los aportantes fueron entre 180 y 200 jueces y funcionarios. La información fue brindada por el titular de la Asociación, Luis Paoloni, quien le dijo al diario Alfil que la campaña de donación sigue abierta y que está disponible la cuenta corriente del Banco de Córdoba abierta por la entidad a ese fin. Un  simple cálculo indica unos 22 mil pesos por cada donante.

Paoloni comentó que la Asociación ya le giró al Ministerio de Salud de la Provincia el millón de pesos que donó a título institucional.

Por lo demás, comentó que algunos integrantes del Poder Judicial prefirieron esperar para hacer la donación frente al temor de que los salarios de abril se liquiden con algún recorte o se paguen directamente en bonos.

La campaña de Magistrados es la respuesta de los jueces cordobeses al anuncio del gobierno de Juan Schiaretti sobre un próximo recorte salarial, superior en algunos casos al 35%, en los sueldos más altos del estado provincial para dar una señal a los sectores más golpeados de la pandemia, y para oxigenar las complicadas arcas del tesoro provincial.

Casi como una cura en salud, un poco para desalentar un recorte compulsivo que en general se entiende constitucionalmente inaplicable a los jueces, el sector implementó la vía voluntaria. Pero desde la Asociación se quedaron con las ganas de que el Tribunal Superior de Justicia emita un comunicado impulsando la donación de los magistrados para fortalecer la convocatoria. Pese a que varios de los siete miembros del TSJ donaron (algunos no lo quisieron informar), los que hablaron con este diario dejaron en claro que cualquier aval a una donación, propia o ajena, o cualquier comentario sobre un recorte, podía dejarlos en posición de adelantada judicial. Y eso, en un eventual recurso contra un recorte, significa el apartamiento. De hecho, un alto juez manifestó que ese riego corren los miembros de la Corte Suprema de Justicia que la semana pasada informaron que se autorecortaban el 25% de sus haberes. Con todo, los supremos tampoco convocaron a los jueces inferiores a que sigan su proceder.

La semana próxima, una comisión especial de la Asociación resolverá a qué hospitales o establecimientos entregan el monto reunido.

Sin novedades en Panal

Al cierre de esta nota, el gobierno no había informado detalles ni alcances del recorte salarial que anuncio hace diez días. Un vocero del Centro Civico dijo escuetamente que la Provincia “está trabajando” en el tema, ante una consulta de este diario. El reclamo social por una disminución en los llamados “gastos de la política” se hizo fuerte hace algunos días, caceroleo mediante. El gobierno de Schiaretti rápidamente se plegó a la demanda clasemediera, aun sabiendo que ningún recorte prudente de los sueldos altos, de personal político o no, moverá el amperímetro de las delicada situación financiera de la provincia de Córdoba. De hecho, el propio ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, lo admitió en la Legislatura provincial  el martes pasado. Allí dijo que un ajuste en los 400 sueldos más altos del Ejecutivo incidiría lo que una gota de agua en el mar.