Talleres, “Fútbol para Todos”, Tinelli y Pergolini

Las cartas ya están siendo jugadas y crece la posibilidad de que haya partidos transmitidos por TV Pública como en tiempos de dominio K. Detalles del nuevo escenario, la conciliación entre los rivales televisivos de los ’90 y el papel de Talleres en este nuevo tablero de “Liga Profesional”.

Por Federico Jelic

talleres¿Te acordás las salvajes peleas por el rating entre los dos divos de la televisión en los ’90? Marcelo Tinelli con “Videomatch” y Mario Pergolini en “La TV Ataca” protagonizaron duelos mediáticos y faranduleros pero bueno, todo cambia. Hoy como presidentes de San Lorenzo  y vice segundo de Boca Juniors mantienen una estrecha relación en AFA donde pugnan para escalar poder y meterse de lleno en las influencias del fútbol argentino. Dentro de la serie de cambios y modificaciones políticas que pregonan desde la calle Viamonte, en medio de la compulsa y la guerra declarada contra la Superliga, podemos certificar que  “No los une el amor sino el espanto”, como diría un tal Borges…

Es decir que después de aquella grieta televisiva, hay intereses que  hoy los tiene de aliados. He ahí el por qué de las reuniones permanentes con el titular de AFA Claudio Tapia, todo esto en marco del armado de un nuevo núcleo para manejar no solo los partidos sino los derechos de TV, dentro del inminente desapoderamiento sobre Superliga. La “Liga Profesional” ya toma forma y será el hombre fuerte de San Lorenzo el encargado de conducirla. Todo esto aprovechando los vientos de cambios y la genuflexión de los encargados de la conducción de Casa Rosada. Tinelli encontró allí abrigo suficiente para su plataforma, incluso forma parte del “Comité contra el hambre”, siempre cercano al presidente de los argentinos Alberto Fernández. Pergolini, a pesar de tener ideología con otro signo político nacional, se suma a esta nueva ola de transformaciones en un ya poco transparente fútbol argentino. Todo sea para diferenciarse de su antecesor en la Boca, Daniel Angelici.

Entonces, ¿Vuelve Fútbol para todos? Aparentemente no, la chance de que algunos partido sean transmitidos por TV abierta y la TV Pública es latente aunque no abarcaría más que eso, sin producción ni erogaciones estatales discrecionales como fue en tiempos de Kirchnerismo. La pregunta es, ¿Cómo quedan parados Talleres y su primer mandatario Andrés Fassi en este tablero político? Fiel ladero de la Superliga, parece encontrar más enemigos que adhesiones en este contexto.

La Liga Profesional toma forma

En definitiva la nueva “Liga Profesional” servirá para unir a los dirigentes que con Superliga se sentían fuera de las decisiones. Y es contradictorio porque el mismo Tinelli fue fervoroso alentador de esta empresa que hoy explota y patrocina el fútbol argentino, ya que el CEO de esa firma, Mariano Elizondo, estuvo bajo su mando en su productora “Idea del Sur”. Así de bipolar es todo en AFA.

En cuanto a la toma de decisiones, se habla la necesidad de que el presidente de River Rodolfo D’Onofrio se sume a la mesa chica, a pesar de su ausencia en la gran cena de 14 presidente de los clubes en la quinta de Tapia.  River tomó más poder  en CONMEBOL que en AFA, y a modo de tregua, le ofreció el “Chiqui” recuperar lugar en el ente madre. Todos unidos triunfaremos…

El dilema son los derechos firmados por Ted Turner, Fox Sport y TNT Sports. Sería obstáculo para aquella populista decisión de que la TV Pública transmita al menos tres partidos por fecha y en definitiva, esta arista es crucial para avanzar en promover el desembarco del fútbol gratuito, bastión propagandístico del Kirchnerismo en tiempos de las primeras grietas en el Fútbol Argentino. En aquella ocasión se trató de una expropiación con juicios millonarios, en este caso, el escenario parece tener la misma tónica.

Talleres y Fassi, ¿en jaque?

Clarísima es la necesidad de Talleres de acomodar el chasis en este complejo ambiente. Fassi siempre criticó los manejos espuriosos de AFA, los favoritismos, el amiguismo, la escasa seguridad jurídica en todo sentido y por eso no tardó en sumarse a la trinchera de la Superliga. Pero con este nuevo horizonte donde se ganó más disgustos que adulaciones, donde la batalla por las Sociedades Anónimas parece quedar al margen y en retirada, el actual mandatario albiazul tiene por delante una difícil cruzada. Igual ya tiene agendadas reuniones con Tapia y algunos referentes de la nueva Liga Profesional, aunque solamente podrá acceder a una silla en el Comité Ejecutivo una vez que se designen las funciones de los clubes en este universo. Talleres hoy parece tener pocos amigos. Incluso el presidente de Lanús Nicolás Russo lo tildó de “Querer ganar dinero y que solo le importan los negocios”, sin olvidar que el propio Russo manifestó que las instituciones firmaron sin leer el contrato con Superliga. Un pensamiento diametralmente opuesto a la lógica.

Otro capítulo más de las relaciones de contubernio entre la política  y el fútbol y donde el propio Tapia consiguió en el cónclave no solo el quórum suficiente para rescindir a la Superliga sino también para adelantar la Asamblea en AFA y quedar reelecto como mandamás hasta 2023.  Una movida política de magisterio pero  a costa y en detrimento del prestigio  y la seriedad en el fútbol argentino. Fassi siempre remó contra la corriente en esta atmósfera aunque ahora tendrá que ceder y negociar si pretende no pasar inviernos ni especulaciones en el campeonato.