PJ reactivó brazo legislativo: ahora, turno del Concejo

Los ediles de la ciudad sesionarán mañana, por primera vez, de manera remota. Uso obligatorio de barbijos y adhesión a la ley de abastecimiento, los temas de una agenda marcada por la pandemia.

Por Yanina Passero
[email protected]

El Concejo Deliberante de la ciudad “abrirá” sus puertas este viernes, a las 11, en el sentido virtual de la palabra. A través de videoconferencia se desarrollará una nueva sesión ordinaria que estará dedicada, como era de esperarse, a atender a las urgencias generadas por el Covid-19.

Ayer a las 17, se realizó la reunión de labor parlamentaria, también bajo modalidad online, donde se acordó que tomen estado parlamentario las siguientes iniciativas: el uso obligatorio de barbijos en la ciudad de Córdoba como ya ocurre en otros puntos del país; modificaciones varias al Código de Convivencia; la ordenanza que instruye a Defensa del Consumidor la aplicación de la delegación de la ley 20.680 (abastecimiento); y la adhesión a la emergencia sanitaria por coronavirus.

Los proyectos contarán con los avales necesarios para tratar en las comisiones que comenzarán a funcionar regularmente desde la semana próxima, también con modalidad “home office”.

La semana pasada, el viceintendente de Córdoba, Daniel Passerini, realizó la primera prueba piloto: habilitó el debate en comisión a través de Zoom, la plataforma que alcanzó una inesperada popularidad por el aislamiento social obligatorio en varios rincones del mundo.

El médico buscó descomprimir el reclamo altisonante de la oposición que no logró acallar la invitación que extendió el jefe del Palacio 6 de Julio, Martín Llaryora, para analizar los avances del coronavirus. Incluso, el pedido de apertura del Poder Legislativo no fue sólo exclusivo de los concejales cordobeses, sino que fue ganando fuerza en los ámbitos provinciales hasta tomar espesor, también, en las dos cámaras del Congreso de la Nación.

Ayer, fue el turno de la Legislatura Provincial que mantuvo su primera sesión online (ver página 3). La dosis fue insuficiente para calmar las expectativas de las bancadas que piden deliberar de manera permanente y no sólo cuando existen urgencias del Panal. De todas maneras, Córdoba, otra vez, se desmarca del debate que mantiene caliente la oposición en el Congreso de la Nación que exige el funcionamiento a pleno, aún dentro del marco de la cuarentena impuesta por la pandemia de coronavirus.

La necesidad de controlar los decretos de necesidad y urgencia firmados por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, ya excede la ambición de un mayor protagonismo de los diputados y senadores, como se sospechaba al comienzo. Son 36 las iniciativas rubricadas en lo que va de la emergencia sanitaria y huelga preguntarse hasta qué punto la excepcionalidad justifica la reducción al mínimo de las instituciones, en concreto, del Poder Legislativo.

“Es nuestro compromiso institucional. Tenemos que sesionar para vigorizar las iniciativas pendientes que nos demandan los sectores afectados por la pandemia y necesitamos que se vuelva a poner en marcha como actividad esencial para la democracia y como control de actos de gobierno”, dijo el presidente del bloque PRO en Diputados, Cristian Ritondo.

Añadió que “debemos buscar un lugar lo suficientemente amplio en el puedan entrar todos los diputados y diputadas. Somos más integrantes que los de una legislatura local, es difícil, pero confío en la voluntad de todos los sectores para llevarlo a cabo”.

Cabe recordar que las declaraciones del macrista refuerzan la carta enviada por el interbloque Juntos por el Cambio al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, en la que le ratificaron la voluntad de sesionar virtual o presencialmente, con las respectivas prevenciones.

Llaryora entregó herramientas y equipamiento a seis CPC

El intendente Martín Llaryora entregó insumos a seis Centros de Participación Ciudadana (CPC), en el marco del Plan de Desconcentración Operativa y Descentralización que lleva adelante el municipio. Los Centros de Participación Ciudadana de Arguello, Guiñazú, Colón, Monseñor Pablo Cabrera, Ruta 20 y Centro América recibieron desmalezadoras, barredoras industriales, palas, carretillas y materiales de higiene y seguridad para el personal, entre otros elementos.

Estas herramientas servirán para fortalecer las tareas de lucha y prevención contra el dengue que la Municipalidad de Córdoba viene realizando, como la fumigación preventiva y la disposición de contenedores de saneamiento ambiental.

En la oportunidad, el intendente expreso su satisfacción por esta primera entrega que tendrá continuidad en el tiempo, posibilitando así cumplir con su promesa de campaña de descentralizar servicios de la Municipalidad, posibilitando que los CPC sean los encargados directos de atender las problemáticas Barriales.

“Esta es una inversión de más de 2 millones de pesos y es la primera. Hacía muchísimos años que no se le repartía herramientas de este nivel a los CPC y esto es muy importante porque así pueden satisfacer las demandas de los vecinos más rápido”, expresó Llaryora.

El intendente sostuvo que el municipio y los vecinos deben trabajar en conjunto para enfrentar el dengue. “La Municipalidad entrega las herramientas para desmalezar y limpiar la ciudad y los vecinos colaboran con el descacharreo en sus hogares”, finalizó

Esta acción se repetirá en los próximos días con los restantes CPC de la ciudad. El acto contó con la presencia del Secretario de Participación Ciudadana, Guillermo Marianachi.