Para El Panal, en Córdoba la cuarentena está bajo control

El fin del feriado largo era considerado un día crítico, pero no se produjo el nivel de circulación que se vio en Buenos Aires. Por ahora no está previsto pedir refuerzos de fuerzas de seguridad nacional. Las imágenes que tranquilizaron al gobierno. Aval a medidas de Nación.

Por Bettina Marengo

El gobierno provincial mantiene un cauto optimismo por la “disciplina social” de los cordobeses frente a las restricciones ambulatorias dispuestas por la Nación en el marco de la pandemia del coronavirus, y por el resultado de las rutinas de control implementadas desde el Ministerio de Seguridad.

En ese marco, en el Centro Cívico consideran que por ahora no sería necesario pedir a la Casa Rosada refuerzos de personal de Gendarmería o de otra fuerza de seguridad nacional para garantizar los controles de las restricciones de movilidad, refuerzo que por otra parte no habría sido ofrecido hasta ayer. Además de la Policía provincial y la Caminera, el gobierno cuenta con la dotación estable de Gendarmería en Córdoba, que alcanza a 150 uniformados operativos en Capital y otros 500 en el interior, provenientes de los cuarteles de San Francisco, Villa María y Jesús María. Cuantitativamente menos significativos, también operan fuerzas de la Policía Federal y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Una fuente cercana al gobernador Juan Schiaretti aseguró a este diario que se avalarán todas las medidas que tome el gobierno de Alberto Fernández en relación a la emergencia sanitaria, incluso si finalmente se declara el estado de sitio, y que todas las estrategias, salvo cuestiones puntuales, serán coordinadas con Nación. Esto viene sucediendo desde que inició la pandemia. De hecho, el mandatario provincial viajó el jueves pasado a la Quinta de Olivos y acompañó a Alberto Fernández cuando anunció la cuarentena total para contener la pandemia. En tal sentido, la fuente sostuvo que Córdoba no tomará resoluciones por su cuenta, como sucedió en otras provincias.

Una prueba de fuego para el cumplimiento de la cuarentena fue el final del fin de semana largo. El miércoles era temido como un “día crítico” luego de cuatro jornadas domingueras, pero la evaluación de la Provincia fue positiva. Una segunda fuente segura de El Panal admitió que por la mañana aumentó el tránsito en los puentes de acceso al Centro de la ciudad, pero remarcó que con el correr de las horas la circulación se atenuó y se redujo notablemente. Lo mismo indicó respecto al martes por noche, cuando se suponía que iban a regresar las familias que el jueves partieron a domicilios alternativos a pasar el  feriado largo. “La estrategia de controles en las ruta dio resultado”, aseguran. La hipótesis (de un regreso masivo) fue desalentada por el plan de control implementado” señaló un funcionario de alto rango. Desde que comenzaron las restricciones ambulatorias, la Policía de Córdoba ha detenido a unas 1.700 personas, cifra repartida entre los distintos centros urbanos de la provincia.

No sin satisfacción, en el Centro Cívico compararon el escenario cordobés con el que se vive en Capital Federal y en el AMBA, donde el tráfico de vehículos particulares tuvo un crecimiento preocupante luego del feriado extra largo. El propio Alberto Fernández exhibió su malestar por la violación de la cuarentena en el área más densamente poblada del país y donde se registran el 70% de los actuales casos de coronovirus confirmados. “Lo que entra por la razón, va a entrar por la fuerza”, sostuvo el presidente ayer, lo que renovó las versiones de una posible declaración de estado de sitio.

A esas horas, en las principales oficinas del gobierno circulaban imágenes de cámaras de la Policía de Córdoba apostadas en puntos neurálgicos de la ciudad que mostraban calles completamente desiertas. Menos personas circulando en la calle significa, al menos en teoría, menos contagios, menos demanda del sistema de salud y menos muertes. Y Córdoba es, en el inicio de la pandemia, el cuarto distrito nacional en casos confirmados, luego de Capital Federal, provincia de Buenos Aires y Chaco.

Según el informe actualizado del Ministerio de Seguridad de la Nación, 2.226 personas fueron detenidas hasta ayer al mediodía por parte de las fuerzas federales (esto excluye a la Policía de Buenos Aires) por circular sin tener la justificación correspondiente, mientras que 600 vehículos fueron secuestrados. Un total de 41.346 personas fueron notificadas y 106.331 vehículos controlados. Frente a esos números, el gobierno nacional anunció fortalecimiento de las medidas de control en el ámbito de AMBA (Area Metropolitana Buenos Aires).

Alberto Fernández encabezó ayer en Olivos una reunión del Comité Operativo de Emergencia (COE), que reúne al conjunto de las fuerzas de seguridad, con el objetivo de reforzar el cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto para mitigar la expansión local del coronavirus Covid-19. De allí salió la advertencia “por la razón o por la fuerza”.