Dosis de oxígeno de Nación: Córdoba espera pagos de Anses y ATN

En el marco de una relación más fluida con el gobierno de Alberto Fernández, la Caja recibirá dos cuotas adeudadas del plan de pagos 2020, que sumarían 600 millones. Prometieron enviar en breve la segunda parte de la ayuda vía ATN. Schiaretti avala toda la emisión monetaria que haga falta, según fuentes seguras.

Por Bettina Marengo

El gobierno de Juan Schiaretti espera que durante abril, la Anses envíe a la Caja de Jubilaciones dos cuotas de los adelantos del acuerdo 2020 que estaban atrasados, y además confía en la inminente llegada de la segunda cuota de la ayuda vía ATN que comprometió la Casa Rosada a las provincias, entre ellas Córdoba.

El ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, participó en forma remota de la reunión de la comisión de Presupuesto de la Legislatura provincial donde se debatió el proyecto del Ejecutivo para emitir bonos por nueve mil millones de pesos para pagar deudas con los proveedores del Estado. En la comisión también se trató el aval por cuatro mil millones de pesos que dará la Provincia a las pymes que no tienen condiciones crediticias para tomar préstamos con el Banco de Córdoba. Ambas iniciativas serán convertidas hoy en ley.

En ese marco, y cuando los legisladores le preguntaron por las finanzas provinciales y la ayuda nacional para atravesar la caída de la recaudación propia y de la coparticipación federal, Giordano adelantó la llegada en abril de dos cuotas del acuerdo con Anses por el déficit de la Caja de Jubilaciones. Se trata de un plan de cuatro cuotas, de las cuales Anses había pagado solamente una. Según confirmó el propio funcionario al diario Alfil, serán unos 600 millones de pesos.

En cuanto a los 120 mil millones que Presidencia prometió hace diez días a Córdoba, de lo cual aproximadamente la mitad corresponde a ATN, el compromiso de la Casa Rosada a El Panal sería enviar en breve una nueva remesa. Hace una semana giró los primeros 20 mil millones.

Si bien las transferencias no resuelven el problema financiero de Córdoba, que ya anunció que tendrá dificultades para pagar salarios públicos, el titular de Finanzas no ocultó el buen momento de diálogo que atraviesan las relaciones con la Nación, tal como informó este diario en su edición del lunes. Tras comentar a los legisladores de la comisión que había conversado horas antes con Alejandro Vanoli, el titular de Anses a nivel nacional, mencionó que se mantiene en contacto con Walter Agosto, el ministro de Economía de Santa Fe, que también tiene caja previsional propia y acreencias con la Nación. “Coordinación” es la palabra que usó Giordano para describir la fluidez del trato entre Nación y ambas provincias.

Aunque no lo dirán en voz alta, fuentes off the record del Centro Cívico indicaron a este diario que Schiaretti avalará toda la emisión monetaria que el equipo económico del presidente Alberto Fernández considere necesaria para que el Tesoro Nacional sostenga una economía semiparalizada. “Tiene que tener más política de emisión”, considero un funcionario que dejó el traje ortodoxo en la oficina. Una alta fuente del Ministerio de Economía de la Nación sostuvo ayer a este diario que “en principio”, el producto de la emisión no se reparte entre los estados provinciales, como algunos gobernadores reclaman, sino que se destina a los gastos del gobierno central. Por ejemplo, el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que en Córdoba cobrarán unos 650 mil personas.

Giordano admitió que se espera un mes de mayo con caída de la recaudación mayor aun a la que se produjo en abril, porque el efecto de la cuarentena que comenzó a mediados de marzo se sentirá de lleno. Una de las medidas que anunció el gobierno provincial para paliar la crisis fue el recorte de más del 30 por ciento de los salarios más altos de la administración pública. Ayer el titular de Finanzas estimó que si la quita opera en los 400 salarios más altos (de planta política o no), el ahorro que se obtendría tendría un impacto mínimo en la economía provincial. La liquidación de haberes cierra entre el 18 y el 22 de cada mes, de modo que la provincia tiene algunos días por delante para definir el alcance del ajuste.