Los Ni-Ni de UCR sumaron a Negri (pero Juan, no Mario)

El Comité Central suspende sus actividades. Aún, sin fecha para la interna

Por Alejandro Moreno

Juan Negri fue la gran sorpresa en la nueva reunión que el viernes pasado realizó el grupo Ni-Ni, que busca establecer un nuevo liderazgo en la Unión Cívica Radical, sin Ramón Mestre ni Mario Negri. ¿El hijo de Mario Negri participó como espía, cometió un error, o satisfizo las expectativas de los que en ese grupo quieren sumar al negrismo pero sin su referente?
Los miembros del grupo Ni-Ni (o Corea del Centro) tienen algo en claro: quieren desplazar a Mestre de la conducción de la UCR, ya sea que compita por su reelección en la presidencia del Comité Central o que impulse para ese cargo a alguien de Confluencia, que podría ser su hermano Diego.
Pero en relación a Negri hay matices: unos aspiran a que la renovación sea absoluta, y que los dirigentes que fueron los grandes referentes (y responsables) de los últimos años de la UCR sean reemplazados; otros, en cambio, pretenden que el negrismo se incorpore a esta corriente aunque sin que Negri asome la cabeza. Esa condición tiene para Mario Negri el riesgo de diluirlo o de colocarlo en la misma condición que otros jefes de grupos internos con menos relieve, por lo que no estaría viendo con buenos ojos el plan Ni-Ni.
Cuando apareció Juan Negri en la reunión del viernes hubo quienes sonrieron y quienes hicieron una mueca de fastidio (y luego todos ellos se encargaron de transmitir esos sentimientos a otros referentes partidarios e incluso a los periodistas que les consultaban durante el fin de semana).
El concejal estuvo acompañado por otros dirigentes de Morena, como Julio Ochoa y el intendente Marcos Carasso, de General Cabrera. Del encuentro participaron también Javier Bee Sellares y Orlando Arduh, del núcleo Consenso; Rodrigo de Loredo, Mauricio Cravero y el intendente Gistavo Botasso, de Hernando, por Marea Radical; Javier Fabre, el presidente de la Línea Córdoba; y otros intendentes como Marcos Ferrer, de Río Tercero, y Carlos Ciprian, de Sinsacate, ligadísimo a su par de Jesús María, Luis Picat.
Los Ni-Ni tratarán de sumar más adhesiones en los próximos días. El convite llegará a dirigentes que orbitan el mestrismo con mayor o menor frecuencia, como el intendente de Bell Ville, Carlos Briner, los alfonsinistas Dante Rossi y Sergio Piguillem, y el nicolacista Miguel Nicolás. Nadie imagina qué respuestas podrían obtener de cada uno de ellos.
El grupo, en definitiva, trabaja para incorporar a antimestristas, no mestristas y ex mestristas. Los que están bloqueados son los mestristas, mientras no abjuren de su adhesión a Confluencia.

Sin fecha
Todos estos movimientos están enfocados a las elecciones internas para renovar las autoridades partidarias. El Comité Central de la UCR tenía previsto realizar hoy a las 15 una reunión en la que podría haberse hablado del calendario electoral, pero el presidente Ramón Mestre informó a Alfil que se suspendió por la crisis causada por el Coronavirus. Incluso anticipó que, teniendo en cuenta la situación que se vive en Italia y España y que teme que se replique en Argentina, conviene esperar para resolver.