Jure propone bajar el 30 % dietas y sueldos de funcionarios

Presentó un proyecto en la Legislatura de Córdoba para reducir en un 30 por ciento los sueldos del Poder Ejecutivo y Legislativo e invitó al Poder Judicial a sumarse a la iniciativa. Habrá que ver si los integrantes de la Legislatura están dispuestos a poner su granito de arena y mostrarse solidarios con el resto de la comunidad. Lo recaudado ira al fondo de emergencia.

Por Alejandra Elstein

El legislador provincial Juan Jure (Rio Cuarto) acaba de enviar un proyecto de ley a la legislatura provincial proponiendo la reducción del 30 por ciento del sueldo a los funcionarios políticos de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la provincia de Córdoba para direccionar los recursos hacia quienes más lo necesiten. Pero, además, el proyecto pone a disposición del gobernador la posibilidad de ampliar el porcentaje y sostener todo el tiempo que lo crea necesario.

El proyecto ya fue enviado vía on line y cuando se retomen las tareas legislativas se espera que tenga ingreso parlamentario.

Teniendo en cuenta el esfuerzo que está haciendo toda la población, Jure y algunos de sus compañeros de bancada consideraron que había que acompañar más allá de las palabras con una medida concreta y sumarse al resto de la comunidad en la pandemia que está sufriendo Córdoba en particular y el mundo en general.

“Hoy, más que nunca, debemos tener gestos de buena voluntad en pos de quienes están poniendo el mayor de los esfuerzos para sacar nuestro país adelante”, dijo el legislador.
“Estamos atravesando un momento difícil, en el que todos estamos aprendiendo que la única manera de salir adelante es estando unidos y siendo solidarios”, agregó.
Esta no es la primera vez que Jure toma una decisión de estas características. Allá por el 2001, cuando era concejal, junto a su compañera Laura Iribarne, presentaron un proyecto donde los concejales se bajaban el 50 por ciento del salario. La medida fue aprobada y durante un año tuvo plena vigencia. Más tarde, cuando fue intendente, también dispuso congelar el sueldo de la planta política y así se acortó la diferencia entre lo que cobraban los funcionarios con el salario que cobraban los trabajadores de planta.

Jure consideró que esta medida trasciende lo inmediato, ya que no sólo hay que trabajar para controlar el virus sino también para todo lo que vendrá después y las futuras medidas que el gobernador Juan Schiaretti va a tener que tomar para salir de la profunda crisis económica en la que va a estar imbuida la población y los trabajadores de Córdoba. Consultado sobre si esta medida no será leída como un gesto demagógico u oportunista, Jure lo negó de plano. “Esta medida sirve para marcar el camino para lo que viene para adelante. No es oportunista sino que es una decisión necesaria para acompañar todo lo que se tendrá que hacer más adelante”. Pero un dato no menor es que en el proyecto se le da la facultad al gobernador, que es quien conoce todos los números en profundidad, para que lo conduzca tal como lo crea necesario.
“El es el comandante de este barco y nosotros debemos acompañarlo desde el lugar donde estemos”. En el proyecto también invita al Superior Tribunal de Justicia para que se sume a la iniciativa. El Poder Judicial tiene independencia para hacerlo, así que desde el legislativo sólo pueden invitarlo a que lo haga, confiando en que también tomen conciencia del enorme esfuerzo que hay que hacer entre todos para ayudar a quienes más lo necesitan.

El proyecto

El alcance de la iniciativa incluye a personas que se desempeñen funciones por elección popular, ministros, secretarios de ministros, fiscal de Estado, Procurador del Tesoro, secretarios, subsecretarios y las personas que por disposición legal o reglamentaria ejerzan funciones de jerarquía equivalente, además los funcionarios para cuyo nombramiento y remoción la Constitución y las leyes fijan procedimientos especiales. La duración de la ley será de tres meses y podrá ser prorrogada en el tiempo de manera automática por el Poder Ejecutivo Provincial, como así también podrá modificar los porcentajes a descontar en dietas y haberes. Los fondos ahorrados como consecuencia de la reducción del 30% de las dietas y haberes tendrán como destino el Fondo para Atención del Estado de Alerta, Prevención y Acción Sanitaria por Enfermedades Epidémicas, creado por la ley 10690 de Emergencia Pública Sanitaria de la Provincia de Córdoba.

Fundamentos

Entre los fundamentos se destaca que “se trata de una situación extraordinaria, que gravita sobre el orden económico social, y de la salud humana con su carga de perturbación acumulada, en variables de escasez, pobreza, penuria o indigencia, originada en un estado de necesidad al que hay que ponerle fin”.
Agrega que la “etiología de esta situación, sus raíces profundas y elementales y, en particular, sus consecuencias sobre el estado y la sociedad, al influir sobre la subsistencia misma de la organización jurídica y política, o el normal desenvolvimiento de sus funciones, autoriza al Estado a restringir el ejercicio normal de algunos derechos patrimoniales tutelados por la Constitución Nacional”.

“El principio de solidaridad que debe presidir las relaciones humanas en especial en situaciones límites como la que padecemos, y nos obliga a quienes ejercemos funciones políticas, asumir la ética de la solidaridad frente a quienes sufren los efectos de la pandemia”, reza el proyecto. Destaca que “nos encontramos ante una Emergencia de Salud Pública de preocupación internacional y que, según la definición de la OMS, se trata de “un evento extraordinario que constituye un riesgo para la salud pública de otros Estados a través de la propagación internacional de la enfermedad y que potencialmente requiere una respuesta internacional coordinada. Esa definición implica una situación que es: grave, repentina, inusual o inesperada; tiene implicaciones para la salud pública más allá de la frontera nacional del Estado afectado; y puede requerir una acción internacional inmediata”.

Se recuerda, además, que “sólo se han declarado cinco emergencias de este tipo en la década pasada: el virus del H1N1 que causó una pandemia en 2009; la epidemia de casos de polio en 2014 que después de haber estado casi erradicada se consideró como un evento inesperado; la crisis del ébola en el oeste de África en 2014; la epidemia del virus del Zika en 2016; y el brote de ébola en la República Democrática del Congo que comenzó en 2018 y fue declarado emergencia en 2019. El Comité de Emergencias está compuesto por expertos de todo el mundo que operan bajo el Reglamento Sanitario Internacional, desarrolladas después del brote de Síndrome Agudo Respiratorio Severo SARS en 2002.

El actual brote epidémico de coronavirus es una emergencia de salud global y desde el inicio de la propagación del virus ya ha llegado a más de un centenar de países, enfermando a millares de personas, y ha afectado los viajes y los negocios en todo el mundo”.

Por último considero que “estamos ante un estado de emergencia que implica la existencia de una situación fuera de lo normal. Son situaciones o casos críticos imprevisibles, resultan extraordinarios y excepcionales.

La doctrina denominada ‘derecho de emergencia’ gira en torno a cuatro elementos fundamentales: a) situación que exige una rápida respuesta estatal, b) acto necesario para enfrentarla, c) sujeto necesitado-estado, y d) derecho de necesidad que atienda la problemática de la situación descripta”. Habrá que esperar qué deciden los legisladores y si en el debate deciden poner su granito de arena para que entre todos se pueda superar esta crisis y la que vendrá.