Réplica mestrista a opositores: no están en el Comité

Desde el oficialismo partidario afirman que la negrista De Ferrari está suspendida, y que el angelocista Fabre nunca concurrió

Por Alejandro Moreno

La denuncia de la negrista Patricia De Ferrari y del angelocista Javier Fabre, acerca de que no fueron invitados a participar de la reunión del Comité Central de la Provincia la semana pasada, realizada por el sistema virtual Zoom, tuvo una réplica desde el corazón del mestrismo.
Un alto dirigente del oficialismo partidario reconoció a Alfil que ambos “no fueron invitados”, pero advirtió que hubo razones para ello que no tienen que ver con los grupos internos a los que pertenecen.
De Ferrari y Fabre -de los núcleos Morena y Línea Córdoba, respectivamente- acusaron al mestrismo de ignorarlos para el encuentro virtual de la semana pasada, que fue presidida por Ramón Mestre, en la que se analizaron los escenarios provincial y nacional por la crisis del coronavirus.
Tal como publicó este diario ayer, De Ferrari sostuvo que “la institucionalidad en la Unión Cívica Radical es un principio que dejó de ser un activo para esa conducción”. “Cuando debemos estar todos juntos, ellos restan”, señaló.
Por su parte, Fabre explotó en Twitter al manifestar que en la reunión había “gente que no es del Comité provincia”, y que “se olvidaron de avisarnos a varios que sí lo somos”. “Esto demuestra que la vocación autoritaria no cambió; siguen igual que siempre”, protestó.

La réplica
Desde el mestrismo afirmaron que otros dirigentes negristas sí fueron invitados a participar, pero que decidieron no hacerlo. La falta de convites a De Ferrari y a Fabre tiene, para el oficialismo partidario, dos buenas explicaciones.
De Ferrari fue suspendida en su cargo de vicepresidente 1° del Comité Central por haber integrado la lista de Juntos por el Cambio -la alianza entre el PRO, el Frente Cívico y la Coalición Cívica-ARI que llevó como candidato a gobernador a Mario Negri, en contra de la UCR-, y por haberse incorporado al bloque de legisladores de la coalición.
La medida del Comité Central fue recurrida por De Ferrari ante la Justicia Electoral Federal, que le dio la razón considerando incorrecto su desplazamiento del cargo.
Sin embargo, los mestristas entienden que el fallo del juez federal Ricardo Bustos Fierro no está firme porque el Comité Central apelará ante la Cámara Nacional Electoral, una vez que culmine la feria judicial.
“No ocupa actualmente el cargo de vicepresidente 1° del partido, y por eso no la invitamos”, fue la explicación.
Respecto de Fabre, sencillamente entienden desde el mestrismo que el angelocista ya no es más secretario del Comité Central.
“No vino nunca, ni siquiera cuando asumimos (en septiembre de 2018)”, esgrimen. Y citan la Carta Orgánica de la Unión Cívica Radical para justificar que Fabre no forma parte del elenco de secretarios del partido.
El artículo 25 de la Carta Orgánica es el que los guía: “Los integrantes del Comité Central que faltaren a cinco sesiones consecutivas u ocho alternadas, sin causas justificadas, quedarán ipso facto cesantes en su cargo. Podrán pedir licencia por justa causa. Los suplentes de la mayoría suplantarán a los de la mayoría y los de cada minoría a los de la minoría a la que pertenezcan”.

De Loredo pidió testeos a empleados de geriátricos
El concejal radical Rodrigo de Loredo pidió ayer al gobierno municipal que se avance en un testeo masivo a todo el personal que trabaja en los 160 geriátricos de la ciudad, a los fines de proteger a los adultos mayores.
De acuerdo con los datos oficiales que cita De Loredo, Córdoba cuenta con un establecimiento público y se encuentran habilitados un total de 159 residencias privadas.
Además, De Loredo propuso crear un registro del personal activo en los geriátricos y ejecutar un monitoreo periódico de cada uno de ellos, para detectar de forma inmediata la aparición de síntomas compatibles con coronavirus.
“Los datos demuestran que el covid-19 afecta de forma más grave a mayores de 60 años, en especial a aquellos con patologías previas. También está demostrado que los adultos mayores tienen el índice más alto de muertes. Por eso pedimos que se refuercen las medidas preventivas para los casi cinco mil ancianos que residen en geriátricos en nuestra ciudad”, expresó De Loredo.
De Loredo solicitó reforzar los controles y continuar con la implementación de los protocolos de cuidado, higiene y salubridad establecidos tanto por el Ministerio de Salud de la Nación como por el Comité Operativo de Emergencia.
“En los centros de cuidados de adultos mayores se produce un contacto estrecho entre cuidadores y residentes, así como una convivencia estrecha con otros residentes, por lo que cobran gran importancia las medidas de prevención y control encaminadas a prevenir la infección de esta enfermedad”, concluyó.