Gestión Llaryora priorizará zona sur (lanza Unidad Ejecutora)

La Municipalidad creará la Unidad Ejecutora Zona Sur, destinada a articular el accionar de las distintas secretarías sobre el sector de la ciudad que necesita mayor presencia del municipio. El programa dependerá de la Secretaría de Gobierno que comanda Miguel Siciliano y será encabezado por Fernando Masucci, que deja la dirección del CPC Villa Libertador. Su sucesor aún no fue definido.

Por Felipe Osman

La gestión de Martín Llaryora al frente del Palacio 6 de Julio ha decidido concentrar buena parte de su atención en la zona sur de la ciudad, en el entendimiento de que este sector, con epicentro en el barrio Villa El Libertador, es probablemente el que experimenta las necesidades más acuciantes. Entre ellas, la imperiosa necesidad de reforzar el sistema cloacal.
Debe recordarse que Villa El Libertador se encuentra en emergencia ambiental desde mediados de 2016 por el hundimiento de suelos causado por la subida de las capas freáticas, producto de las deficiencias del sistema cloacal que, según apuntaron desde la Municipalidad, deviene del “abandono” de la zona por la anterior gestión.
En dialogo con Alfil, el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Córdoba, Miguel Siciliano, apuntó que a pesar de que la Provincia ha estado presente para asistir a las necesidades de los vecinos, la gestión municipal precedente no hizo lo propio y al aterrizar en el Palacio 6 de Julio Hacemos por Córdoba se encontró con una grave ausencia del Estado Municipal en la zona.
Llenar este vacío, explicó el funcionario, es la razón esencial de que Llaryora haya dispuesto la creación de la Unidad Ejecutora de la Zona Sur. De este modo la actual gestión espera subsanar la falta de atención del municipio hacia los problemas que experimentan no sólo los vecinos de Villa El Libertado, sino también de los barrios de la región.
La Unidad Ejecutora de la Zona Sur, según apuntaron autoridades municipales, no reducirá su tarea a la proyección de obra pública en el sector, sino que abordará todas las problemáticas articulando de manera transversal con todas las secretarías que integran el gabinete municipal para llevar soluciones a los vecinos.
Si bien se reconoce que el principal problema está dado por las deficiencias del sistema cloacal, lejos está de ser el único. La Unidad Ejecutora abordará también otros asuntos relacionados con infraestructura, problemas habitacionales, un asfaltado maltrecho porque a la ampliación (acotada) del sistema cloacal no sobrevinieron trabajos de reparación de las calles, erradicación de basurales a cielo abierto, recuperación de espacios verdes, construcción de desagües, iluminación, una mejor calibración del servicio de recolección, la provisión de agua potable (existen cuatro cooperativas de la zona que aún no cuentan con este servicio esencial), regularización de asentamientos que necesitan regularizarse y subsanar las fallas desatadas por la ausencia de planificación urbanística en la zona.
Como se observa, las problemáticas a abordar son disímiles, y es por ello que se habla de un trabajo de articulación transversal. La Unidad de Ejecución no tendrá como tarea propia encontrar la solución a cada uno de estos problemas, sino articular a todas las oficinas y organismos del Estado aludidos para encontrar respuestas ágiles a cada uno de ellos.
Este organismo será dirigido por Fernando Masucci, que ya se ha desvinculado de la dirección del CPC Villa Libertador. Y aunque se desconoce quién será en definitiva su sucesor, todos dan por sentado que -ya sea permaneciendo en la Subdirección, ya sea ascendiendo a la Dirección- Stella Bustos Fierro seguirá en el organigrama de ese Centro de Participación Vecinal.
A pesar de ser originario de la seccional 11va, debe destacarse que Masucci coordinó, junto a Leonardo Limia y Sandra Trigo, la seccional 10ma en las últimas elecciones y tiene por ello un conocimiento acabado sobre las necesidades la zona.
Con esta iniciativa Llaryora refuerza las señales de que su gestión irá volcándose cada vez más al territorio, y particularmente a los sectores más relegados. En esta oportunidad poniendo el foco sobre la zona sur, proyectando priorizar la asignación de recursos a este sector, y poniendo al frente del proyecto a dirigentes con un perfil más político que técnico.